Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Martes, 25 de noviembre de 2003 - 18:33 GMT
"El preservativo no es 100% confiable"

Sacerdote, doctor en teología, master en bioética e ingeniero civil, Fernando Chomalí Garib es asesor de la Conferencia Episcopal de Chile.

BBC Mundo habló con él de la realidad del SIDA en ese país y en el resto del mundo.


¿Cuál es la posición de la Iglesia católica para evitar la propagación del SIDA en Chile?

El primer dato que quiero dar es que en Chile el 94% de los contagios se producen por encuentros sexuales, tanto homosexuales como heterosexuales, es decir, hay una relación muy directa entre los comportamientos sexuales y la difusión del VIH.

El virus del VIH
La abstinencia y la fidelidad son la única forma de evitar el contagio del virus del VIH
Fernando Chomalí

Ahora bien, esta enfermedad no se soluciona con la misma lógica que la produce, que es con relaciones sexuales que no se entienden en un contexto de amor. Porque lo que se necesita es un matrimonio fiel, donde no se produce el contagio, o un contexto de castidad.

En ese sentido, la Iglesia católica ha dicho muchas veces que hablar demasiado, con demasiada fuerza respecto del preservativo como una manera de superar el tema del VIH, no es adecuado. Por varias razones.

Uno, porque genera una pseudo seguridad de que basta un preservativo para no infectarse, lo cual no es cierto.

Y por otra parte, no se dice toda la verdad en el sentido de que es un método no fiable.

Pero justamente voces tan autorizadas científicamente hablando, como la Organización Mundial de la Salud (OMS), aseguran que el preservativo es el único método confiable para prevenir la difusión del SIDA y ellos colocan su efectividad en un 95%.

No, ellos no pueden decir eso. Todos los informes confirman que la única forma de evitar el contagio del VIH es una pareja mutuamente fiel en el ámbito sexual y la castidad.

Y yo le voy a decir algo para que usted se dé cuenta. Sucede que en Chile y en muchas partes del mundo se promovía la píldora del día después como método anticonceptivo porque precisamente los preservativos fallaban. O se rompían o se salían o se rebalsaban.

Y, curiosamente, después lo proponen contra el VIH del SIDA, cuando en primer lugar el virus del VIH es 500 veces más pequeño que el espermatozoide y, en segundo lugar, basta un solo encuentro del virus con la mucosa para que se produzca la infección.

O sea, que la cifra del 95% ya obliga a que la gente tenga el conocimiento de que se puede contagiar y de que se trata de un virus mortal, porque no tiene ninguna cura.

Lo importante es esa educación. Aquí no se trata de imponer nada, sino que de usar la razón.

En una conversación que BBC Mundo tuvo con el doctor Paulo Teixeira, jefe de la OMS para el SIDA, él mismo nos habló de ese 95%. Y también nos dijo que según estudios de la OMS en algunas regiones de Estados Unidos la promoción de la abstinencia sexual lo que está haciendo es aumentar el riesgo de contagio de enfermedades sexualmente transmitidas.

La propuesta que hace la Iglesia es una propuesta que asegura que no se va a producir la infección. Y eso la gente lo sabe.

Hay estudios, por ejemplo, que confirman que a pesar de que ha habido una masificación impresionante de los preservativos en todas partes del mundo, la epidemia no ha disminuido, sino que ha aumentado.

Pero usted mismo reconoce que la abstinencia y la fidelidad son en última instancia elecciones personales y tienen que ver entonces con la libertad individual.

Sí, absolutamente, pero son la única forma de evitar el contagio. Son las personas las que tienen que elegir, pero tienen que hacerlo con la información adecuada y con una educación veraz.

¿Diría usted que organizaciones como la OMS y la cantidad de ONG que basan sus campañas de prevención del SIDA en el uso de presevativos están siendo irresponsables?

Yo pienso sinceramente que ha faltado una reflexión más profunda y la Iglesia no puede abdicar en el sentido de decir que a través del uso de preservativos no se va a solucionar este problema.

Yo entiendo que ellos están bastante desesperados. Imagínese lo que puede significar para un organismo que ha hecho tanto bien en el ámbito de la salud en todo el mundo saber que hay 35 millones de personas infectadas y que la infección no para.

Cuando se recomienda el uso del preservativo, en ninguna parte se dice que no es ciento por ciento seguro. Y tanto es así que ha cambiado el lenguaje.

Antes se hablaba de sexo seguro... Ahora de sexo más seguro.


El Vaticano y Conferencia Episcopal Latinoamericana declinaron la invitación de la BBC Mundo a hablar sobre el SIDA.



Convivir con el SIDA


GUÍAS INTERACTIVAS

TESTIMONIOS

 

ESCUCHE

SIDA EN OTROS SITIOS BBC
 


VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.

 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia | De todo un poco | Participe | A fondo | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen