OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Jueves, 26 de febrero de 2009 - 18:40 GMT
Adiós al frío con el "biocalefón"
Tomás Ciuffardi
Quito, Ecuador

Niños Indígenas


Cada año las lagunas de Ozogoche, localizadas en los páramos de los andes ecuatorianos, se convierten en el escenario de un inusual ritual: el suicidio masivo de decenas de aves migratorias conocidas en la región como "cuvivíes".

Sucede en los meses de agosto y septiembre, por las noches, cuando los miembros de la comunidad de Ozogoche Alto se encuentran dentro de sus moradas refugiados del inclemente y habitual frío que predomina en estas tierras, ubicadas a 3.800 metros sobre el nivel del mar.

Por la mañana los pobladores de este caserío peregrinan a las orillas de las lagunas, recogen las aves muertas, realizan una fiesta ritual y luego se reparten los pájaros para comerlos.

Según la tradición de los indígenas Puruhaes, los cuvivíes hacen este sacrificio masivo a la madre naturaleza como una ofrenda por el alimento que reciben durante el año.

En el ámbito científico todavía no se sabe por qué algunos de estos pájaros vienen a morir en esta zona. Se ha descartado el agotamiento o algún envenenamiento con gases sulfurosos que podrían emanar de estas lagunas de origen volcánico.

La teoría que manejan algunas organizaciones no gubernamentales para la conservación de las aves es que los cuvivíes buscan protección en estos páramos en las noches de tormenta y las aves que caen en las heladas aguas mueren instantáneamente porque se produce un choque térmico. Es decir, literalmente se mueren de frío.

Esto no es ninguna novedad para los habitantes de Ozogoche Alto. Todos han tenido que acostumbrarse al agua helada desde muy pequeños.

"Dos veces por semana"

José Guasumba
La paja que ya ha sido utilizada y desechada sirve como combustible para el biocalefón.

El triste y extraño destino de los cuvivíes provee a la zona de un aire místico y misterioso. No son pocos los que dan crédito a las versiones de que las lagunas estarían "encantadas" e incluso afirman que en alguna de ellas estaría sumergido un gran tesoro inca.

Pero más allá de las especulaciones fantásticas hay una realidad tangible e indiscutible que ocurre a diario en Ozogoche: hace frío, pero frío de "calarse los huesos" dice David Malán, profesor de la única escuela que existe en este poblado.

Aunque el sol ecuatorial quema la piel con fuerza, la temperatura ambiental no pasa de los 9 grados centígrados, pero la sensación térmica es mucho menor gracias a los helados vientos que se cuelan en estas llanuras.

Hace tanto frío que hasta hace pocos meses tomar un baño con agua caliente era una verdadera odisea, un lujo que sólo ocurría contadas veces en la semana.

"Posiblemente uno se baña dos veces o tres veces a la semana, es difícil hacerlo más veces por el frío", afirma Malán a BBC Mundo.

Pero esta situación está a punto de cambiar gracias a la llegada del biocalefón, un calentador de agua que funciona con la combustión de desechos orgánicos y que sirve al mismo tiempo como un secador de biomasa.

El sistema fue diseñado por la Escuela Politécnica del Ejército de Quito (ESPE) y busca convertirse en una solución para la gran cantidad de comunidades indígenas que viven en similares condiciones en la región andina de Ecuador.

"Biocalefón"

El "biocalefón" es una estructura de metal con varias cámaras por donde circula aire y agua. Su funcionamiento es simple y la explicación de su eficacia está en el intercambio de calor y la producción mínima de gases contaminantes.

Con un ventilador se ingresa aire frío a una cámara que es calentada con fuego. El aire frío se calienta y eleva la temperatura al agua contenida en un tanque. El calor del agua sirve a su vez para secar la materia orgánica o biomasa que servirá luego como combustible para el fuego.

El concepto del "biocalefón" es utilizar el desecho, no depredar el pajona
Ingeniero José Guasumba

Según el ingeniero José Guasumba, director del proyecto del "biocalefón", es vital que la materia orgánica esté seca ya que es el "exceso de humedad el que produce el monóxido de carbono" que contamina el medio ambiente cuando se da la combustión.

Según Guasumba la idea es que se "utilice la biomasa residual, en este caso la paja de páramo que sea recogida luego de que ha sido previamente utilizada".

"No se trata de explotar la biomasa en una forma desproporcionada sino en una forma sustentable, es decir, utilizar el desecho", dice Guasumba a BBC Mundo, "todos los residuos de madera o leña, matorrales, tusas de maíz. El concepto del "biocalefón" es utilizar el desecho, no depredar el pajonal".

El tanque de agua tiene una capacidad de 800 litros, lo suficiente para que 100 personas puedan bañarse. Se necesita un poco más de 1 kilo de biomasa para calentar 25 litros de agua.

El agua puede llegar a los 76° centígrados y el cajón de secado para la materia orgánica alcanza una temperatura de 60° centígrados.

Difícil

Niño indígena
En esta región la temperatura ambiental promedio es de 9 grados centígrados.

Según los pobladores de Ozogoche, tener agua caliente cambiará la vida de la comunidad.

"Antes calentábamos el agua en ollitas, con la paja, la leña, nada más. Acá es imposible tener una ducha, hay que bañarse con batea. La vida del indígena es difícil", asegura David Malán.

"Para uno es común y de pronto no aprecia las cosas que puede disfrutar en la ciudad", opina Verónica Reina, directora de la Unidad de Vinculación con la Comunidad de la ESPE, "pensar que los niñitos puedan disfrutar de algo tan elemental y bañarse en agua caliente, a mí me pareció genial".

Hasta la llegada del "biocalefón" el agua se calentaba en fogatas o con hornillas a gas licuado, sin embargo los pobladores tratan de prescindir de esta última opción para tratar de salvaguardar este combustible.

Para llegar a esta zona sólo se puede utilizar un vehículo todo terreno y la ciudad más cercana se encuentra a tres horas de camino, aunque con los escasos recursos de los pobladores la única opción de movilizarse es a lomo de burro.

"Nosotros en nuestra situación como Ecuador deberíamos tratar de equilibrar el uso responsable de nuestros recursos y a mí sí me gustaría que la gente se ponga a pensar en el uso alternativo al gas", afirma Reina a BBC Mundo.

"Nosotros vemos que aquí debe ser muy difícil traer una bombona de gas y además muy costoso, entonces sí se deben potenciar los desechos".

El agua caliente no sólo servirá para disfrutar de una buena ducha sino que inmediatamente incidirá en la salud de los 400 habitantes de la zona ya que existen problemas de higiene y los resfríos y las gripes están a la orden del día.

El agua fría de los páramos de Ozogoche seguirá siendo el destino fatal de los cuvivíes pero ya no será un problema para los indígenas Puruhaes.

La paja que usan para cubrir sus chozas o para hacer más cómodas sus camas, ahora también les brindará calor y salud.


¿Qué le parece esta iniciativa?

¿Conoce usted algún proyecto positivo en respuesta al cambio climático sobre el que podamos conversar con sus organizadores?

Escríbanos utilizando el formulario a la derecha.


El foro ya ha sido cerrado. Éstos son algunos de los comentarios recibidos. Los textos responden a las preguntas planteadas en el foro y son reproducidos sin correcciones de ortografía o de sintaxis. La BBC cuida que los comentarios no ofendan la dignidad de las personas y que no sean difamatorios. Las opiniones vertidas no reflejan el punto de vista de la BBC.

me parece maravilloso y, ¡ójala! también se tuviera en el resto del mundo. Buen aprovechamiento de residuos y mejoraría la vida de muchas áreas rurales.
ebeme, madrid, españa

Hola Ingeniero. Le escribo desde Montreal. Canada. Muy interesante su propuesta. Hace tiempo visité Ozogoche. Desde Rio-Bamba. Podriamos contactarnos? Trabajo en eficacidad enegética. Saludos cordiales.
esteban toledo, Montreal, Canada

Mire este biocalefón
Juan Guerrón, Quito, Ecuador

Aqui en Cuba tambien hay experiencias parecidas.Sobre todo en las zonas rurales. En estos momentos de Crisis a nivel Global,estas experiencias como la de la Energia Solar y la Eolica reuelven mucho
Jorge, CHabana, Cuba

Vaya para que vayan guardando los desechos y se hagan un Biocalefon
Dario, quito, Ecuador

Como ecuatoriana, esta iniciativa me parece muy útil y sobre todo muy valiosa para los habitantes del páramo ecuatoriano. Sería importante que el Gobierno y las autoridades locales apoyaran estos proyectos que indudablemente mejorarán la vida de la población en conjunto.
Paola Franco, Quito, Ecuador

Vivo en una ciudad de clima caliente. tengo 44 años he viajado dos veces a Bogotá una ciudad de clima frío, allí sentí en carne propia la necesidad de contar con agua con agua caliente.Me parece importante la iniciativa y más si contribuye positivamente con el medio ambiente.
Eduardo Romero Ospino, Cicuco, Colombia

una brillante solución a un problema real, los gobiernos y las universidades tienen en cada comunidad de su pais la oportunidad de ser utiles en serio.
jose manuel hernández, toluca, méxico

Me parece fantastica la idea de utilizar materia vegetal seca para generar energia para ser utilizada para ser transformada, y a la vez brindar un servicio a dichas comunidades por estar alejadas de las ciudades no poseen comodidad y el agua caliente les va a brindar una comodidad. A su vez para eradicar muchas enfermedades de piel y para brindar sanidad a los mismos
Eduardo Garzon, quito, eduador

suena bien y es un avance para estas comunidades marginadas pero seguramente no es la solucion definitiva
carlos, salta , argentina

Gracias, por esta valiosa información, es una pena que la prensa local desestime notas de esta índole.
Eugenio Pladines, Guayaquil, Ecuador

soy ecuatoriano de la region costa, pero he pasado por el paramo de las sierras de ecuador y he sentido el frio intenso que hace alli, por eso me complace que los investigadores de la ESPE hayan logrado fabricar este biocalefon pues ayudara a mejorar a calidad de vida de gente del paramo andino.
Jorge Alejandro, vicuña mackenna, argentina

tengo una idea que ayudaria a evitar el desperdicio de agua limpia que se da al momento de bañarnos y estamos esperando a que salga el agua caliente por la regadera. toda el agua fria que sale antes por lo general se va al drenaje sin haberle dado un buen uso, les he enviado otros correos sobre lo mismo pero no he optenido ninguna respuesta, les envio un afectuoso saludo.
emiliano azuela, Mexicali BC, Mexico

Me parece una idea genialo a parte de ser producto de la inteligencia nde ecuatorianos, bien podrìa servir para otras comunidaes ecuatorianas que necesitan de este invento. Sigan adelante
marco hidalgo, Zaruma, Ecaudor

me parece una excelente iniciativa! perfectamente buena para todos: la comunidad y el medio ambiente...
nicole, ,

Felicitaciones, a los ecuatorianos por el uso del biocalefón". Hace unos 20 años fui a la Patagonia y econtre biocalefones que usan el marlo (hueso)del maiz como combustible. Todos tenian agua caliente y calefaccion sin gastos.
Hil, Rosario, Argentina

Es un gran paso d avance pero,¿Por qué no energía solar? Allí siempre hay sol. Prueben.R
Romel H. Zell, Madrid, España

me parece una idea genial felicito a sus creadores que bueno seria extender eso a toda la poblacion indigena latinoamericana para mejorar su calidad de vida....
jesus g, caracas, venezuela

Una excelente iniciativa, adelante!!!.
Marco Aguirre, Tarija, Bolivia

Felicitaciones a estas comunidades
almabuqke, Bogota, Colombia

Las personas trascienden por lo que hacen para mejorar su comunidad, Felicidades al Ing. José Guasumba por trascender de esta forma y alegrar a los niños de su comunidad.Que Dios lo bendiga.
Mónica Villegas, Guadalajara, Mèxico

soluciones como esta,sonlas que devemos dar al mundo,para dejar depender del petroleo. saludos hasta la victoria siempre
jaime alvarado, porlamar.edo.nuevaesparta, venezuela

Muy interesante el proyecto, solo que podria ser mejorado si en lugar de materia organica se emplea la energia del sol que por las condiciones geografiacas, debe ser muy elevada. Los calentadores solares de placa plana deben ser la alternativa a emplear.
Jose Vazquez, Puebla, Mexico

Son utilizables hasta las cenizas para preparar y vender obonos orgánicos. Me gustaría complementar comentarios. Quedo pendiente
Hernán Morales Morales, Bogotá, D. C, Colombia

El Biocalefón es excelente solucion para los indigenas y para el medio ambiente, es una relacion ganar ganar, ya que ambos se benefician con una solución sencilla y practica.
Helimenas de León, Caracas, Venezuela

me parece muy bueno este proyecto ojala y tenga exito total y que se difunda a las demas zonas indigenas y no solo de ecuador si no en otro paises bueno un gran saludo y EXITO en ese proyecto
armando, queretaro , mexico






 

banner watch listen