Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Lunes, 24 de enero de 2005 - 13:10 GMT
Irak: partidos y candidatos

El 30 de enero se llevarán a cabo las primeras elecciones nacionales iraquíes desde el derrocamiento de Saddam Hussein. A continuación les presentamos las principales figuras y partidos que participan en el proceso.


Principales líderes

Iyad Allawi: Primer ministro interino respaldado por Estados Unidos, encabeza el partido Acuerdo Nacional Iraquí, una pequeña coalición que debe la mayor parte de su influencia a la importancia de su líder.

Primer ministro interino Iyad Allawi
Allawi cuenta con una curiosa ventaja: nadie confía en él.

En su juventud se unió al movimiento clandestino del Partido Baas, pero a comienzos de la década de los 70 se enemistó con Saddam Hussein, quien se perfilaba como la persona más influyente de la agrupación y se vio forzado a dejar su país.

En 1978 fue herido en un intento de asesinato que supuestamente fue ordenado por Hussein.

Algunos analistas destacan irónicamente que tiene la ventaja de contar con la desconfianza de todo el mundo, desde Washington - al que ha dirigido críticas - hasta los iraquíes comunes y corrientes que lo ven como un títere de la CIA.

Miembro de una destacada familia chiita, podría atraer los votos de chiitas laicos.

Ghazi Yawer: El presidente interino de Irak lidera una lista de 80 personas.

Ghazi Yawer,  presidente interino de Irak
El presidente interino es sunita.

Sin embargo, tratándose de un sunita de alto perfil se encuentra en una fuerte posición para atraer el apoyo de la minoría sunita árabe, que ha visto su liderazgo bajo el gobierno de Saddam Hussein evaporarse ante el avance de la mayoría chiita.

Yawer, empresario educado en EE.UU. y líder tribal de la ciudad norteña de Mosul, fue elegido como presidente por el Consejo Interino de Gobierno.

Suele aparecer en público vestido de traje tradicional árabe y se considera que cuenta con un amplio apoyo entre los grupos étnicos y religiosos iraquíes.

Ahmed Chalabi: Se le considera como uno de los principales figuras detrás de la invasión estadounidense a Irak, debido a su estrecha relación con influyentes políticos de Washington. Sin embargo, su relación con ellos se ha deteriorado desde la caída de Saddam Hussein.

Ahmed Chalabi
La relación de Chalabi con EE.UU. se deterioró tras la caída de Hussein.

Muchos responsabilizan a su Congreso Nacional Iraquí por suministrar pruebas aparentemente poco confiables sobre el programa de armas iraquí, una de las principales justificaciones para la guerra.

Tropas estadounidenses y policías iraquíes allanaron su hogar y sus oficinas en mayo de 2004, y en agosto una orden de arresto fue emitida contra él y su sobrino por acusaciones de contrabando.

Sin embargo, Chalabi -un chiita laico proveniente de una familia adinerada y poderosa- tiene recursos y puede ensamblar una alianza de partidos chiitas que lo respalden en los comicios de enero. De lograrlo, podría retomar una posición de influencia.

Adnan Pachachi: Al igual que Chalabi, se le vio como un posible presidente para la era post Saddam Hussein. A comienzos del año pasado surgieron informaciones en las que aparecía como favorito de la ONU para desempeñar el cargo.

Adnan Pachachi
Pachachi fue canciller antes del golpe de estado de 1968.

Sin embargo el veterano estadista - fue canciller antes del golpe de Estado de 1968 - no tuvo suficiente apoyo del Consejo de Gobierno Iraquí y se mantuvo apartado del poder.

Encabeza los Independientes Demócratas Iraquíes, un pequeño partido formado después del derrocamiento de Saddam Hussein.

Pero parece estar ensamblando una coalición mayor. A finales de noviembre, 17 partidos representando a los sunitas árabes, los kurdos, cristianos y grupos laicos se reunieron en su casa para pedir una postergación de las elecciones.

Moqtada Sadr: Tras la caída de Saddam Hussein, el joven y radical clérigo chiita saltó al primer plano cuando sus milicias surgieron como un elemento clave en el levantamiento contra la ocupación.

Moqtada Sadr
Sadr podría desempeñar un importante rol en la formación de alianzas.

Sin embargo, su posición ha oscilado entre mostrar una dura resistencia y una aparente disposición a llegar a un acuerdo. Otros clérigos de mayor edad, incluyendo el venerado ayatolá Alí al-Sistani, han podido refrenarlo hasta cierto punto.

No es probable que se presente como candidato, pero podría desempeñar un importante rol en la formación de alianzas.

Debido a que los dos principales partidos cuentan, al menos de manera tácita, con el respaldo del gobierno estadounidense, los candidatos bendecidos por Sadr podrían obtener el apoyo de chiitas descontentos con la situación actual del país.


Partidos chiitas

La mayoría de movimientos chiitas hacen parte de la Alianza Unida Iraquí, que dice tener el apoyo del máximo clérigo chiita, el Ayatolá Ali al-Sistani.

La Alianza Unida Iraquí está compuesta en su mayoría por chiitas musulmanes, pero también incluye a cristianos, turcomanes, sunitas y kurdos. No incluye a los seguidores del clérigo radical Moqtada al-Sadr.

La lista de 228 candidatos contiene a más de 20 movimientos y partidos políticos entre los que se incluyen:

Partido Islámico Daawa: Es uno de los dos principales partidos chiitas y se cree que tiene asegurado un rol principal en el nuevo gobierno.

Ibrahim Jaafari
Jaafari es uno de los dos actuales vicepresidentes iraquíes.

El portavoz del partido, Ibrahim Jaafari, es uno de los dos vicepresidentes iraquíes y podría surgir como primer ministro.

De tendencia moderada, es el partido más antiguo de los movimientos chiitas del país. Sus raíces se remontan a la década de los 50.

Ha sufrido algunas escisiones desde la caída de Saddam Hussein y puede haber perdido apoyo debido a su cooperación con las fuerzas de ocupación en Irak.

Sciri: El Consejo Superior para la Revolución Islámica en Irak (Sciri, por sus siglas en inglés) es un influyente partido chiíta que estuvo basado en Irán durante la mayor parte del gobierno de Saddam Hussein.

Abdel Haziz Hakim, líder del Scrii
El Sciri es un influyente partido chiíta que estuvo basado en Irán.

Su líder, Abdel Aziz Hakim, es el hermano de un clérigo superior que fue asesinado en un atentado con carro bomba en agosto de 2003.

Aziz fue un integrante del Consejo de Gobierno Iraquí y es casi seguro que él o uno de sus representantes tenga un importante papel después de las elecciones.

Sciri tuvo su propia milicia, la Brigada Badr de 10.000 hombres, hasta finales de 2003 cuando se prohibieron los ejércitos privados. El grupo pasó a ser conocido como la Organización Badr y ha estado trabajando conjuntamente con las tropas estadounidenses y británicas en Irak.

El apoyo iraní a Sciri ha disminuido debido a su colaboración con el gobierno respaldado por EE.UU. en Irak.


Partidos sunitas

Existe una preocupación por la participación de los sunitas en las elecciones.

El Partido Islámico de Irak, el mayor movimiento político sunita, se retiró después de pedir la postergación de los comicios sin éxito.

Los líderes sunitas afirman que muchos de los sunitas no saldrán a votar por la actual situación de inseguridad.

Una encuesta del Departamento de Estado estadounidense afirma que 9 de cada 10 iraquíes sunitas afirma que no acudirá a las urnas si continúa la actual situación de violencia.

Por otra parte está el grupo de extremistas liderado por Abu Musab al-Zarqawi, quien le declaró la guerra a las elecciones en estos días y se ha acreditado muchos de los atentados con coche bomba y las decapitaciones de extranjeros.

Para algunos analistas, al-Zarqawi ha aprovechado el descontento entre los sunitas ante la posibilidad de que una mayoría chiita ponga fin a su predominancia bajo el gobierno de Saddam Hussein.


Partidos kurdos

Los kurdos representan entre el 15% y el 20% de la población iraquí y han mantenido su autonomía en el norte del país desde la primer guerra estadounidense contra Saddam Hussein en 1991.

Massoud Barzani
Barzani ha encabezado al PDK durante décadas.

Sus dos principales partidos políticos han sido persuadidos para que den su apoyo a un Irak unido, en vez de fomentar la creación de un Kurdistán independiente.

Partido Democrático de Kurdistán: Agrupación que han sido una fuerza dominante en la política kurda iraquí por más de medio siglo.

Massoud Barzani ha encabezado el PDK desde 1979, a través de décadas de conflictos con el gobierno iraquí en Bagdad y con rivales locales.

El PDK tiene decenas de miles de combatientes armados y controla una gran parte del noroeste iraquí.

Barzani fue un miembro del Consejo de Gobierno Iraquí y uno de sus lugartenientes es ahora vicepresidente del país. Se espera que él o alguien de su confianza desempeñen un rol importante después de los comicios.

Unión Patriótica de Kurdistán: Fue fundado en 1975 y se describe a sí mismo como un partido socialdemócrata moderno.

Jalal Talabani
El líder de la UPK, Jalal Talabani, formó parte del Consejo de Gobierno.

Bajo la dirigencia del veterano líder kurdo Jalal Talabani, la UPK ha fundado milicias y una organización partidista que rivaliza con el dominio tradicional del PDK.

Fue fundado para "reconstruir y redirigir las sociedad kurda en una línea moderna y democrática".

Talabani formó parte del Consejo de Gobierno Iraquí y es probable que tenga un cargo importante en el país después de las elecciones.


Otros actores

Partido Comunista Iraquí: Fue objeto de una dura represión durante el gobierno de Saddam Hussein, pero resurgió inmediatamente después de su caída.

El partido - que ha existido desde 1934 y ayudó a derrocar a la monarquía respaldada por los británicos en 1958 - es tradicionalmente fuerte en la zonas pobres chiítas.

El comunista Mufid Mohammed Jawad al-Jazairi es el ministro de Cultura del actual gobierno.

Asociación de Musulmanes Eruditos: Es un organismo religioso que pidió el boicot de las elecciones.

Ante la ausencia de partidos políticos sunitas organizados, ha desempañado un rol de liderazgo en representación de los sunitas iraquíes. La falta de tales agrupaciones se debe en parte a la prohibición de participar que tienen los ex funcionarios del partido Baas.

Representantes religiosos chiítas y funcionarios estadounidenses intentan persuadir a la asociación para que pongan fin a su boicot.



VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.

 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen