OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Sábado, 7 de marzo de 2009 - 12:38 GMT
¿Hay alguien ahí arriba?
Kathryn Westcott
BBC

Telescopio Kepler
El telescopio Kepler explorará el espacio en busca de planetas similares a la Tierra.

La agencia espacial estadounidense, NASA, lanzó un telescopio espacial para explorar una remota región de nuestra galaxia, en busca de planetas similares a la Tierra.

El telescopio, bautizado Kepler en homenaje al astrónomo alemán del siglo XVII, partió sin problemas desde la zona de Cabo Cañaveral, en Florida, Estados Unidos, el sábado a las 03:49 GMT.

Mientras Kepler recolecta información de más de 100.000 estrellas -una tarea a la que se dedicará durante tres años y medio- BBC Mundo le preguntó a cuatro expertos sobre las posibilidades de que exista vida alienígena y si la humanidad prefiere quedarse con la idea de que somos únicos y estamos solos en el universo o si anhelamos encontrar a nuestros primos extraterrestres.

Haga clic en cada caja para conocer la opinión de los expertos.

Robert J Sawyer
Robert J Sawyer, escritor de ciencia ficción
Steven J Dick
Steven J Dick, historiador de la NASA

Michael Perryman
Michael Parryman, Agencia Espacial Europea
 Guy Consolmagno
Guy Consolmagno, Observatorio Vaticano

ROBERT J SAWYER es un escritor de ciencia ficción, ganador del premio Hugo

La Tierra desde el espacio
Sabemos que nuestra galaxia está repleta de planetas.

A lo largo de la historia de la ciencia ha habido una serie de teorías, como las de Copérnico -quien desplazó a la Tierra del centro del universo- y las de Darwin -quien mostró que no fuimos creados directamente por la mano de Dios- que hicieron que dejáramos de sentirnos especiales. La única reivindicación de nuestra singularidad que hemos podido mantener es la creencia de que la Tierra es el único lugar en el universo donde hay vida inteligente.

Algunas personas tienen la necesidad psicológica de sentirse especiales y la misión de la sonda Kepler -que creo será exitosa- les obligará a replantearse sus creencias. Pero para aquellos que creemos que los planetas que albergan vida son comunes, el éxito de la misión será algo maravilloso.

Ya sabemos que nuestra galaxia está repleta de planetas, lo que hace que dejemos de pensar que la Tierra es el único lugar que puede albergar vida inteligente.

La misión de la Kepler nos llevará al siguiente nivel: determinar si alguno de esos planetas son similares a la Tierra, si albergan vida y si esa vida es inteligente.

Todavía hay dos respuestas posibles a la pregunta de si existen otros planetas similares a la Tierra, y cualquiera de las dos será asombrosa.

Si hay otra civilización en un planeta similar a la Tierra será posiblemente más avanzada que la nuestra, teniendo en cuenta que nuestro universo tiene 11.000 millones de años de antigüedad y que nosotros somos recién nacidos en el estado cósmico.

Y al ser tan jóvenes, enfrentamos una grave crisis: nuestra civilización está al borde del desastre por nuestro uso inmaduro de la tecnología, que se refleja en el cambio climático y en las armas de destrucción masiva.

Mucha gente cree que no sobreviviremos, pero saber que una civilización extraterrestre ha sobrevivido a su adolescencia tecnológica será una lección inspiradora para la humanidad y pondrá fin a las teorías de la catástrofe.

Robert J. Sawyer es autor de "Homínidos", una novela en la que los neardentales desarrollan una civilización totalmente diferente en una tierra paralela.

STEVEN J. DICK es astrónomo e historiador en jefe de la NASA

Protagonista de la serie Star Treck
Gracias a elementos de la cultura popular mucha gente espera que exista vida inteligente.

La misión de la sonda Kepler es sin duda un hito en la investigación espacial. Encontrar un planeta similar a la Tierra suscitará el debate sobre si estamos solos o no.

Sabemos desde hace tiempo que no somos el centro del universo. La cuestión ahora es averiguar si biológicamente somos únicos.

Incluso si se descubriera vida inteligente, seguiríamos siendo únicos en cuanto a nuestra morfología.

Lo más seguro es que otra civilización sea mas avanzada que nosotros por la edad del universo y el hecho de que nuestra especie es relativamente joven.

Para la mente humana, es una pregunta natural que se remonta a la Grecia antigua. Gracias a elementos de la cultura popular, como la serie de televisión Star Treck, mucha gente espera que exista vida inteligente y ya está preparada para que así sea.

La idea de que exista vida en otro planeta suscitará un gran debate, particularmente en cuanto a la singularidad de nuestra religión y filosofía. Eso será positivo, ya que tendemos a verlo todo desde un punto de vista terrestre.

¿Da miedo saber que estamos solos? Habrá quienes nos recomienden tener cuidado, pero mucha gente tendrá la mente abierta.

MICHAEL PERRYMAN es Perryman es consejero de la Agencia Espacial Europea

Imagen creada por computador de un nuevo planeta
Las condiciones deben ser las adecuadas para que la vida se pueda desarrollar.

En los últimos 15 años en el área de investigación de los exoplanetas se han experimentado grandes avances. Desde 1995 se han descubierto más de 300 planetas orbitando estrellas relativamente cerca de la Tierra.

Pero cuando se cuestiona si sistemas similares a nuestro planeta son comunes o no, se trata de pura especulación.

Si la sonda Kepler encuentra sistemas similares a la Tierra, se tendrán que plantear si ese es el tipo de entorno en el que deberíamos buscar vida.

Las condiciones deben ser las adecuadas para que la vida se pueda desarrollar. Los planetas deben estar a la distancia adecuada de sus estrellas para tener agua en estado líquido y deben tener una temperatura similar a la Tierra.

Y en cuanto a las estrellas, también se necesitan condiciones concretas: debe tener la edad, la masa y la luminosidad adecuadas para que se pueda desarrollar la vida tal y como la conocemos.

Y si el planeta es más ligero que la Tierra o más pesado, las condiciones no serán tampoco las adecuadas.

En cuanto a lo que el Kelper puede hallar, lo más lógico es que encuentre entre 50 y 100 planetas similares a la Tierra, aunque no lo sabemos con certeza.

A los astrónomos no les sorprendería que se hallara esa cifra. Es un experimento excitante, porque se pueden encontrar muchos más o muchos menos. Sea lo que sea lo que se encuentre va a ayudarnos a avanzar en nuestro conocimiento.

Pero, ¿es la vida tal y como la conocemos común o única? Las características y circunstancia de la Tierra son demasiado especiales para que sean sencillas de replicar. Son muchas las coincidencias necesarias para que la vida arraigue y prospere.

Puede que existan formas primitivas de vida en los infinitos mundos que probablemente existen, pero en cuanto a la vida inteligente, puedo apostar a que en todo el universo somos únicos.

HERMANO GUY CONSOLMAGNO, estudia la naturaleza y evolución de cuepos pequeños en el sistema solar. Es el curador de la colección de meteroritos del Observatorio Vaticano, una de las mayores del mundo.

El ángel de Gateshead, en el Reino Unido
El hermano Consolmagno cree que los ángeles con un ejemplo de vida inteligente no humana.

Los jesuitas estamos muy involucrados en la búsqueda de planetas similares a la Tierra.

La idea de que pueda haber otras criaturas inteligentes creadas por Dios y en relación con Dios no es contraria al pensamiento judeo-cristiano.

La Biblia tiene varias referencias y descripciones de seres inteligentes no humanos. Después de todo, eso es lo que son los ángeles.

Nuestros primos en otros planetas pueden tener su propia historia de la salvación, incluyendo otros ejemplos de encarnación de la segunda persona de la Santísima Trinidad. Estamos abiertos a todo lo que el universo pueda tener para nosotros.

Sin embargo, soy escéptico a la idea de que podamos hablar sobre ello con alguna forma de vida que se descubra... ¡Ciertamente no durante mi vida!

Es maravillosa la idea de que no estamos solos. No cuestiona nuestra unicidad ni contradice nuestra creencia en Dios. Para la mayoría de la gente, si se descubrieran nuevas formas de vida no significaría que todo en lo que creen es falso sino que reforzaría esas creencias.

Jon Herschel, hijo del descubridor de Urano, decía que sería una desperdicio si Dios hubiera creado tan sólo un lugar en el universo en el que hubiera gente. No se trata de un argumento basado en la lógica, la ciencia o la filosofía, sino uno estético.

Lo importante es tener en mente que el universo es la creación deliberada de un Dios que nos ama. Los católicos no deben tener miedo a creer en este tipo de especulaciones, pero no deben olvidar que tan sólo son especulaciones.

No lo sabemos. Pero plantearnos esa posibilidad nos permite apreciar de manera mas profunda lo que significa la redención de Dios.

Mi ciencia me dice cómo creó Dios el universo y que él ama ese universo.

No debemos tener miedo a la verdad.



NOTAS RELACIONADAS
La amenaza de la basura espacial
12 02 09 |  Ciencia y Tecnología
Chocan dos satélites en órbita
12 02 09 |  Ciencia y Tecnología
Un planeta que se achicharra
29 01 09 |  Ciencia y Tecnología
Marte: el misterio del metano
16 01 09 |  Ciencia y Tecnología
La carrera espacial privada
31 12 08 |  Ciencia y Tecnología
10 años de habitar en el espacio
20 11 08 |  Ciencia y Tecnología

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen