Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Viernes, 23 de septiembre de 2005 - 13:54 GMT
Ucrania: la frágil flor de la democracia

Robin Lustig
BBC

En la cuarta parte de su serie "En busca de la democracia", el analista político de la BBC presenta una visión sobre Ucrania.

Protestas en la Plaza Independencia, en Kiev.
La Revolución Naranja despertó la esperanza de una democracia real en Ucrania.
Por estos días, Ucrania tiene la sensación de estar viviendo un experimento que sólo está a medias.

Los embriagadores días de la Revolución Naranja, en el invierno pasado, realmente hicieron florecer la libertad.

Eso incluye la libertad de quejarse... Quejarse de que no hay suficiente libertad.

Pero, ¿es eso democracia? Bueno, el Presidente actual fue quien ganó la mayoría de los votos y el parlamento enfrentará elecciones el próximo año.

Además, la constitución está siendo reformada para darle más atribuciones al congreso y al Primer Ministro, lo que significa menos poderes para el Presidente.

Todo eso luce bastante democrático.

"Nada ha cambiado"

Sin embargo, las personas que acampan en un erial cerca del edificio del parlamento no están de acuerdo.

Están desencantadas, pero no quieren que vuelva el viejo régimen, sólo que sus quejas sean escuchadas.

En especial, no desean ver más a los funcionarios regionales corruptos que durante años han hecho miserables sus vidas.

En las provincias donde nosotros vivimos, lejos de Kiev, nada ha cambiado
Para ellos, la llamada Revolución Naranja sólo logró que un grupo de políticos reemplazara a otro.

"En las provincias donde nosotros vivimos, lejos de Kiev, nada ha cambiado", me dicen.

El escritor Andrej Kurkov no está de acuerdo. "Ahora hay una sensación de transparencia y responsabilidad democrática".

"La gente sabe ahora que si no le gusta un gobierno, lo pueden expulsar en las siguientes elecciones. Los políticos también lo saben"., agrega.

"En el pasado, cuando viajaba por el país hablando con los escolares, cuando les preguntaba qué esperaban del futuro, me decían que emigrar".

Eso ha cambiado ahora, me asegura: los escolares creen que hay esperanzas de lograr algo en Ucrania.

Oportunidades

Robin Lustig con  Andrej Kurkov.
Ahora hay más sentido de responsabilidad política, dice Andrej Kurkov (der.).
En Ucrania recordé la definición de democracia que un experto en estudios políticos me dio en California:

"Democracia es el sistema de gobierno que ofrece a la gente la oportunidad de descubrir quién es".

Si es así, Ucrania ciertamente parece más democrática ahora que antes de la Revolución Naranja.

Sin embarga, falta mucho por hacer. Existe mucha corrupción, en especial a nivel local.

Tensiones dentro de la coalición de gobierno -que provocaron que el presidente Víktor Yushchenko disolviera el gabinete- han retrasado reformas económicas necesarias.

Y Rusia, el gigante vecino, es suspicaz sobre todo lo que está ocurriendo en Kiev.

El kremlin no desea que los rusos vean en Ucrania un ejemplo y salgan a las calles para pedir un cambio de régimen.

Lado ganador

Lo que ocurrió en el invierno pasado, ¿fue una revolución de la gente? Natalya, una de las miles de estudiantes que estuvo varios días en la Plaza de la Independencia, cree que sí.

Ella no sólo agitó una bandera naranja y visitó una bufanda naranja: se tiñó el pelo de ese color. "Sí, creo que ayudé a que la democracia germinara en mi país. Todos lo hicimos. Fue una sensación maravillosa".

Los manifestantes también recibieron ayuda. Varias organizaciones occidentales que fomentaban la democracia llevaban trabajando meses -algunas incluso años- en Ucrania, entrenando, equipando y financiando a grupos locales.

Sí, creo que ayudé a que la democracia germinara en mi país. Todos lo hicimos. Fue una sensación maravillosa
Estudiante
Lo que nadie podría predecir era cuál sería la decisión de los jueces de la Corte Suprema cuando se les pidió que anularan las fraudulentas elecciones presidenciales y convocaran a nuevos comicios.

Los jueces escucharon las voces que se alzaban desde la Plaza de la Independencia y, de acuerdo con el experto en política Yevhen Fedchenko, se sintieron alentados a proferir una sentencia en contra del régimen que los había elegido.

O quizás sólo calcularon que el poder estaba punto de cambiar de manos, por lo que era mejor quedar en el lado ganador.

Lo que haya sido, es indudable que los ucranianos tienen más libertad hoy que hace un año.

Aún es demasiado pronto para decir si eso se traducirá en más democracia real y en un sistema de gobierno en el que la gente decida a través de líderes electos y responsables, que respeten los derechos de los ciudadanos y la ley.



 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen