BBC Página Principal (en inglés) BBC Noticias (en inglés) BBC Deportes (en inglés) BBC Servicio Mundial (en inglés)
versión texto | escríbanos | ayuda
BBC Mundo
Noticias 
América Latina 
Economía 
Ciencia 
Miscelánea 
Foros 
Especiales 
Aprenda inglés 
Nuestros socios 
Quiénes somos 
BBC Radio
Programación 
Cómo sintonizar 

Escribe: Gina Espinosa.
  Especiales: 2001 - 11 de septiembre - 2002
Martes, 27 de agosto de 2002 - 12:01 GMT
Las víctimas invisibles
11 de septiembre de 2001
El restaurante Windows on the World se encontraba en lo alto de las Torres Gemelas.
Desde Nueva York, escribe Gina Espinosa para BBC Mundo.

Para Martha Morocho lo más difícil fue aceptar la pérdida de su compañero de tantos años. "Él era todo", dice con voz entrecortada, "teníamos una hermosa familia". Desde su llegada del Ecuador hace 10 años, ella se había dedicado al cuidado de sus cinco hijas.

Su esposo trabajaba como asistente de cocina en el restaurante Windows on the World, en el World Trade Center. Su cuerpo nunca fue recuperado. Esto no sólo sumió a su familia en un interminable duelo sino que al no existir el certificado de defunción, su esposa e hijas quedaron sin posibilidad de obtener compensación económica para sobrevivir.

Joel Magallán, Asociación Tepeyac.
Joel Magallán procura ayudar los familiares de víctimas indocumentadas.
"No aceptaba que se había ido y por eso no pedí ayuda antes", asegura Martha Morocho, quien ahora pasa horas recorriendo las oficinas de las organizaciones de asistencia en Nueva York mientras trata de no descuidar a sus hijas. "He logrado salir adelante gracias a la ayuda de mucha gente".

Para estas familias no fue posible conseguir apoyo del Fondo Federal de Compensación, a pesar de que su responsable Kenneth Feinberg, afirmó que ellos también tenían derecho a él.

Y si la necesidad económica hizo a muchos superar el temor a ser deportados, no logró compensar la falta de comprobantes de que la persona que reportaban trabajaba en las Torres Gemelas. Los empleadores se niegan a declarar que empleaban ilegales por temor a las represalias oficiales. Esto ha complicado la adquisición de ayuda para las familias.

Una luz en el camino

Pese a no poder acceder a los fondos de compensación oficial, en los meses posteriores a los ataques, el trabajo de las organizaciones hispanas de Nueva York logró canalizar ayuda para estas familias. La propia Cruz Roja y la organización Save Horizon cambiaron su postura inicial hacia los inmigrantes latinos, según la cual no se ayudaba o recibía a indocumentados o a gente que no tuvieran recibos de pérdidas económicas por la tragedia.

La Asociación Tepeyac, una organización social con sede en Nueva York, se dedicó a investigar la identidad de 63 personas que le fueron reportadas como desaparecidas. "Para lograr ayuda para sus familias hablamos con vecinos y gente que las conocía. Así hemos logrado constatar la veracidad de los casos" dice el director de la asociación, Joel Magallán.

Zona Cero
Los empresarios se niegan a declarar que empleaban a ilegales por temor a multas.
De esta manera se logró canalizar la ayuda dispuesta por sindicatos e iglesias para comprar una casa en Honduras para los cuatro hijos de Luis Norales, quien murió cuando se encontraba en una entrevista de trabajo en la Torre 1. Su esposa Elda, no cubría los requisitos para obtener la ayuda oficial.

Pero todos estos esfuerzos no han bastado para superar las dificultades que aún deben enfrentar estas familias.

Julia Hernández, perdió a su esposo, quien trabajó durante 6 años en un restaurante de las Torres Gemelas. Ella dice que "la supervivencia no ha sido fácil porque la ayuda ha sido insuficiente" .

Las mismas agrupaciones prevén que este apoyo no podrá ser indefinido ni mayor, por lo que trabajan en programas que les permitan a estas familias ser autosuficientes. "Ésta es casi una condición para continuar recibiendo ayuda", dice Carmelo Maceda, de la organización civil Casa Puebla.

Nunca se sabrá cuántos murieron

Las cifras oficiales nunca revelaran el número real de hispanos que murieron en el World Trade Center, coinciden las organizaciones de ayuda.


La supervivencia no ha sido fácil porque la ayuda ha sido insuficiente

Julia Hernández, que perdió a su esposo
Las autoridades consulares mexicanas sólo han emitido ocho certificados de defunción. Las circunstancias hicieron muy difícil la identificación de los restos, a lo que se sumaron las condiciones de trabajo de los indocumentados, quienes normalmente se cambian el nombre o consiguen documentos falsos para conseguir sus empleos, según admiten las autoridades.

"De las 63 personas de nuestra lista, 17 no han podido ser registradas oficialmente", explica Joel Magallán. "Al ser indocumentados, trabajaban fuera de los libros y los empleadores se niegan a reconocer haberlos empleado", añade.

Muchos de los desaparecidos fueron reportados por compañeros de habitación o amigos. "Sabemos de su existencia, pero aún no tenemos información suficiente para contactar a sus familias", dice Magallán y añade que esto hace pensar que el número de muertes puede ser mucho mayor a la lista oficial".


Búsqueda en BBC Mundo
Claves de búsqueda
Arriba ^^  
 
 escribanos@bbc.co.uk
© BBC
BBC World Service
Bush House, Strand, London WC2B 4PH, UK.

Servicio Mundial de la BBC:
temas de actualidad e información institucional en más de 40 idiomas: