Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Viernes, 22 de octubre de 2004 - 10:02 GMT
Cada voto hispano cuenta

Lourdes Heredia
BBC, Washington

Tanto el partido demócrata como el republicano han entendido desde un principio la importancia del voto latino en esta reñida carrera hacia la Casa Blanca, donde cada voto puede marcar la diferencia.

Familia Vázquez
Sólo el 16% de los ciudadanos estadounidenses latinos acude a las urnas.

En las pasadas elecciones, por ejemplo, el presidente George W. Bush se impuso con una ventaja de 537 votos en Florida.

Según las encuestas, estas elecciones estarán igual de reñidas y cada voto cuenta.

Por eso, ninguno de los dos candidatos quisieron tomar el riesgo de perder el voto de la comunidad hispana que es la mayor minoría en los EEUU, con una población de casi 40 millones.

Durante los meses que ha durado la campaña electoral, ambos partidos han tratado de llegar a los votantes latinos con anuncios de radio y televisión en español y en inglés.

Valores familiares vs. caída del empleo

Los demócratas se centran en resaltar la caída del empleo entre los hispanos en los últimos cuatro años, así como el liderazgo de Kerry para lograr que el sueño americano "sea para todos".

Mientras que los republicanos se concentran en "valores familiares" y enfatizan que el presidente se opone a temas como el aborto o el matrimonio homosexual.

Pero, a pesar de que tanto Bush como Kerry, quieren demostrar su simpatía hacia la comunidad latina con algunas palabras en español, la comunidad en estas elecciones es mucho más sofisticada.

Tal como explicó Efraín Escobedo, analista de la Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Electos o NALEO, en estos comicios hablar algunas frases en español o de temas inmigratorios no es suficiente.

Por su parte, Raúl Izaguirre, presidente de la Raza, una de las organizaciones de hispanos más importantes de los EEUU, señaló que el electorado latino pasará su decisión en propuestas concretas, sobre temas como educación y salud.

Abstencionismo

Aunque, quizá el reto más difícil que se encontraron los partidos fue el de convencer a los latinos (aquellos que tienen el derecho al voto) para que a registrarse y luego salir a las urnas el 2 de noviembre.

Para ser un poder político, para ser tomados en serio como movimiento y como grupo, tenemos que votar
Bill Richardson, gobernador hispano de Nuevo México

En términos reales, de acuerdo con un análisis demográfico de NALEO, sólo el 16 por ciento de los ciudadanos estadounidenses latinos acude a las urnas.

Un estudio similar del Instituto Brookings señala que en el año 2000 los hispanos eran el 12.5 por ciento de la población estadounidense, pero sólo un 5.6% de los votantes.

Para 2004, se estima que el número de hispanos puede ser de casi 40 millones de personas, pero no que su participación política crezca en la misma proporción.

Por eso, algunos analistas dudan sobre el impacto real que tenga el voto latino en las elecciones, mientras que los líderes de la comunidad han llevado a cabo intensas campañas para concientizar a la gente sobre la importancia de tener una "voz".

"Para ser un poder político, para ser tomados en serio como movimiento y como grupo, tenemos que votar", declaró sencillamente Bill Richardson, gobernador demócrata de Nuevo México y el único hispano con ese puesto en el país.

Voto latino en estados clave

Además, la verdadera importancia del voto latino, sin embargo, es que la comunidad tiene una alta concentración en estados clave como La Florida, Arizona, Colorado, Nevada y Nuevo México.

Estos estados clave o "swing status" están tan reñidos que pueden inclinarse para cualquier candidato, con un número mínimo de votos.

A nivel nacional, asimismo, los estrategas políticos opinan que a John Kerry le haría falta más de un 60 por ciento del voto hispano si quiere ganar las elecciones, mientras que Bush necesitaría por lo menos un 40 por ciento.

En las elecciones de 2000, el candidato demócrata Al Gore logró el 62 por ciento frente a un inesperado 35 por ciento de Bush.

Por ahora, según las encuestas, Kerry va liderando, pero la gran pregunta es si realmente alcanzará el porcentaje necesario.

En junio una encuesta de Gallup con latinos le daba una delantera de 57 a 38 a Kerry. En julio el Centro Hispano Pew le daba a Kerry una delantera de 62 a 33 por Bush. Para principios de septiembre, el Cuerpo Democracia mostraba que la delantera de Kerry era de 65 a 31.

Pero cualquier sorpresa es posible, ya que cuando se sale a la calle, muchos latinos dudan en apoyar al candidato demócrata porque se ha pronunciado a favor del aborto. Mientras que otros dicen que no podrán votar por Bush porque no cumplió sus promesas de una reforma migratoria y por la guerra en Irak.



NOTAS RELACIONADAS
Bush/Kerry: batalla verbal en Iowa
20 10 04  |  Estados Unidos
Clinton reaparece en la campaña
21 10 04  |  Internacional
Ya ronda el "fantasma de Florida"
20 10 04  |  Estados Unidos
Elecciones en EE.UU.: la ola latina
17 10 04  |  Estados Unidos


VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.

 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen