Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Lunes, 2 de mayo de 2005 - 10:44 GMT
América Latina y las elecciones británicas

Víctor Bulmer Thomas, director de Instituto Real de Asuntos Exteriores de la Gran Bretaña expone el escenario post electoral para América Latina y sus relaciones con el Reino Unido.

Cocaleros en Bolivia
Los latinoamericanos esperan fortalecer relaciones con Gran Bretaña

América Latina, no es prioridad para el Reino Unido.

De esa forma, Víctor Bulmer Thomas, resumió el rumbo más probable de la política británica hacia la región durante por lo menos, los próximos diez años.

Marcelo Justo, de BBC Mundo, conversó con Bulmer Thomas sobre las razones que han relegado a América Latina en su relación con el Reino Unido.


¿Cómo es la relación hoy entre la Gran Bretaña y América Latina?

No es muy buena. No hay problemas conflictivos con algunas excepciones, como es el caso de las Malvinas, pero hay falta de interés por parte del gobierno británico con respecto a América Latina. Se tiene un sentimiento de que la relación entre Gran Bretaña y América Latina tiene que pasar por Bruselas en el futuro.

Pero esto no fue siempre así. En los siglos 18 y 19, Gran Bretaña tenía fuertes intereses en América Latina...

Sin duda. Cuando América Latina gana su independencia el gran sueño de la sociedad latinoamericana fue la posibilidad de obtener nuevos mercados afuera de la península ibérica y el mercado más importante en esos días fue la Gran Bretaña, no solo en términos de comercio, sino en términos de la posibilidad de atraer la inversión extranjera. Hacia el año 1820 la inversión británica en América Latina era importante.

¿Por qué en un momento determinado la Gran Bretaña pierde todo ese esfuerzo diplomático, toda esta fuente de inversiones que tenía en América Latina?

Por varias razones. Por un lado la competencia de los Estados Unidos, sin embargo, eso no fue el factor decisivo sino el impacto de tres eventos a nivel global. Primero, la Primera Guerra Mundial que elimina por varios años las exportaciones británicas en América Latina. Segundo, la gran depresión de los años treinta, al final de la cual Gran Bretaña enfrentó barreras arancelarias muy altas en América Latina pero también por primera vez estaba aplicando aranceles muy altos a las exportaciones latinoamericanas. Y la Segunda Guerra Mundial que otra vez, elimina casi el comercio entre América Latina y la Gran Bretaña. Después de eso, fue muy difícil rescatar la situación.

¿Qué ha pasado en las relaciones en los últimos diez años? Hubo un pequeño de renacimiento de las relaciones en la década de los noventa... Si, pero solamente en los años noventa. Hablando de los últimos cincuenta años podemos ver un descenso paulatino irreversible en términos de la relación entre América Latina y la Gran Bretaña. En los años 90, especialmente entre 1990 y 1997 con la liberalización del comercio exterior de varios países latinoamericanos, Gran Bretaña enfrentó oportunidades para sus exportaciones que no existían antes y también con la privatización de las empresas estatales en América Latina los inversionistas británicos tuvieron nuevas oportunidades. En esos años, las exportaciones de Gran Bretaña a Argentina y Brasil tenían el crecimiento más alto en el mundo, fueron los mercados más dinámicos para Gran Bretaña en el mundo.

¿Qué impacto tuvo un bloque como el Mercosur en esa relación y qué impacto puede tener a futuro?

El motivo de la construcción del Mercosur fue la estimulación al comercio intrarregional, no extrarregional, pero una regla muy clara para su formación fue la necesidad de crear un arancel común externo. Aunque no es perfecto, fue más difícil para los miemobros de Mercosur aplicar barreras no arancelarias por lo que los cuatro países tienen que establecer un arancel igual para todos, lo cual implicó uan reducción en el nivel de protección con respecto al pasado. Eso fue muy positivo para los exportadores de la Unión Europea en general, y para Gran Bretaña en particular.

Mercosur también es un bloque regional importante en el contexto internacional y la estrategia de la Unión Europea es el establecimiento de relaciones estratégicas con los bloques regionales en todo el mundo. Por el momento la Unión Europea tiene un tratado de libre comercio que está funcionando más o menos bien, con México a un lado y Chile al otro, pero el deseo de la Unión Europea es que en los próximos años haya un tratado de libre comercio con Mercosur. No creo que la Unión Europea tuviera el mismo interés si el Mercorsur no existiera.

Es decir, las relaciones no se pueden conciliar como relaciones entre una nación Gran Bretaña, y las relaciones de América Latina sino entre un bloque como la Unión Europea y un bloque como Mercosur. ¿Qué pasa con otros bloques como el tratado de libre comercio entre México, Estados Unidos y Canadá? ¿Cómo ha sido el impacto de esa relación con México?

La formación de NAFTA en 1994 fue un desafío para la Unión Europea porque hubo una desviación de comercio y tal vez una desviación de inversión de la Unión Europea hacia América del Norte. La proporción del comercio mexicano con la Unión Europea se redujo dramáticamente a favor de Estados Unidos.

En 2000 ó 2001, México y la Unión Europea firmaron un tratado de libre comercio para intentar establecer una mejor relación en términos de la importancia del comercio exterior. Por el momento no podía no podía revertirse totalmente la disminución en términos de la proporción del comercio entre México y la Unión Europea, pero fue un intento, que todavía es importante para los dos lados. México no quiere depender tanto de los Estados Unidos, sus exportaciones a los Estados Unidos representan alrededor del 90 por ciento de sus exportaciones totales.

¿Cuáles son los escenarios posibles para la relación con América Latina en el futuro?

Tony Blair, primer ministro
La política de ayuda a la pobreza de Blair se ha centrado en Africa

En la medida que América Latina siga con una oportunidad comercial, es cierto que la relación entre Gran Bretaña y América Latina tiene que pasar por Bruselas porque Bruselas es la Comisión Europea, que establece las reglas del juego en términos del comercio exterior. Un país miembro de la Unión Europea no tiene ningún grado de maniobra con respecto a las reglas del juego en términos de comercio exterior.

Hablando de las prioridades estratégicas de Gran Bretaña en los próximos diez años, tomando en cuenta las publicaciones del gobierno británico en los últimos tres años, es claro que, más allá del contexto comercial, las prioridades son la guerra contra el terrorismo, la lucha contra la proliferación de armas de destrucción masiva, la relación especial con Estados Unidos y la necesidad de establecer una relación positiva con China e India. Es claro que estas prioridades no ofrecen muchas probabilidades para América Latina porque no es un centro de terrorismo, no hay proliferación de armas de destrucción masiva y por supuesto no es Estados Unidos ni es Asia. Entonces no creo que esta relación bilateral reducida entre América Latina y Gran Bretaña vaya a cambiar mucho durante la próxima década.

Hay otro problema para América Latina con respecto a Gran Bretaña y es que en términos de la pobreza y la política de desarrollo hay un énfasis en Africa y después, en Asia del Sur. Es extraño pero, en términos de la pobreza extrema, América Latina casi no figura en los cálculos del gobierno británico porque este tipo de pobreza se concentra mucho más en los países africanos y el gobierno británico ha dicho en muchas ocasiones que su preferencia es que sus esfuerzos en términos de ayuda de desarrollo se concentren más que nada en Africa.



VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.

 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen