Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Jueves, 3 de noviembre de 2005 - 15:56 GMT
Un vistazo a Europa
Pandilleros de dos bandas rivales pelean en una prisión en Guatemala.
Los niveles de violencia que se dan en América Latina son mucho más altos
Jim Haynes, Centro Internacional para Estudios Penitenciarios

Los problemas que afectan a las cárceles se repiten en todas partes del mundo. Sin embargo, se registran diferencias según la región.

¿Cómo se compara América Latina con Europa en cuanto a la situación carcelaria?

Jim Haynes, investigador del Centro Internacional para Estudios Penitenciarios de Gran Bretaña, hizo esta comparación para BBC Mundo.

Haynes ha viajado a varios países latinoamericanos, para conocer de cerca la realidad penitenciaria. Además trabaja como monitor del sistema carcelario inglés.

Presos sin condena y sobrepoblación

En cuanto a la detención preventiva, por ejemplo, la tasa es mucho mayor en América Latina que en Europa.

En algunos países latinoamericanos hasta el 70% de los reclusos no tiene sentencia, mientras que en Europa sólo en Francia e Italia se supera el 30%. En Inglaterra, por ejemplo, es de 20%.

Aunque en muchos países de Europa también existe sobrepoblación, en Europa occidental no se llega a las tasas que se dan en las grandes capitales de América Latina, que a veces superan el 200%.

Donde ya se ha empezado a bajar esos índices es en los países de la antigua Unión Soviética, bajando los niveles de detención preventiva.

DENSIDAD DE LAS CÁRCELES
Inglaterra: 110% (2004)
Brasil: 132% (2002)
El Salvador: 167% (2002)
Honduras: 209% (1999)
Paraguay: 151% (1999)
R. Dominicana: 256% (1999)
Fuente: Prison Reform Trust e ILANUD

En algunos países de Europa occidental se ve un aumento en la población penitenciaria y esto se debe a un cambio de actitud frente a la delincuencia, como la implementación de condenas más largas.

Y en ese sentido tanto en América Latina como en Europa tienen que considerar alternativas, en particular si la detención no contribuye a bajar la reincidencia.

Falta de justicia social

Se ve en todo el mundo que detrás de los problemas criminales están los problemas de justicia social.

Tanto en Europa como en América Latina es necesaria una reforma social.

En Inglaterra, por ejemplo, la condena penitenciaria no contribuye a bajar la reincidencia.

El 70% de los presos reincide y eso se debe a que en realidad los problemas criminales son problemas sociales. Si una persona antes de ir a la cárcel no tenía ni hogar ni empleo, y sale sin hogar ni empleo, ¿qué va a hacer?

Los programas de rehabilitación y de reinserción sólo son útiles si van acompañados de programas sociales.

En Inglaterra los ayuntamientos, los gobiernos regionales, ya están participando en el programa de reducir el nivel de delincuencia, garantizando que los reclusos tengan un hogar cuando salgan de la cárcel.

Condiciones de vida

Las condiciones físicas de las cárceles en Inglaterra por lo general son mejores porque hay más recursos.

Dos guardias vigilan a dos presos en la prisión de Durham, Inglaterra.
En condiciones físicas el sistema inglés tal vez es mejor, pero en cuanto a la actitud humana tal vez no

En América Latina la falta de recursos, de edificios y también de personal especializado, impide la posibilidad de desarrollar programas de reinserción porque no se puede mantener un contacto humano con los reclusos.

Pero en Inglaterra hay un problema y es que existe una reducción en las visitas familiares.

En América Latina existe un nivel de visita mucho más alto, se tiene más contacto, la visita es más larga y también existe el derecho a la visita conyugal que no existe en Inglaterra.

Así es que en condiciones físicas el sistema inglés tal vez es mejor, pero en cuanto a la actitud humana tal vez no.

Violencia y corrupción

Los niveles de violencia que se dan en América Latina son mucho más altos y eso tal vez es por falta de personal, falta de recursos.

Eso se veía en los años 60' 70 y 80' en Irlanda del Norte en donde los pabellones quedaban bajo la autoridad de ciertos reclusos y no del personal.

Pero este nivel de violencia se ve actualmente en varios países de América Latina y es algo que se puede casi esperar por la escasez de recursos.

En Inglaterra tenemos el problema de la entrada de drogas y de teléfonos celulares, a través de los cuales pueden llamar sin que nadie escuche su conversación.

En América Latina el problema es la entrada de dinero, de drogas y de armas.

No hay que pensar que las lecciones sólo vienen de fuera de la región, sino que hay ejemplos positivos dentro de Latinoamérica; no todo es negativo

Es un problema que surge también del tratamiento del personal y de sus condiciones de servicio.

Hay una corrupción casi ambiental, podría decirse. Si el personal recibe un sueldo muy bajo y vive dentro de la misma comunidad que la familia de los criminales, hay una corrupción casi inevitable.

Por un lado, a través de amenazas, porque les dicen: "queremos que usted entre esto a la cárcel, sabemos dónde vive, sabemos quién es su familia y a qué escuela van sus hijos". Esta es una forma de corrupción casi imposible de evitar.

Pero también hay una corrupción intencional y siempre la habrá en algunos sitios.

Un guardia patrulla la cárcel de Swaleside, Gran Bretaña.
En varios países latinoamericanos están formando y capacitando más al personal

Varios países en la región ya están enfrentando ese problema. Nosotros hemos trabajado en Chile, Brasil, comenzamos a trabajar en Uruguay y Argentina, donde están formando y capacitando más al personal.

Pero también hay que aumentarles los salarios, darle más estatus a la ocupación, reconocer que este es un servicio social muy importante.

Lecciones

No hay que pensar que las lecciones sólo vienen de fuera de la región, sino que hay ejemplos positivos dentro de Latinoamérica; no todo es negativo.

Además de los ejemplos mencionados anteriormente, en Chile están introduciendo un sistema acusatorio para garantizar el acceso a la defensa. Esa es una gran parte del problema, que no hay defensores.

Se debe reconocer que cada sistema tiene sus problemas pero también puede ofrecer soluciones.

En varios países se están abriendo las cárceles para ser inspeccionadas, según lo establece el Protocolo Facultativo de la Convención contra la Tortura y otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes, de Naciones Unidas.

Argentina y el Reino Unido fueron dos de los primeros países que lo ratificaron. México también lo hizo, más recientemente.

Esta es una indicación de que existe voluntad política de permitir una apertura del sistema, de que se inspeccione el sistema carcelario.


VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.

 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen