BBC Página Principal (en inglés) BBC Noticias (en inglés) BBC Deportes (en inglés) BBC Servicio Mundial (en inglés)
versión texto | escríbanos | ayuda
BBC Mundo
Noticias 
América Latina 
Economía 
Ciencia 
Miscelánea 
Foros 
Especiales 
Aprenda inglés 
Nuestros socios 
Quiénes somos 
BBC Radio
Programación 
Cómo sintonizar 
  Especiales: 2001 - 11 de septiembre - 2002
Viernes, 06 de septiembre de 2002 - 15:23 GMT
Ser árabe y estadounidense
Árabe americana
Una relación a veces difícil.
Escribe el Profesor Rushdi Said*, especial para la BBC

No es una exageración el decir que Estados Unidos ha cambiado de una forma fundamental tras los ataques del 11 de septiembre.

Fueron una sorpresa para la mayoría de la gente, y resultaron en la pérdida de la sensación de seguridad que brindaba la posición geográfica y el poderío militar de su país.

Los hechos demostraron cómo un pequeño grupo de hombres jóvenes, con pocos recursos pero con una fuerte adherencia a una ideología chauvinista, puede dañar la posición y la economía de un país poderoso.

Profesor Rushdi Said
Rushdi Said llegó a EE.UU en 1981.
Los neoconservadores, que habían llegado al poder pocos meses antes en EE.UU., aprovecharon la ocasión para reforzar sus programas de seguridad nacional.

Los ataques confirmaron su creencia de que la seguridad nacional no sólo de salvaguarda en las fronteras externas, sino que se necesita una política de ataques preventivos contra cualquier país que abrigue o respalde a cualquier grupo hostil. Incluso si ello significa ocupar otro territorio y provocar un cambio de liderazgo.

Esto significó un completo alejamiento de los principios fundacionales de la Carta de Naciones Unidas y de un sistema internacional basado en el respeto a la soberanía nacional y la no interferencia en asuntos internos de otro país. Naturalmente las naciones que son candidatas a este tipo de ataque, o que ya fueron blanco, son aquellas de donde provinieron los atacantes, todos países árabes o musulmanes.

Ramificaciones

El nuevo enfoque de Washington tuvo sus ramificaciones para la comunidad árabe estadounidense. Se encontraron bajo sospecha tras los ataques y vieron cómo sus países de origen estaban bajo ataque constante o amenazados de guerra. Palestina, que goza de una consideración especial entre los árabes, fue sujeta a un proceso de liquidación, y ya no fue de interés de nadie.

Las consecuencias de esta nueva situación fueron significativas para los inmigrantes de primera generación. Nunca imaginaron al emigrar hacia EE.UU. que un día deberían elegir entre la lealtad a su tierra adoptiva o a sus países de origen.

Conozco a muchos de esos inmigrantes que al enfrentarse a esa decisión optaron por regresar ya que no podían soportar el ver a su país de adopción en guerra contra su lugar de nacimiento.

Árabes Americanos
Las nuevas generaciones encuentran más difícil el mundo árabe.
Los problemas que surgieron de este conflicto de lealtades debieron ser enfrentados por aquellos que decidieron quedarse. Estas dificultades se vieron reflejadas por la única asociación árabe estadounidense que opera en todo EE.UU., el Comité Árabe Americano contra la Discriminación (CAAD), el más grande del país en su tipo.

Sus miembros expresaron sus diferencias respecto a qué posición debía adoptar el Comité ante los eventos en el mundo árabe.

El liderazgo del CAAD quiso resaltar la "americanicidad" de la organización, y mantener su papel de ayuda a los árabe estadounidenses. También buscó el hacer causa común con las organizaciones de defensa de los derechos humanos tras la aprobación de leyes que permitieron la detención sin cargos de personas, que pueden ser interrogadas sin la presencia de un abogado.

Sin embargo, muchos de los miembros ordinarios del Comité querían que el mismo tomara una postura firme y clara sobre los asuntos árabes. Deseaban que la organización elevara su voz contra un ataque a Irak y objetara la política estadounidense respecto a Israel -Palestina es un asunto clave para todos los árabes, en especial aquellos de origen palestino, sirio y libanés, mayoría en el CAAD.

Pero el liderazgo argumentó que la toma de tales posturas iba a aislar al Comité y dañar sus vínculos con el gobierno y su esfuerzo por los derechos civiles.

Un peso relativo


Nadie que ha vivido los eventos del 11 de septiembre puede negar que resultaron en una ola de hostilidad contra árabes y musulmanes. Sin embargo, es justo decir que hubo mucho esfuerzo por limitarla y contenerla, pese a los intentos de los neoconservadores y de Israel de avivar las llamas

Rushdi Said
Pese a su alcance nacional y el amplio espectro de sus actividades, el CAAD tiene un poco menos de 3.000 miembros aunque la población árabe estadounidense llega a 3,5 millones, la mitad de ellos llegados en los últimos 20 años. El grueso de la comunidad prefiere participar en asociaciones locales o clubes sectarios.

Cabe señalar que los árabe estadounidenses en su mayoría no pertenecen a las grandes organizaciones musulmanas de EE.UU., que aglutinan a los afro estadounidenses o los de origen asiático.

También es raro que miembros de la comunidad de segunda o tercera generación sean miembros de estos cuerpos. Mi familia es un buen ejemplo, Mis nietos son más estadounidenses que árabes. Y pese al orgullo que manifiestan por su herencia, no encuentran nada que los ayude a interactuar con la cultura árabe. Pueden hablar el idioma, pero no leerlo y encuentran dificultades para relacionarse con la televisión, disponible ahora vía satélite.

En este aspecto no hay diferencias con las demás comunidades que se asentaron en EE.UU.

Nadie que ha vivido los eventos del 11 de septiembre puede negar que resultaron en una ola de hostilidad contra árabes y musulmanes. Sin embargo, es justo decir que hubo mucho esfuerzo por limitarla y contenerla, pese a los intentos de los neoconservadores y de Israel de avivar las llamas.

Lo último en este campo fue la respuesta a un reclamo del Sindicato de Profesores, que solicitó tolerancia racial y religiosa cuando se discutan los hechos del 11 de septiembre en las aulas. El sindicato argumentó que no se puede responsabilizar solamente a los musulmanes. De inmediato surgió un comunicado firmado por un ex secretario de Educación y por la esposa del Vicepresidente de EE.UU. En el documento se condenó a los Profesores y se pidió que se diga a los alumnos que el país tiene enemigos y que deben ser enfrentados.

No puedo decir qué impacto tuvo el comunicado en el país, pero sí que en la única escuela que conozco fue ignorado. Quizá fue porque esta escuela está en una gran ciudad y tiene alumnos de variado origen étnico. Quizá en otras escuelas, fuera de la grandes ciudades, el llamado fue escuchado.

*Eminente científico, internacionalmente reconocido, colaborador asiduo en revistas egipcias y árabes. Es un ex parlamentario egipcio.


Búsqueda en BBC Mundo
Claves de búsqueda

Vínculos:

Nota: el contenido de las páginas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.
Arriba ^^  
 
 escribanos@bbc.co.uk
© BBC
BBC World Service
Bush House, Strand, London WC2B 4PH, UK.

Servicio Mundial de la BBC:
temas de actualidad e información institucional en más de 40 idiomas: