Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Jueves, 26 de agosto de 2004 - 15:15 GMT
Olímpicos: así es América Latina
La colombiana María Luisa Calle.
La colombiana María Luisa Calle ganó bronce en persecución individual.

Celebraciones, llanto, llamadas presidenciales, cábalas: así se celebra y se llora en América Latina por los triunfos y las derrotas en los Juegos Olímpicos.

Ratings televisivos sin precedentes en Argentina para un deporte sin seguidores; un atleta ecuatoriano que por puro orgullo se inscribe en una prueba que no está seguro si va a terminar; una solicitud de citación parlamentaria en México para que se expliquen los malos resultados...

Bienvenidos a América Latina. Treinta y ocho años después de la publicación de Cien Años de Soledad de García Márquez, Macondo sigue existiendo en las coordenadas geográficas que se encierran entre el Río Bravo y la Patagonia.

Empecemos por Colombia, la patria del Premio Nobel de Literatura 1982. Si Gabo (como lo conocen cariñosamente sus compatriotas) necesita un ramo de rosas amarillas para escribir, la ciclista colombiana María Luis Calle también está atenta a las cábalas y a las señales del cielo.

Así lo describe el diario El Tiempo. "María Luisa se levantó, recibió el número con el que iba a competir y sintió una señal. El sábado en la prueba de persecución individual, corrió con el 9 y quedó novena. Esta vez tenía el tres...".

Y claro, llegó tercera.

México, no te rajes

Habría que ver qué camiseta recibió la ciclista mexicana Belem Guerrero, que llegó de segunda en la misma prueba por puntos.

Tal vez lo sepa el presidente mexicano, Vicente Fox, que después de intentarlo durante tres horas, logró comunicarse por teléfono con Belem Guerrero para felicitarla por su medalla de plata e invitarla a la residencia oficial de Los Pinos.

La mexicana Ana Guevara.
La medalla de plata Ana Guevara no satisfizo a todos los mexicanos.

Fox también expresó su complacencia por la medalla de plata de la velocista Ana Guevara en la prueba de 400 metros planos, carrera que siguió desde la sala de espera del hangar presidencial.

Sin embargo, no todos los mexicanos quedaron satisfechos. En una encuesta del diario La Reforma, el 75% de los consultados esperaba que "la saeta de Sonora" ganara la prueba, más teniendo en cuenta que en el 2003 se coronó campeona mundial.

Tal vez intentando reflejar ese sentimiento, el Partido Revolucionario Institucional (PRI), ahora en la oposición, pidió la comparecencia en el parlamento de los encargados del deporte a nivel nacional, para hablar sobre el fracaso en los olímpicos.

Chile en mi corazón

Pero los sentimientos encontrados no son sólo asunto mexicano. En Chile, la euforia por las dos medallas de oro y una de bronce en tenis, generó locura total, según informan las agencias de prensa.

También generó comparaciones con la selección de fútbol, que ocupó un magro décimo lugar en la pasada Copa América.

Los ofendidos futbolistas rechazaron los paralelismos. "No tienen nada que ver los esfuerzos fisiológicos que se hacen en estos deportes. No podemos caer en comparaciones", dijo el preparador físico Marcelo Oyarzún.

El jugador Cristián Álvarez fue más florido: "Los deportistas chilenos no somos cagones, los deportistas no nos cagamos, pero como en todo deporte a veces tenemos malos momentos".

Hasta ahora, los parlamentarios chilenos no se han pronunciado.

Restricciones

Los que sí se pronunciaron fueron los concejales de la junta municipal de Asunción, que decidieron ampliar, por un día, el horario de cierre de los establecimientos nocturnos.

De esa manera se podrá ver al final del fútbol olímpico, que disputarán Paraguay y Argentina en la madrugada del sábado.

De paso, Paraguay asegurará una medalla, la primera en su historia.

Los concejales demostraron ser tan floridos como cualquier futbolista chileno: según el diario ABC Digital, un concejal dijo estar votando a favor de la libertad, otro a nombre de los derechos constitucionales y uno más en favor de los trabajadores locales.

Futbolistas paraguayos celebran su paso a la final.
Gracias al fútbol, los establecimientos nocturnos de Asunción podrán cerrar más tarde.

A nadie sorprenderá que centenares de miles de paraguayos vean el partido de fútbol. Lo que sí sorprende es que 525 mil argentinos siguieran la final de salto de garrocha, un deporte que no goza de muchos seguidores en el país austral.

Todos interesados en el desempeño de una de sus atletas, la argentina Alejandra García, quien finalmente quedó décimo tercera.

La sorpresa final en el planeta Macondo fue la justificación que dio el atleta ecuatoriano Jefferson Pérez -medallista olímpico en el 96- para correr la prueba de 50 kilómetros en marcha.

La razón fue su "frustración y depresión" por no haber ganado una medalla en su especialidad, la marcha de 20 kilómetros.

"A pesar de que al participar en 50 kilómetros tengo pocas o mínimas posibilidades de terminar todas las distancias y quizá menos aún de ganar, es mi obligación moral estar de pie en la línea de salida y competir hasta que me caiga de dolor y cansancio", dice un estoico comunicado del atleta ecuatoriano.

Razón tenía García Márquez cuando dijo que nunca había inventado nada.



VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.

 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen