Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Viernes, 10 de febrero de 2006 - 22:14 GMT
Venezuela, pobreza y petróleo

Vladimir Hernández
Enviado especial de BBC Mundo a Caracas, Venezuela

Los alrededores de la capital venezolana se caracterizan por dos cosas: una imponente y frondosa montaña que separa el mar de la ciudad y las populosas barriadas en cada cerro del valle de Caracas que no dejan que los habitantes olviden el grave problema de pobreza que tiene uno de los principales exportadores de petróleo en el mundo.

Barrio Bruzual, Caracas. Foto: Vladimir Hernández.
Las callejuelas de los barrios caraqueños reflejan las duras condiciones de los sectores más necesitados.
Desde uno de estos barrios, idénticos a las favelas brasileñas y con una visible miseria, María Bernal sonríe.

El día que la conocí, en el barrio Bruzual, sector Las Malvinas, una loma al sureste de Caracas, María tenía que cocinarles a más de 100 personas de su comunidad, una de las más pobres de la ciudad, y no había agua en su casa. Pese a lo complejo que se asomaba la jornada, como es casi todos los días, la sonrisa se mantenía ahí.

María coordina uno de los programas sociales que creó el gobierno venezolano, con financiamiento directo de los ingresos petroleros de la nación y su tarea es dirigir con cuatro mujeres las actividades de la Casa de la Alimentación (como se llama el proyecto), el cual provee aunque sea de una comida diaria a mujeres, niños y ancianos que se encuentran en extrema pobreza.

"A este presidente tenemos mucho que agradecerle; yo nunca imaginé que iba a tener una ayuda como esta", asegura.

"Aquí la necesidad era grande. Hay casas en las que viven hasta 40 niños, hay madres con 10 hijos, muchachas jóvenes que si no tienen ayuda de nadie pueden tener a sus niños desnutridos; por lo menos con esto tienen su merienda", señaló.

El plan de la Casa de la Alimentación recibe los suministros del gobierno venezolano y es apenas uno de varios programas oficiales que se vienen efectuando en las áreas de vivienda, alimentos, salud y educación, llamados "Misiones" y que a veces son bautizados con el nombre de próceres del país.

Estructura

En Venezuela entre diciembre de 2002 y febrero de 2003 se produjo un paro nacional de actividades que incluso llegó a detener el motor del país: la industria petrolera.

El hecho provocó una caída económica de hasta 24,3% del producto interno bruto en el primer trimestre de 2003, desatando una crisis que tuvo repercusiones en todos los niveles.

María Bernal, Barrio Bruzual, Caracas. Foto: Vladimir Hernández.
María espera en la puerta de su casa a los comensales de la jornada.
Es después de estos eventos que surgen los programas sociales del gobierno de Hugo Chávez, que sustituyeron el financiamiento a través de los ministerios para ejecutar los recursos directamente desde la estatal Petróleos de Venezuela. Aunque luego, en la campaña electoral del referendo revocatorio presidencial se anunció la creación de toda una lista de programas.

Así surgió Mercal, que consiste en proveer de alimentos subsidiados a la población, seguido por la Misión Robinson (para el analfabetismo); la Misión Ribas y la Misión Sucre, que persiguen brindar educación primaria y secundaria en las comunidades excluidas; y también Barrio Adentro, asistencia médica gratuita, que es quizás uno de los más polémicos.

Este programa se creó luego de un intercambio entre Cuba y Venezuela en donde el primero aporta médicos y entrenadores deportivos a cambio de barriles de crudo.

El objetivo de Barrio Adentro es prestar asistencia gratuita dentro de las localidades más pobres de la ciudad a través de unos módulos hexagonales instalados, o más bien insertados, dentro de la difícil arquitectura de un cerro con decenas de viviendas -hasta de latón- apiladas casi una encima de otra.

"Aquí vienen hasta personas que no están identificadas con el proceso revolucionario, escuálidas (mote para señalar a alguien de oposición), y reciben su tratamiento igualito", asegura Javier Núñez, dirigente comunitario del Barrio Bruzual, Sector El Topito, uno de los puntos más altos de la parroquia.

"Pero eso sí, comunidad que no cuide a su médico cubano a pedir se queda", aseveró Javier, "porque depende de la comunidad misma atenderlo y ayudarlo".

Javier Núñez en el Barrio Bruzual, Caracas. Foto: Vladimir Hernández.
Aquí vienen hasta personas que no están identificadas con el proceso revolucionario, escuálidas (mote para señalar a alguien de oposición), y reciben su tratamiento igualito
Javier Núñez
En cada centro puede haber uno o dos galenos cubanos que viven en el segundo piso de la estructura y que están para atender a los habitantes de la zona en tratamientos primarios o de emergencia.

Si el asunto es más complicado, en vez de enviarlo a un hospital, probablemente el paciente sea remitido a una clínica de Barrio Adentro II donde sin costo alguno puede recibir cirugía, exámenes de laboratorio, radiografías, citologías, entre otros.

De hecho, quienes esperan tratamiento a las afueras de una clínica popular, no ven al hospital como una opción. "No me atenderían tan rápido y además son caóticos", aseveró Luis Salazar, quien esperaba que le atendieran un dedo que parecía evidentemente quebrado.

Discernir

Pero como todo en Venezuela, un país extremadamente polarizado, siempre habrá dos puntos de vista.

Barrio Bruzual, Caracas. Foto: Vladimir Hernández.
Un módulo hexagonal de Barrio Adentro donde viven y trabajan los médicos cubanos.
"Estos son programas que comenzaron para movilizar a las masas con un claro tinte electoral (en 2004) y en eso fuero efectivas; pero ahora la tarea que tienen es atender las necesidades sociales, lo que les está costando", considera el sociólogo e investigador de las Misiones de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), Tito La Cruz.

"No creo que estén ayudando a salir de la pobreza, suministran una atención muy básica y primaria, por lo que sus alcances son limitados", añadió.

Desde la concepción de las Misiones, han surgido críticas especialmente hacia Barrio Adentro y la presencia de los galenos cubanos por parte de gremios médicos que pusieron en duda las credenciales de los especialistas; además en otras barriadas de la capital hay vestigios -módulos abandonados- de lo que fueron unidades de Barrio Adentro que no funcionaron.

"El problema es que los médicos venezolanos no han querido colaborar y prefieren hacer sus prácticas en zonas rurales que en los barrios necesitados", dice Fabiola, una voluntaria del comité de salud de Longaray, en la parroquia El Valle.

"En cambio, los cubanos están entrenados para estas situaciones y más dispuestos a sacrificarse", apuntó.

"A la gente no le importa si la atiende un finlandés, un suizo, un ghanés o un cubano, la gente lo que quiere es tener atención médica en su barrio ante una emergencia", manifestó Néstor Luis Luengo director de la Secretaría Social de la UCAB, que lleva a cabo investigaciones en el área. "El punto es que si se quiere mantener la atención de manera sistemática no se puede depender de un operativo de emergencia que sirva para uno o tres años.", dice

Fabiola, voluntaria del comité de salud de Longaray, El Valle, Caracas. Foto: Vladimir Hernández.
Los cubanos están entrenados para estas situaciones y más dispuestos a sacrificarse
Fabiola
"El Estado venezolano tiene una formidable red de ambulatorios, estructuralmente hablando son cerca de 4.000, y todos están en crisis, mal dotados, con problemas de cobertura, de contrato colectivo, pero que en general también son responsabilidad del Estado. Por ello, cómo se evita que al cabo de 10 años la estructura de Barrio Adentro no reproduzca los problemas de la red de ambulatorios", agregó el investigador.

Asimismo, hay quienes ven con incredulidad la capacitación alternativa que se brinda mediante los programas sociales educativos en los barrios. "No hay exámenes a los estudiantes, todo es una interacción con los facilitadores", reconoce Javier, quien sin embargo asegura que el plan logró incorporar a quienes han abandonado el sistema educativo.

"El tiempo dirá cuál será el efecto de estos programas", señaló Lacruz. "Entonces se sabrá cuál será la recepción en el mercado laboral que tendrán los graduados de estas Misiones".

Opinión y pobreza

Pese a las críticas los estudios de opinión aseguran que hay una matriz de opinión favorable hacia los programas gubernamentales financiados con el petróleo.

Barrio Bruzual, Caracas. Foto: Vladimir Hernández.
Millones de personas viven en pobreza en Venezuela.
"Nosotros estimamos que 4 de cada 10 venezolanos se siente beneficiado de las Misiones, lo que cuadruplica la penetración de políticas similares de otros gobiernos en el país", aseguró Luis Vicente León, director de la empresa encuestadora Datanálisis.

No obstante, León afirma que desde el año pasado la aceptación habría caído en unos 10 puntos porcentuales.

Asimismo, los investigadores de la UCAB aseguran que los programas sociales no han logrado una reducción en un tema clave: la pobreza.

En los últimos dos años los cálculos del Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales de esta universidad indican que la pobreza extrema ha disminuido en los últimos dos años, "pero hoy en Venezuela en términos relativos y absolutos hay más pobres que en 1998 (año en que arribó Chávez al poder)", apuntó Luengo.

Hoy en Venezuela en términos relativos y absolutos hay más pobres que en 1998
Néstor Luis Luengo
De hecho el último informe del Programa de Desarrollo Humano de Naciones Unidas (PNUD) indicó que en 2005 Venezuela había descendido seis escalafones en el índice de pobreza que calcula el organismo.

Estos hechos no encuentran eco en los beneficiarios de los programas, quienes más bien aseguran que el efecto ha sido positivo. "Yo sé que falta mucho por hacer, pero vamos poco a poco", asegura Javier.

Quienes compran un pollo a mitad de precio en Mercal o quienes esperan tratamiento gratuito en Barrio Adentro además afirman que ahora sí se invierte el petróleo "en el pueblo".

"Es parte de la revolución, pues, los cambios y que lleguen los recursos a donde tengan que llegar", dice Javier.


RESULTADOS
¿Cree usted que las Misiones del gobierno venezolano sirven para combatir la pobreza?
Si
 31.98% 
No
 66.21% 
No sabe
 1.81% 
5516 votos emitidos.
Estos resultados no tienen valor estadístico ni reflejan el punto de vista de la BBC.

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.

 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen