OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Viernes, 13 de marzo de 2009 - 12:16 GMT
El olor para identificar delincuentes

BBC Ciencia

Sabemos que tanto el ADN como las huellas digitales son exclusivos del individuo y, por lo tanto, se usan comúnmente para identificar criminales.

Nariz
El estudio intenta recolectar una base de datos de olores para identificar a individuos.
Ahora científicos en Estados Unidos investigarán si el olor corporal podría también ser una herramienta para combatir el delito.

El objetivo del estudio, llevado a cabo por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) de ese país, será desarrollar una "prueba de olor" para determinar si una persona está mintiendo o si violado la ley.

Según el DHS es un estudio "para determinar si el olor humano puede servir como un indicador del engaño".

¿Olor único?

Hoy en día se utilizan perros -animales de gran capacidad olfativa- para identificar a individuos.

Y eso, como dijo a la BBC el profesor Tristram Wyatt, experto en feromonas de la Universidad de Oxford, Inglaterra, quizás demuestra que todos tenemos un olor corporal único.

"Los perros son extremadamente buenos para rastrear a una persona por su olor, excepto cuando se trata de gemelos idénticos que comen los mismos alimentos y la misma dieta", dice el investigador.

El desafío es que nuestros olores individuales están basados tanto en la genética, como en las bacterias que producen esos olores y en los cambios durante el día
Prof. Tristram Wyatt
La investigación del DHS, llevada a cabo por la organización Mitre Corp., todavía está en sus inicios y se sabe poco sobre ella.

Pero lo que intenta es desarrollar una prueba capaz de identificar un olor de manera tan precisa como lo haría un perro.

El profesor Wyatt cree que el estudio es interesante, pero se muestra escéptico de que realmente funcione.

"Uno de los problemas -afirma- es que nuestro olor corporal cambia y esto se debe a que es algo muy complejo.

"Por ejemplo, como en el caso de los gemelos idénticos, nuestro olor cambia cuando comemos alimentos distintos".

Pocos éxitos

Ésta no es la primera vez que el DHS intenta desarrollar tecnologías biométricas a partir de ideas que podrían sonar "descabelladas".

Pero hasta ahora se han logrado muy pocos éxitos en la búsqueda de métodos de reconocimiento de seres humanos a partir de rasgos físicos o biológicos.

Por ejemplo, a pesar de la enorme investigación que se ha dedicado al desarrollo de un detector de mentiras, hasta ahora no hay uno que sea totalmente efectivo.

E incluso las tecnologías establecidas, como la identificación por huellas digitales, a menudo resultan muy controvertidas.

La única excepción, hasta ahora, es la prueba de ADN.

El DHS informó que ya está llevando a cabo "experimentos en conducta engañosa y recolectando muestras de olor humano".

El objetivo, dice, será tener una especie de base de datos de olores humanos para identificar, por ejemplo, si un individuo está mintiendo.

Como señala el profesor Wyatt, hasta ahora no existe evidencia de que nuestro olor corporal sea distinto cuando estamos mintiendo.

Perro
Los perros son capaces de identificar a un individuo por su olor.
"Una de las razones por las que las máquinas detectoras de mentiras han fracasado es porque no examinan el engaño, sino examinan la tensión nerviosa del individuo", dice el experto.

"La idea es que cuando estamos nerviosos sudamos más y por lo tanto despedimos más olor corporal.

"El problema es que a menudo estar nervioso no es un indicador de que estamos mintiendo, sino puede indicar muchas otras cosas".

Huellas de olor

Estudios en el pasado han demostrado que en el sudor humano hay varios marcadores que pueden potencialmente diferenciar a individuos.

Son marcadores que según los científicos actúan como "huellas de olor" individuales.

Sin embargo, el estudio subraya que algunas personas parecen tener olores menos distintivos que otras.

El DHS afirma que "este estudio tiene el potencial de mejorar nuestra capacidad de detectar a individuos con intenciones delictivas".

El profesor Wyatt cree que la idea es "interesante" pero el reto para llevarla a la práctica, dice, es enorme.

"El desafío es que nuestros olores individuales están basados tanto en la genética, como en las bacterias que producen esos olores y en los cambios durante el día.

"El éxito de las huellas digitales y del ADN es que no cambian con el tiempo y son extremadamente variables, lo que permite la posibilidad de identificar a individuos.

"Nuestros olores también varían, pero no son consistentes", señala el científico.



NOTAS RELACIONADAS
El poder del olor humano
16 01 09 |  Ciencia y Tecnología
Pronto, una nariz artificial
30 09 08 |  Ciencia y Tecnología
Los secretos del olfato
04 10 04 |  Ciencia y Tecnología

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen