Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Jueves, 12 de agosto de 2004 - 12:35 GMT
Que las Olimpíadas se queden en Grecia

William Márquez
BBC Mundo

Atenas 2004
Esta nadadora alemana competiría por una marca y no por su país.

Es realmente increíble cómo ha cambiado el mundo.

Los Juegos Olímpicos no pueden convocar a una tregua entre ejércitos combatientes como sucedía en la antigua Grecia. Por otro lado, ya ni las guerras pueden cancelar las Olimpíadas modernas como ocurrió en 1916, 1940 y 1944.

Hoy en día no importa dónde están cayendo las bombas ni los récords, los deportes y los conflictos armados yacen lado a lado en este mundo hambriento de espectáculo. Cosa que complica demasiado la ya compleja realización de un evento de la magnitud de los Juegos.

Además de tener que construir una enorme infraestructura para acomodar los eventos, los atletas, los jueces, los espectadores, los medios de comunicación y los turistas que vienen desde cientos de países, los organizadores deben invertir enormes sumas en un sistema de seguridad, miles de agentes uniformados y encubiertos y equipos de vigilancia más sofisticados que los detectores de esteroides en la sangre de los atletas o los cronómetros que miden el tiempo en milésimas.

Las demandas de organizar esta justa deportiva sólo están al alcance de un puñado de países, que se bañan en la gloria del evento y recaudan los ingresos de lo que ya se ha convertido en una máquina de hacer dinero. Una situación un tanto injusta para todos los otros países que forman parte de la gran familia Olímpica.

Por tradición, por justicia y por pragmatismo las Olimpíadas deberían quedarse en Grecia para siempre. En primer lugar, se resolvería el problema de estar construyendo nuevos estadios, villas olímpicas, hoteles, etc, con la posibilidad de que las obras se retrasen. Sólo habría que modernizarlos de vez en cuando y aumentar su capacidad aquí y allá según las circunstancias.

Como ciudad Olímpica permanente, Atenas ya estaría acondicionada para recibir todo el flujo humano que llegaría para el evento. Para aliviar cualquier carga económica y dar la oportunidad a otros países de lucirse y participar en las ganancias, los juegos podrían estar auspiciados cada cuatro años por una nación o un grupo de naciones diferentes. Algo así como "Las Olimpíadas en Atenas 2020, patrocinadas por...(ponga aquí el nombre deseado)".

Hoy en día no importa dónde están cayendo las bombas ni los récords, los deportes y los conflictos armados yacen lado a lado en este mundo hambriento de espectáculo

Sin embargo, lo de las naciones también se podría obviar. Es hora de reconocer que son contados los atletas que, en el fondo de su ser, compiten por el orgullo de su país. El concepto de dejar la patria en alto, tan aplaudido durante los años de la Guerra Fría, es cosa del pasado.

El deportista moderno, que somete su cuerpo a un intenso régimen de ejercicio y dieta para obtener de éste unos pocos años de rendimiento óptimo, lo hace realmente por la gloria personal y la millonada que puede ganar en competencia y en contratos de representación. Aún en la época de la supuesta competencia amateur (que, entre otras viene del francés "amante"), las Olimpíadas eran una vitrina para lanzar una carrera profesional.

Un sueño para terminar el sueño

El llamado Dream Team de baloncesto de Estados Unidos, que participó en Barcelona 1992, terminó de una vez por todas con la farsa del amateurismo y el amor patrio en los Juegos.

El poderoso equipo estadounidense estaba patrocinado por la firma deportiva Reebok, pero la mayoría de los jugadores profesionales de la NBA habían firmado jugosos contratos con la competencia.

Durante la ceremonia de premiación, los jugadores enfrentaban la situación de tener que recibir la medalla de oro con la sudadera oficial marca Reebok, cosa que arriesgaría sus contratos con las otras marcas.

Los recursivos basquetbolistas resolvieron el dilema envolviendo sus hombros en banderas estadounidenses para así ocultar el ofensivo logotipo del patrocinador oficial.

Si los símbolos patrios y los símbolos comerciales se volvieron intercambiables en el supremo escenario del deporte y los atletas compiten por el dinero de los patrocinadores, se debería entonces eliminar de un tajo las banderas, los himnos y los uniformes nacionales para estar más actualizados.

La representación de naciones debería dar paso a la representación de las multinacionales.

Empresas como Nike, McDonald's, IBM o Toshiba, por ejemplo, podrían patrocinar equipos que compitan entre sí. De la misma manera que los clubes de fútbol contratan jugadores extanjeros, habría equipos olímpicos con atletas de todo el mundo vistiendo la sudadera de su marca respectiva.

Este sistema también ofrecería la posibilidad para que deportistas destacados de naciones menos privilegiadas puedan entrenar y participar sin estar limitados por la situación económica de su país o la incompetencia de sus propios organismos deportivos.

Fin de las pasiones políticas

Atenas 2004
Andy Roddick entrena en Atenas, no se aprecian logos comerciales.

Al no haber naciones o gobiernos involucrados, se reducirían las pasiones políticas que convirtieron otras Olimpíadas en foros para el racismo, el nacionalismo, la violencia y el terrorismo.

Durante las ceremonias de premiación, en lugar de banderas, se izarían los logotipos de las empresas patrocinadoras y, en vez de himnos nacionales, se tocarían los jingles comerciales.

Y olvidémosnos de la medallas. Ni siquiera están hechas del metal que representan.

Los premios serían en dinero en efectivo (euros o dólares, por favor) en cantidades correspondientes al lugar en el podio y entregados por atractivas modelos. Por supuesto que también se entregaría un ramillete de olivo al campeón para mantener la tradición histórica de los Juegos de la antigüedad.

Otra razón más para que las Olimpíadas se queden en Grecia, que está tapada en árboles de olivo.


Escríbale al autor

Nombre
Correo electrónico
Ciudad
País
Teléfono (opcional)
Mensaje (máx. 50 palabras)

La BBC se reserva el derecho de editar y publicar su mensaje. Los datos provistos no serán entregados a terceros.



NOTAS RELACIONADAS
Ruedan los Juegos Olímpicos
11 08 04  |  Atenas 2004


VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.

 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen