BBC Página Principal (en inglés) BBC Noticias (en inglés) BBC Deportes (en inglés) BBC Servicio Mundial (en inglés)
versión texto | escríbanos | ayuda
BBC Mundo
Noticias 
América Latina 
Economía 
Ciencia 
Miscelánea 
Foros 
Especiales 
Aprenda inglés 
Nuestros socios 
Quiénes somos 
BBC Radio
Programación 
Cómo sintonizar 

Escribe: Jon Silverman.
  Especiales: 2001 - 11 de septiembre - 2002
Martes, 27 de agosto de 2002 - 16:10 GMT
Seguridad primero, libertad después
Nueva York, 11 septiembre 2001
Muchas leyes se han aprobado en todo el mundo en respuesta a los ataques.
Escribe Jon Silverman, de la BBC

Nada en los últimos años ha tenido implicaciones más profundas para las libertades civiles en el mundo que los ataques contra Estados Unidos el pasado 11 de septiembre.

En América del Norte y en toda Europa, desde la península ibérica hasta Rusia, cambiaron las legislaciones para fortalecer los poderes de los estados para grabar conversaciones telefónicas, aumentar la vigilancia policial, detener a inmigrantes, controlar la Internet y las libertades de movimiento.

El escritor canadiense Michael Uignatieff dice: "El problema es que los ataques pusieron a la defensiva a los movimientos pro-derechos humanos, que ahora son víctimas de la prioridad de los gobiernos de priorizar la seguridad nacional".


Está claro que se está preparando un nuevo paisaje en lo que respecta a organismos de seguridad

Sin embargo, para los organismos estatales de seguridad, lo sucedido el 11 de septiembre supuso un golpe tan fuerte que no se habría entendido que no hubieran pedido inmediatamente nuevos poderes y más recursos.

Cuando Stephen Lander, el antiguo jefe del servicio británico de inteligencia MI5, reconoce públicamente los fallos en seguridad y tanto la CIA como el FBI se ven forzados a reformar su relación para mejorar la defensa de Estados Unidos, está claro que se está preparando un nuevo paisaje en lo que respecta a organismos de seguridad en todo el mundo.

Estado de emergencia

En el Reino Unido, la prueba más evidente de la preocupación del gobierno fue la nueva legislación de Seguridad, Crimen y Lucha contra el Terrorismo, que autoriza la detención indefinida de los sospechosos de terrorismo de nacionalidad extranjera.

A pesar de que la Comisión Especial de Apelación ha fortalecido el argumento del gobierno de que el estado de emergencia tiene razón de ser, también sentenció que la legislación es contraria a la Convención Europea de Derechos Humanos.

Se ha escrito que la legislación británica ha sido la más draconiana al responder a los ataques del 11 de septiembre, sin embargo se olvidan muy a menudo por lo menos dos aspectos importantes.

El primero es la aparente escalada de actividades fundamentalistas islámicas en Gran Bretaña, que ha crecido en los últimos cinco años, desde que un cambio de actitud en Francia respecto a la inmigración, hizo que muchos refugiados musulmanes radicales, especialmente de Argelia, cruzaran el Canal de la Mancha para aprovecharse de un marco jurídico más ventajoso.

Restricciones en seguridad

Incidentalmente, parece que Francia, a diferencia de Gran Bretaña, deportó a algunos refugiados a su país de origen sin preocuparse de su seguridad una vez regresados de donde huyeron por miedo a ser perseguidos o incluso morir a manos del régimen político de su país.

El segundo caso es la relativamente poca atención que se ha prestado a las reformas legislativas en la Unión Europea, especialmente en Alemania, para construir un aparato de seguridad más restrictivo, que muchos han criticado y que consideran "alarmante".

Prisionero de Guantánamo
Las detenciones de sospechosos han levantado las críticas de grupos pro-derechos humanos.
Alemania ha propuesto, ante el Consejo de Justicia e Interior de la Unión Europea, la creación de un registro a escala europea que contenga información sobre las peticiones de asilo y visados de ciudadanos originarios de terceros países que viven en la UE.

En la actualidad, sólo dos estados, Luxemburgo y Alemania, tienen este tipo de registros que, según un grupo pro-derechos civiles, Statewatch, son "archivos de inteligencia sobre personas, sus familias y sus actividades".

Se pide precaución

Sin embargo, el miedo real es que, como sucedió durante la década de 1980, en respuesta a las actividades del Ejército Rojo, los archivos podrían ser utilizados no sólo para identificar a posibles terroristas, sino también en casos de delincuencia común, con una desviación desfavorable para los extranjeros y las minorías étnicas.

Entre los estados que piden extremar la precaución sobre ser demasiado rápido en las reformas, se encuentra Holanda.

Alemania, en cambio, junto a los gobiernos de España y de Dinamarca, han apoyado la ampliación de la vigilancia de todos los inmigrantes.

Mientras que los defensores de los derechos humanos sospechan el peor de los motivos para la activación de este plan, debería recordarse que Al-Qaeda ha utilizado en el pasado el continente europeo como plataforma para lanzar sus ataques contra Estados Unidos, precisamente porque las divergencias en las legislaciones europeas permitió a sus miembros gozar de inmunidad durante varios años.


Búsqueda en BBC Mundo
Claves de búsqueda

Vínculos:

Nota: el contenido de las páginas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.
Arriba ^^  
 
 escribanos@bbc.co.uk
© BBC
BBC World Service
Bush House, Strand, London WC2B 4PH, UK.

Servicio Mundial de la BBC:
temas de actualidad e información institucional en más de 40 idiomas: