Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Lunes, 31 de enero de 2005 - 13:09 GMT
Crónicas del día de las elecciones
Votantes iraquíes

Ya comenzó el conteo de votos y los iraquíes esperan los resultados de las elecciones del 30 de enero.

En BBC Mundo, les presentamos las crónicas personales de algunos iraquíes sobre sus experiencias en el día de las elecciones.


Zeina, candidata

¡Hoy fui y voté! Me levanté temprano, fui a las 10am con toda mi familia, y caminé al centro de votación, que queda a diez minutos de casa. Había mucha gente caminando por la calle, todos corrían por todas partes sonriendo, como en un día de fiesta.

Hicimos fila por diez minutos, y nos registraron a todos. Incluso, registraron mi cartera. Luego entré, voté, y esperé a que mi familia lo hiciera. Todos estábamos muy emocionados.

Escuchamos muchas explosiones de bomba esta mañana, pero no nos importa, porque tenemos que ejercer nuestro derecho al voto. Mucha gente tenía susto en la mañana, pero en la tarde más gente votó.

Estoy muy contenta. Esta tarde nos reunimos con amigos para celebrar. Tomamos el té y comimos torta. Luego regresamos a casa para el toque de queda a las 7pm.

Si nos eligen, voy a ir a las oficinas de mi partido para decidir qué hacer. No sabremos si ganamos sino hasta dentro de dos o tres días. No creo que ganemos, porque no teníamos muchos carteles ni gente entregando papeletas por la calle, así que pocos sabían sobre nosotros. Pero no importa. Hoy es un gran día.


Tariq al-Ani, estudiante de derecho en la ciudad de Hit

La ciudad estuvo completamente vacía, todo lo que podía verse eran las patrullas del ejército estadounidense. Han ocurrido algunos enfrentamientos, pero nada serio. Al menos, el flujo de agua y electricidad ha sido bueno. La atmósfera es un poco tensa, y nadie puede adivinar lo que va a suceder.

Yo no voté. Nadie aquí lo hizo, a pesar de los volantes arrojados por aviones estadounidenses en los que nos invitaban a hacerlo. La noche anterior me quedé en casa de unos familiares.

No voté por muchas razones. La más obvia es la seguridad. Nadie fue al centro de votación, porque era muy peligroso.

Por otra parte, no estamos acostumbrados a esto. En el pasado, todo proceso político era propagandístico, y ahora tenemos un nuevo proceso al que la gente no está acostumbrada.

Los iraquíes no saben qué hacer.

Además, los candidatos... los admiro por tener el valor de presentarse, pero no veo que tengan ninguna política o programa real para el futuro. No me he podido comunicar con nadie, y no lo he discutido con mis amigos, pero hemos visto mucho en televisión. Supongo que mañana podremos discutirlo, y será interesante.

En cuanto al futuro, creo que es mejor tener la mitad de algo que no tener nada. No tenemos ninguna opción por el momento, porque la situación está fuera de control y tenemos que adaptarnos. Puede que sea un día importante para Irak, pero ya veremos. Espero que sea significativo, y que sea la oportunidad para transformar algo unilateral en algo multilateral.

Queremos un gobierno legítimo que cuide de Irak. Queremos un gobierno abierto que tenga buenas relaciones con los demás y que asegure nuestra seguridad y prosperidad. ¿No es esto es un derecho natural de todos los seres humanos?


Youssef, médico iraquí en Basora

Gracias a Dios las elecciones transcurrieron sin muchos disturbios. Escuchamos dos explosiones esta mañana.

Pude votar por la lista de candidatos que consideré la mejor, pero tuve que caminar diez kilómetros para poder llegar a votar por la prohibición impuesta a todos los vehículos. Me tomó tres horas y media llegar, y por esto me perdí de los últimos sets de la final del Abierto de Tenis Australiano. Estoy contento por la victoria de Safin, soy su seguidor.

A pesar del cansancio, creo que cada paso de la caminata valió la pena. Había muchos puestos de control, y me revisaron con un detector de metales antes de entrar.

Creo que todo estuvo muy organizado, y creo que las medidas de seguridad, a pesar de ser molestas, contribuyeron a que la gente fuera a votar. Toda la gente que conozco votó.

La noche anterior, los parlantes de las mezquitas advirtieron a la gente que no tomara el agua del grifo porque había sido contaminada por saboteadores. Esto causó una ola de pánico en la ciudad, y mi teléfono no dejó de sonar porque mis amigos estaban difundiendo la noticia.

Dos horas más tarde, autos de la policía comenzaron a circular con altoparlantes anunciando que todo era un rumor, y que el agua estaba bien. Creo que fue un caso de paranoia.



ESCUCHE/VEA
Irak: el papel de la mujer
VÍA LIBRE 28.01.05



VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.

 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen