Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Miércoles, 22 de septiembre de 2004 - 15:05 GMT
Detrás del voto hispano
Richard Allen Greene
BBC Newsonline en San Antonio, Texas

Ted Terrazas
Ted Terrazas cree que los partidos políticos deben ocuparse más de la economía y no las etnias.

Si uno llama a la policía en Denver, Colorado, escucha un mensaje tanto en inglés como en español.

Al subir a un avión en Atlanta, Georgia, el mensaje de seguridad a bordo está en ambos idiomas.

El principal propietario de estaciones de radio en Estados Unidos anunció la semana pasada que al menos 20 de sus empresas cambiarán su programación a "formatos hispanos" en los próximos 18 meses.

El año pasado los llamados Latinos sobrepasaron a los Africano-Americanos para convertirse en la primera minoría en EE.UU. Con una población de 39 millones de personas alcanzan al 13% del total del país.

Y la comunidad continúa con su crecimiento acelerado y por lo tanto es un blanco importante para Demócratas y Republicanos de cara a la elección de noviembre.

Lucha por apoyo

Los Latinos siempre han votado Demócrata con un margen de dos a uno, pero el presidente George W. Bush espera lograr una mayor porción de la comunidad este año.

Joe Solís, un propietario de un pequeño negocio y activista del Partido Republicano en San Antonio, Texas, dijo que así debería ocurrir.

Los hispanos ya no están atados a las tareas rurales. Estamos muy preocupados por la economía, nuestras pensiones y nuestra capacidad para comprar casas
Ted Terrazas, propietario de un pequeño negocio

Tal como la escritora y premio Nóbel negra Toni Morrison dijo que el ex mandatario Bill Clinton fue "el primer presidente negro", Solís cree que Bush es el primer presidente hispano.

Bush habla español y tiene familiares hispanos señaló.

Agregó que los valores del gobernante se asemejan a los de la comunidad hispana.

Pero Henry Rodríguez, un demócrata y organizador político para la candidatura de John Kerry en la comunidad estalló en risas al comentarle los dichos de Solís.

"Cualquier tonto puede hablar español, yo puedo decir 'domo arigato' y ¿qué? ¿Eso me hace un japonés? Claro que no. Que hable español y coma enchiladas no nos impresiona".

División

Las opiniones contrastantes reflejan lo que parece ser una profunda división en la comunidad hispana -muchos de los cuales no son inmigrantes, sino miembros de familias que han vivido en EE.UU. por generaciones.

"Yo soy republicana. He votado republicano por muchos, muchos años", dijo Olga Bernal Owens, propietaria de una agencia de publicidad hispana en San Antonio, una ciudad cuya población es en un 60% latina.

"Pero mi familia -mis padres, mi hermana, mis primos- es toda demócrata. No podemos discutir de política en nuestra casa y pienso que es muy triste".

Anita y Manuel Vázquez viven en San Antonio, Texas.
Anita y Manuel encabezan tres generaciones de la familia Vázquez en San Antonio, Texas.

"Trataron de educarme con información falsa y cuando trato de educarlos a ellos no me dejan hablar, y eso ocurre con un montón de hispanos aquí".

Olga cree que parte de los motivos para esta división son económicos.

"Tiene mucho que ver con el hecho de que soy propietaria de un pequeño negocio. No son dueños de un negocio y esa es la gran diferencia entre nosotros".

Ted Terrazas, también poseedor de una pequeña empresa que provee servicios al gobierno aseguró que los partidos políticos harían bien en ocuparse más de la economía que de las etnias cuando buscan votos.

"La gente tiende a categorizar a los hispanos como un grupo separado de sus economías y no pienso que eso sea así".

"Usted encontrará que probablemente seamos un reflejo de Estados Unidos".

Terrazas creció en una familia demócrata de California, conocida del activista hispano de izquierda César Chávez, pero ahora es un republicano a ultranza, como Bernal Owens y Solís.

Todos respaldaron a Bush como un hombre que apoya las pequeñas empresas.

"Los hispanos ya no están atados a las tareas rurales. Estamos muy preocupados por la economía, nuestras pensiones y nuestra capacidad para comprar casas", señaló Terrazas.

Las personas de negocios también creen que Bush es un líder fuerte para encarar la llamada guerra contra el terrorismo.

"Ahora sabemos que somos muy vulnerables. Es algo que no sabíamos antes", dijo la consultora Gloria Andrade DeMarco.

"Vemos que este presidente no va a rendirse, está muy comprometido con proteger a la comunidad a la que sirve".

Una visión que encuentra eco fuera de los ámbitos comerciales.

Albert Trujillo trabaja para el distrito escolar local y dijo que los demócratas "siempre han comprendido mejor las necesidades de los hispanos", pero de todas formas votará por Bush.

"Desafortunadamente hay algunos temas que son más importantes en este momento, la seguridad de nuestros niños y de nuestra nación".

Contra la guerra

Pero Rodríguez, el organizador político demócrata condenó la guerra en Irak de forma tajante.

"Una de las peores cosas (que Bush) ha hecho es enviarnos a la guerra. No podemos ir a la guerra a menos que realmente tengamos que hacerlo, no porque el presidente quiera. Eso es imperdonable".

Las minorías étnicas componen un número altamente desproporcionado en las fuerzas armadas.

Casi todos los latinos con los que la BBC habló en San Antonio tuvieron o tienen un familiar en las fuerzas militares o ellos mismos sirvieron.

Rodríguez está muy molesto por el efecto de la guerra en Irak sobre la comunidad y también guarda simpatías por los iraquíes.

"Está muy bien ondear la bandera y decir Dios los bendiga a nuestras tropas, pero hay otras personas que mueren por nuestras bombas. Si realmente creemos en nuestras religiones deberíamos creer que lo que hacemos a esa pobre gente allá no está bien. Son humanos como nosotros".

En términos generales Rodríguez cree que el Partido Demócrata es más inclusivo que el Republicano.

En estos momentos se encuentra en una campaña para registrar a personas que cumplieron alguna pena en prisión.

Bajo la ley de Texas pueden votar una vez que salieron de la cárcel y terminaron sus períodos de libertad condicional, un dato que no todos saben, según explicó el activista demócrata.

Según Rodríguez la campaña ya logró anotar a miles de votantes.

Y cada uno importa ya que los beneficios potenciales de lograr un buen respaldo hispano son enormes.

Una investigación del grupo HispanIntelligence estimó que el aumento en el número de hispanos en edad de sufragar desde 2000 es mayor que el margen de victoria en siete estados registrado ese año.

Pero todo indica que será muy difícil para alguno de los candidatos el lograr la lealtad de una comunidad tan grande y tan diversa.

"Somos como cualquier otra gente", dijo Cynthia Guerra, quien se describió asimisma como independiente.

"Si uno está en negocios va a estar interesado en temas de negocios y si es una madre en la educación para sus hijos".

"No pienso que seamos diferentes. Creo que estamos interesados en cómo respaldaremos a nuestras familias y tener una vida decente".



NOTAS RELACIONADAS
Marcharán contra Bush en Nueva York
29 08 04  |  Estados Unidos


VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.

 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen