BBC Página Principal (en inglés) BBC Noticias (en inglés) BBC Deportes (en inglés) BBC Servicio Mundial (en inglés)
versión texto | escríbanos | ayuda
BBC Mundo
Noticias 
América Latina 
Economía 
Ciencia 
Miscelánea 
Foros 
Especiales 
Aprenda inglés 
Nuestros socios 
Quiénes somos 
BBC Radio
Programación 
Cómo sintonizar 
  Especiales: 2001 - 11 de septiembre - 2002
Lunes, 09 de septiembre de 2002 - 16:19 GMT
"No pueden concebir que alguien los odie"
Torres
Nueva York un año después del impacto.
El escritor, periodista e intelectual estadounidense Norman Mailer dialogó con la periodista Kirsty Wark de la televisión de la BBC sobre el impacto del 11 de septiembre en Estados Unidos.

BBC Mundo reproduce la entrevista concedida este año al programa Newsnight.


¿Qué sensación le provocó el 11-S?

Norman Mailer
Mailer teme un conflicto de proporciones enormes.
No recuerdo nada como ese día. Pienso que fue más grande, y es una afirmación arriesgada, que la bomba atómica. La bomba cayó al final de la Segunda Guerra Mundial.

Esto tuvo un impacto enorme. Yo estaba en casa en Massachussets, en Cabo Cod, a 300 millas de Nueva York. Mis hijos que viven en la ciudad estaban furiosos conmigo porque sintieron que mi reacción no era de un asombro suficiente.

Todos en Nueva York caminaban impresionados. Todavía no lo han superado. No es un asunto simple.

¿Cree usted que el miedo de los estadounidenses es debido a la incomprensión del asunto, que la gente simplemente no entiende lo que ocurrió?

Pienso que es un tema de escala emocional. En EE.UU., la gente se enoja, pero pese a todas esas historias de asesinatos y violencia, la mayoría es esencialmente pacífica.


Creo que el elemento central es que Alá es un concepto totalmente foráneo para los estadounidenses

Norman Mailer
Simplemente no pueden concebir que alguien los odie tanto. Dicen: "¿Cómo puede alguien odiarnos? Somos una nación bondadosa. Queremos el bien para todos". La mayoría de los estadounidenses son inocentes.

Lo peor que se puede decir de mi país en una línea, si se quiere describir a los estadounidenses en una línea, es que no les gustan las preguntas que necesitan más de 10 segundos para ser respondidas.

En varias universidades de EE.UU. existen cursos como "Maquiavelo y el 11-S" o "El viejo testamento y el 11-S". ¿Realmente su busca una respuesta en cualquier texto que se pueda encontrar?

Creo que el elemento central es que Alá es un concepto totalmente foráneo para los estadounidenses.

Es como si una gran división se hubiera lanzado sobre el mundo. Por un lado hay una cultura, particularmente en EE.UU. y en un alto grado en Europa, en la que no importa cuántas veces se mencione a Jesucristo, el hecho es que la mayoría de la gente vive su vida con la idea de que no van a preocuparse por la muerte. Se ha transformado en una cultura del dinero. "Vivo para mi vida", dicen todos. En efecto, son muy prácticos, entonces en tanto la vida continúe no existe un concepto enriquecedor sobre la muerte.

Por otro lado uno tiene el Islam, que dice que este mundo es un desorden, donde la mayoría son pobres y los ricos son horribles y corruptos. Tenemos esta vida abominable pero tendremos el paraíso si vivimos y morimos para Alá.

Nueva York
La zona del desastre recibe decenas de visitantes cada día.
Entonces estamos en un proceso donde toma forma una gran guerra, en donde se tiene -y permítame pronunciar a lo jamaiquino por un momento- a "Alá versus el todopoderoso Dolá".

¿Qué idea tiene respecto a la ola de patriotismo en EE.UU.? Incluso el inconformista director de cine David Lynch dice que es un acto de unión cívica.

¿Contra qué nos unimos? Eso es lo que me pone nervioso. En la Segunda Guerra Mundial el país se unió contra (Adolfo) Hitler. No era sólo un hombre y un grupo de ideas. Era también un país, un grupo de países. Fue una guerra enorme y bien definida.

La actual es por un lado entre una fuerza militar gigantesca y hábil que barrió al Talibán más rápido de lo esperado. ¿Contra quién combatimos? Por otro lado existe una sensación de que esto podría continuar y tomar proporciones enormes, porque Islam es hoy casi la mitad del mundo, al menos en términos de fuerzas religiosas.

¿Es por eso que George W. Bush tiene que hablar de "guerra contra el terrorismo" o "eje del mal"?

Mal, Mal, Mal, Mal.

¿Qué piensa cuando escucha esa palabra?


Si uno vive una vida medianamente corrupta, como lo ha hecho EE.UU. en términos de política exterior y la economía, si uno es medianamente malo, nada lo alivia más que pensar que la persona opuesta es totalmente mala

Bush no puede dar un discurso sin utilizar la palabra "Mal" unas 13, 15 o 22 veces. ¿Pero dónde está el mal? Ni siquiera se pudo ubicar a Osama Bin Laden. No se sabe si está vivo o muerto. Luchar contra el mal es una forma de entorpecer la mente de la gente.

Quizá sea porque en EE.UU. no tenemos raíces en comparación con países europeos. Uno necesita algo en qué creer, y el patriotismo cumple ese papel.

¿Finalmente, cree usted que EE.UU. ha tenido un llamado de atención sobre cómo es visto en el mundo?

Probablemente no en tanto siga reiterando la palabra "Mal, Mal , Mal". En oposición a un llamado de atención, se vuelve anodino. Es para calmar los sentimientos aquí.

Si uno vive una vida medianamente corrupta, como lo ha hecho EE.UU. en términos de política exterior y la economía, si uno es medianamente malo, nada lo alivia más que pensar que la persona opuesta es totalmente mala.

Si la persona de enfrente es medianamente mala -como creo que lo son- entonces uno tiene la vieja condición humana, llena de complicaciones y con preguntas sin respuesta clara.

Por esa razón EE.UU. intentó cerrar la herida con rapidez, si se pudre más tarde, otro doctor se hará cargo del problema.


Búsqueda en BBC Mundo
Claves de búsqueda

Vínculos:

Nota: el contenido de las páginas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.
Arriba ^^  
 
 escribanos@bbc.co.uk
© BBC
BBC World Service
Bush House, Strand, London WC2B 4PH, UK.

Servicio Mundial de la BBC:
temas de actualidad e información institucional en más de 40 idiomas: