Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Miércoles, 4 de mayo de 2005 - 23:12 GMT
El costo de una alianza
Carlos Chirinos
Carlos Chirinos
BBC Mundo, Washington

Fueron a la guerra en Irak por las mismas razones. Pero al primer ministro británico, Tony Blair, parece estarle costando apoyos, mientras que al presidente estadounidense, George W. Bush, le rindió los frutos de la reelección.

George W. Bush, presidente de EE.UU., y Tony Blair, primer ministro del Reino Unido
Una fuerte alianza que los llevó a la guerra en Irak.

¿Cuál es la diferencia entre los dos aliados?

Estados Unidos y el Reino Unido están ligados en la mente de muchos por su fuerte alianza que los llevó a la guerra en Irak, contrariando incluso a muchos de sus socios internacionales.

La guerra se ganó, Saddam Hussein fue derrocado, pero la situación en el terreno luce lejos de resolverse satisfactoriamente.

Hoy, la decisión de acompañar a Bush en esa empresa militar parece estarle costando algo de apoyo en sus intenciones de reelección a Blair.

A Bush, en cambio, no pareció complicarle la vida, al punto que en noviembre obtuvo un segundo mandato con más votos inclusive que en su primera elección.

Frente común

Según muchos analistas, una razón fundamental es que muchos estadounidenses estuvieron a favor de la guerra, mientras que en el caso británico hubo desde el principio una gran oposición.

George W. Bush tenía el respaldo total del Partido Republicano. En cambio, Tony Blair no tiene el apoyo de su partido
Robin Miblett, Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales

"George W. Bush tenía el respaldo total del Partido Republicano. En cambio, Tony Blair no tiene el apoyo de su partido, especialmente de activistas laboristas por su posición en Irak", explicó a BBC Mundo Robin Miblett, director del programa europeo del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales de Washington.

Además, en Estados Unidos la llamada guerra contra el terrorismo presenta un "frente común bipartidista" en bien de la seguridad nacional.

Aunque para Mibblett, en el caso británico tampoco se trata de la tradicional disparidad oposición-gobierno.

"Tony Blair tiene casi todas las clases políticas británicas en su contra. Los conservadores están contra él porque es el líder del laborismo, mientras que el Partido Laborista o al menos los miembros del electorado que han votado por él en el pasado se han sentido traicionados por su apoyo al gobierno Bush, que es un gobierno republicano, conservador".

¿Y las armas?

Pero por sobre todo están las armas de destrucción masiva, la justificación principal para invadir Irak. Ese armamento no apareció, y las sospechas crecientes son que nunca existieron.

Soldados británicos en Basora
Soldados británicos en Basora.

Allí radica la principal diferencia, según dijo a BBC Mundo Charles Kupchman, director de estudios europeos del Consejo de Relaciones Exteriores, un centro de estudios basado en Washington.

"Tony Blair justificó la guerra centrado en la existencia de esas armas y la amenaza inminente que representaban. Bush también se enfocó en las armas, pero presentó argumentos como la necesidad promover la democracia y deshacerse de un dictador, y por eso quedó menos expuesto de lo que está Tony Blair".

Y si perdiera...

Con Blair en el poder, Londres ha profundizado la tradicionalmente fuerte alianza que tiene con Washington.

Por eso, en estados Unidos algunos se preguntan cómo podría cambiar esa relación con la posibilidad, aparentemente remota, de que el premier británico salga del poder.

"Si Blair perdiera, eso haría la situación estadounidense en Europa muy difícil, porque Blair ha sido el líder de la coalición pro estadounidense dentro de la Unión Europea. Y ésa es la razón por la que pienso que George W. Bush tiene la esperanza de que Blair gané, pese a que representa a la centro-izquierda y no a la centroderecha".

Si Blair perdiera, eso haría la situación estadounidense en Europa muy difícil, porque Blair ha sido el líder de la coalición pro estadounidense dentro de la Unión Europea
Charles Kupchman, Consejo de Relaciones Exteriores

Sin embargo, los analistas recuerdan que, en cuanto a la guerra en Irak y en general sobre la llamada guerra contra el terrorismo, los Tories -como también se conoce a los conservadores británicos- refrendaron la política de los laboristas.

"Si los conservadores tuvieran la posibilidad de ganar, eso no cambiaría la política de ser muy buenos aliados de Estados Unidos", aseguró Robin Miblett.

Para Charles Kupchan, la relación transatlántica vive una "situación paradójica".

"Normalmente tendríamos a los demócratas en Estados Unidos apoyando a Blair y a los republicanos apoyando a los conservadores. En este caso, el gobierno estadounidense y los republicanos han estado muy quietos y es porque prefieren que Tony Blair gane, porque ha sido un aliado increíblemente leal a George W. Bush e impidió que Estados Unidos se encontrara totalmente aislado en la cuestión de Irak".



VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.

 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen