BBC Página Principal (en inglés) BBC Noticias (en inglés) BBC Deportes (en inglés) BBC Servicio Mundial (en inglés)
versión texto | escríbanos | ayuda
BBC Mundo
Noticias 
América Latina 
Economía 
Ciencia 
Miscelánea 
Foros 
Especiales 
Aprenda inglés 
Nuestros socios 
Quiénes somos 
BBC Radio
Programación 
Cómo sintonizar 

Escribe: Frank Gardner.
  Especiales: 2001 - 11 de septiembre - 2002
Martes, 27 de agosto de 2002 - 17:12 GMT
Arabia Saudita, equilibrio imposible
Presidente Bush and Príncipe regente Abdullah
Las relaciones entre EE.UU. y Arabia Saudita se han tornado difíciles.
Escribe Frank Gardner, analista de la BBC

No corren buenos tiempos para la nación saudita. Ser el primer productor mundial de petróleo es un consuelo pequeño si además tienes que hacer frente a una población creciente, una caída de la renta per cápita y un aumento del desempleo... y todo eso, antes de los atentados del 11 de septiembre de 2001.

En los días y meses posteriores a lo ocurrido en Estados Unidos, la Casa Real de Arabia Saudita ha tenido que reconciliarse con una serie de realidades incómodas.

Osama bin Laden, líder de la red al-Qaeda
Osama bin Laden: uno de los nativos más famosos.
15 de los 19 secuestradores de los aviones que asolaron Estados Unidos ese fatídico día eran de origen saudita. Y Osama bin Laden, el rico heredero nacido en Arabia Saudita, a quien las autoridades habían tratado de ignorar durante mucho tiempo, se convirtió en el enemigo público número uno del mundo occidental.

Al principio, la reacción oficial en el reino fue de negación absoluta, con el ministro del Interior acusando públicamente a "una tercera mano" de los ataques.

No fue culpa nuestra

Inicialmente, los sauditas moderados albergaban en secreto la esperanza de que los culpables fueran grupos internos de Estados Unidos, como en el caso de Oklahoma.

La opinión en la calle era que se trataba de un complot israelí para provocar una guerra de Estados Unidos con el mundo árabe.

Seguridad en aeropuertos estadounidenses
Los sauditas adinerados evitan ser objeto de maltrato.
Pasaron varios meses antes de que el gobierno saudita admitiera a regañadientes que efectivamente fueron ciudadanos de su país quienes provocaron la muerte de cerca de 3.000 personas en EE.UU.

La sociedad estadounidense, con los medios de comunicación y algunos senadores a la cabeza, empezó a cuestionar al aliado petrolero y a pedir un cambio de política con respecto a los sauditas.

Muchas son las críticas contra los gobernantes del reino, algunas exageradas y algunas, sin duda, merecidas.

Los secuestradores eran sauditas, aunque se fueron de su país hace años. En su tierra absorbieron el Islam wahabí, el más ortodoxo, pero también vieron los excesos de las clase dominante.

Miles de príncipes y princesas viven en palacios y viajan en su avión privado a Europa varias veces al año, mientras en los suburbios de Riad, los pobres viven hacinados.

En Arabia Saudita no existe la disidencia política. Está prohibida. Las opiniones contrarias al sistema o se expresan en el extranjero o por vías subversivas.

Una de ellas es al-Qaeda -organización a la que las autoridades sauditas le prohibieron que operara en su territorio durante mucho tiempo, pero que hoy en día admiten abiertamente que existe.

En las últimas semanas, se han revelado varias operaciones contra células de al-Qaeda y Estados Unidos está satisfecho del nivel de colaboración de sus aliados en la "guerra contra el terrorismo".

Resentimiento

Sin embargo, este intento de acercamiento de los dos antiguos amigos no alcanza a su población.

Piloto saudita Waleed Al-Shehri
Al-Shehri es uno de los sospechosos sauditas.
El sentimiento anti-estadounidense es palpable. Casi nadie consume productos "Hechos en EE.UU." y la situación en Medio Oriente provoca furia.

El delicado equilibrio que mantiene a la Casa de Saud en el poder podría verse sacudido de nuevo si Estados Unidos emprende otra aventura militar en Irak.

Esta vez no habrá una gran coalición árabe-estadounidense.

Y esta vez, a los príncipes sauditas podría resultarles difícil contener la ira de su población, si otro país árabe se ve atacado por una superpotencia con la que sus dirigentes tienen "una relación estratégica".


Búsqueda en BBC Mundo
Claves de búsqueda

Notas relacionadas:

2 10 01 |  Noticias
El Islam de Bin Laden
19 10 01 |  Especiales
Arabia Saudita, hilando muy fino
Arriba ^^  
 
 escribanos@bbc.co.uk
© BBC
BBC World Service
Bush House, Strand, London WC2B 4PH, UK.

Servicio Mundial de la BBC:
temas de actualidad e información institucional en más de 40 idiomas: