OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Martes, 10 de febrero de 2009 - 16:52 GMT
El Amazonas, ¿menos vulnerable?
James Painter
BBC Mundo

Selva amazónica
Los pulmones del planeta "están menos en peligro" de lo que se estimaba frente a la sequía, dice el estudio.

Un nuevo estudio de científicos británicos sugiere que la Amazonia podría ser menos vulnerable de lo que se pensaba frente a la sequía resultante del cambio climático.

Sin embargo, los expertos advierten que sigue habiendo una "clara posibilidad" de que en este siglo ocurra una rápida degradación de la selva debido a los efectos de las variaciones del clima como consecuencia de la actividad humana.

Incendio forestal amazónico
Los expertos advierten sobre el peligro de un incremento en los incendios forestales.
Por primera vez, los especialistas compararon 19 modelos hipotéticos de cambio climático global con observaciones en el terreno. Los resultados aparecen en la publicación especializada Proceedings of the National Academy of Sciences.

Algunas de las conclusiones son las siguientes:

  • Casi todos los modelos climáticos subestimaron los niveles actuales de lluvia amazónica porque son incapaces de captar la peculiaridad de la geografía sudamericana.
  • La selva en el este amazónico, que se mantiene húmeda durante todo el año, es posible que se transforme y presente períodos alternativos seco y lluvioso.
  • No obstante, es probable que se mantengan los niveles suficientes de precipitaciones como para que no se convierta en sabana tropical.
  • La parte occidental del Amazonas es posible que mantenga un clima y un patrón de lluvias suficientes para el mantenimiento de la selva, aunque los márgenes más secos en el norte y el sur quizás no corran la misma suerte.
  • Vulnerables a los incendios

    Otros pronósticos, incluido el del Panel Intergubernamental de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático, han sugerido que la zona oriental del Amazonas podría transformarse de bosque tropical a sabana.

    La protección del bosque tropical puede ayudar a mantener el nivel de precipitaciones en la temporada seca, limitar la ocurrencia de incendios y evitar que las temperaturas se eleven demasiado
    Yavinder Malhi, Universidad de Oxford

    Este nuevo estudio advierte que incluso cuando esta zona sea más resistente de lo que se pensaba a la sequía ocasional, podría resultar más vulnerable a los incendios forestales.

    Partes del oriente del Amazonas se convertirían en pasto fácil de las llamas -sostiene la investigación- de mantenerse la deforestación, la tala y no ponerse coto a la utilización del fuego.

    El año pasado, la degradación del bosque tropical amazónico fue descrita por un grupo de científicos internacionales como uno de los nueve potenciales "puntos de inflexión" de cambio súbito y dramático en el sistema climático del planeta.

    Efecto invernadero

    El nuevo estudio manifiesta que la mejor manera de disminuir los riesgos de la degradación es controlando la emisión de gases de efecto invernadero, por lo que se necesita la acción de los gobiernos.

    Imagen digital de la deforestación en el Amazonas (Foto: Science Photo Library)
    Brasilia prometió reducir la deforestación en el 70% en la próxima década.
    "La protección del bosque tropical en ese sentido puede jugar un papel decisivo en minimizar las posibilidades de una gran degradación a la vez que contribuirá a combatir el cambio climático global", dijo el profesor Yavinder Malhi, del Instituto de Cambio Ambiental de la Universidad de Oxford, en el Reino Unido, quien lideró el estudio.

    "La protección del bosque tropical puede ayudar a mantener el nivel de precipitaciones en la temporada seca, limitar la posibilidad de incendios y evitar que las temperaturas se eleven demasiado", añadió.

    La conservación del bosque tropical es vista por muchos como una manera promisoria de reducir la emisión de gases de efecto invernadero. Se estima que la deforestación es responsable de cerca del 20% de esas emisiones cada año.

    En agosto pasado, el gobierno de Brasil presentó una iniciativa para captar recursos destinados a proteger el bosque tropical y ayudar a combatir el cambio climático. La intención es recaudar más de US$20.000 millones para 2021. Brasilia espera igualmente reducir la deforestación en un 70% en la próxima década.

    "Incluso con suficientes fondos y con voluntad, la aplicación de un control de la biosfera a esa escala será un reto sustancial", opinó el autor del nuevo estudio. "Resultará vital entender el contexto social, político y económico" para lograr el éxito, concluyó.



    NOTAS RELACIONADAS
    Brasil dice no a la deforestación
    01 12 08 |  Ciencia y Tecnología
    Por qué la Amazonia importa
    14 05 08 |  Amazonas

    VÍNCULOS
    El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




     

    banner watch listen