Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Lunes, 2 de mayo de 2005 - 10:54 GMT
Migración, tema candente
Mariusa Reyes
BBC Mundo

Una mañana como cualquier otra, Phillipa, una joven sudafricana que ya tiene cuatro años viviendo en Londres, recibió la noticia que muchos inmigrantes esperamos con ansiedad: el derecho a residir en el país indefinidamente.

Primer ministro británico, Tony Blair
Los laboristas se han visto obligados a debatir el tema migratorio

El estatus de residente, sin duda, le abre nuevas puertas a Phillipa. Dentro de unos años, podría solicitar el pasaporte británico.

"Me acaban de poner el sello de permanencia indefinida. Estoy muy contenta. Para mi, que llevo cuatro años viviendo en este país, es una evolución natural. Quiero quedarme aquí un tiempo más, aunque tengo claro que algún día quiero regresar a mi país, donde hace mejor clima".

Muchos quisieran tener las opciones que Phillipa y tantos otros inmigrantes tienen, de poder establecerse aquí. Pero las restricciones inmigratorias hacen que esta meta no sea siempre tan fácil de lograr.

El debate

En los últimos años en Inglaterra, el asunto de la inmigración parece haberse convertido en tema obligado de discusión. De ello hablan los propios inmigrantes, pendientes de ir logrando el estatus al que aspiran, y por supuesto, hablan los nativos, tanto aquellos que se sienten amenazados por sus nuevos vecinos, como los que acogen solidariamente a los extraños.

Michael Howard
Los conservadores acusan al gobierno laborista de relajar su política inmigratoria

Por estos días de intensa campaña electoral, los políticos británicos, especialmente del bando conservador, también están hablando sobre inmigración.

Dicen que hay que imponer cuotas anuales que limiten el ingreso al país de inmigrantes, una cuota especial para casos de asilo político, y que las solicitudes para inmigrar se procesen todas fuera del país, en una especie de "isla fantasía", que estaría ubicada en algunos de los territorios de ultramar que todavía le pertenecen a Gran Bretaña.

Estas propuestas bien pueden ganarle votos al Partido Conservador, entre quienes albergan temores y cierta xenofobia, ahora exacerbada por el discurso político. Y esa parece ser la estrategia del líder conservador Michael Howard, quien le hace frente a las críticas de racismo que le hacen sus adversarios.

"No es racista hablar de inmigración- ha dicho Howard-. No es racista criticar el sistema. No es racista querer limitar el número de inmigrantes. Es simplemente, sentido común. Si el señor Blair quiere dejar el tema a un lado, yo no. La mayoría de los británicos, cualquiera sea su herencia cultural, están unidos en este asunto".

La opinión en la calles

En una breve encuesta que BBC Mundo hizo en las calles de Londres, se encontró que quienes comparten el punto de vista de los conservadores, hacen énfasis en la necesidad de regular la inmigración ilegal, es decir, el ingreso de indocumentados.

En la estación de trenes de Victoria, un señor del condado de Hampshire, que pidió no ser identificado, le dijo a la BBC que le gustaría ver que se implementen controles más estrictos, "porque creo que el país está siendo infiltrado muy fácilmente por inmigrantes ilegales".

Otros entrevistados, como Kate, una joven londinense que trabaja como organizadora de eventos, se mostraron de acuerdo con que se ponga en práctica la tarjeta o carné de identidad, algo que no existe aún en Gran Bretaña y que crea mucha polémica en el país.

"Pienso que la idea de tener una tarjeta de identidad es positiva. Las cifras demuestran que la inmigración ilegal ha aumentado, y hasta donde yo sé, no hay sistemas para regular eso. Creo que la tarjeta de identidad permitiría evaluar mejor los casos de inmigrantes legítimos".

Propuestas similares

El Partido Laborista, en cierta forma se ha visto forzado a tomar una posición frente al tema inmigratorio, por las acusaciones de sus adversarios de que el gobierno ha flexibilizado demasiado la política inmigratoria o simplemente perdió totalmente el control sobre el tema.

Lo que han propuesto es establecer un sistema de ingreso al país basado en puntos, con el cual se pueda medir las calificaciones y habilidades para el trabajo de los aspirantes a residir en el país en forma permanente.

Aún cuando a primera vista, ambos partidos parecieran tener grandes diferencias respecto de este tema de la inmigración en el fondo, las propuestas electorales no difieren tanto.

Los conservadores parecen tener la esperanza de que el tema inmigratorio pueda definir el resultado de estas elecciones a su favor, pero las encuestas de opinión señalan que, aunque es importante, no es éste el asunto que más quita el sueño a los británicos. Primero está Irak y otros problemas domésticos, como el combate a la delincuencia.



ESCUCHE/VEA
Migración, tema candente



NOTAS RELACIONADAS
Elecciones en G.B: ¿qué quiere saber?
19 04 05 |  Internacional
Blair defiende su lucha
28 09 04 |  Internacional


VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.

 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen