OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Lunes, 9 de febrero de 2009 - 18:42 GMT
El hermano mayor del Hubble
BBC Ciencia

Vea el video en otra ventana

¿Cómo obtener flash?

Con 3,5 metros de diámetro, será el mayor telescopio reflector en el espacio.

El nuevo observatorio espacial Herschel, de la Agencia Espacial Europea (ESA), será incluso más grande que el Hubble, de la NASA.

Sin duda, el gran astrónomo del siglo XVIII, William Herschel, habría quedado estupefacto si hubiera podido observar a la "maravilla plateada" que lleva su nombre.

La ESA ha estado trabajando en el diseño y construcción del Herschel durante más de 20 años.

"El espejo es una pieza enorme de hardware", afirma Thomas Passvogel, gerente del programa del observatorio Herschel.

"Es un espejo de cerámica, la pieza más grande de carburo de silicio que se ha construido".

"Es muy resistente, pero mucho, mucho más ligero que el vidrio y su rendimiento es excelente" agrega el científico.

Esta semana, el observatorio será transportado al centro espacial europeo de Kourou en la Guayana Francesa.

Una vez allí, será lanzado a órbita a bordo del cohete Ariane.

Formación de galaxias

Observatorio Espacial Herschel (ESA)
El Herschel estudiará la formación de estrellas y galaxias.
El observatorio será ubicado a 1,5 millones de kilómetros de la Tierra, para brindar un "nuevo y fascinante panorama del universo".

"Para ponerlo de manera simple, el Herschel nos ayudará a entender mejor cómo se formaron y evolucionaron las estrellas y galaxias", dijo a la BBC Goran Pilbratt, uno de los científicos de la misión Herschel.

A diferencia del Hubble, que está sintonizado para ver el cosmos en la misma luz que es visible a nuestros ojos, el Herschel será el primer observatorio que cubrirá completamente el infrarrojo lejano y longitudes de onda submilimétricas.

Esto le permitirá observar objetos más allá del polvo cósmico que esparcen las longitudes de onda visibles del Hubble.

Podrá mirar lugares y objetos helados realmente lejanos en el universo, desde el nacimiento de nuevas estrellas hasta los cometas helados que están mucho más allá de nuestro sistema solar.

Tal como explican los científicos, muchos de estos objetivos son extremadamente fríos (entre -260 y -223 grados centígrados) y para que el observatorio pueda registrarlos se requiere que éste logre un estado mucho más frío aún.

Termo gigante

Para ello se requiere el uso de un criostato, que es una especie de recipiente de termo gigante.

Observatorio Espacial Herschel (ESA)
El Herschel podrá con un criostato observar objetos distantes y muy fríos.
Cuando éste se llena con más de 2.000 litros de helio líquido, se logra sumergir los instrumentos científicos del observatorio en un estado de profundo enfriamiento.

Más cerca de la Tierra, el Herschel también podrá estudiar bolas de hielo, polvo y roca (como cometas) que orbitan nuestro Sol más allá de Neptuno.

La naturaleza de estos objetos "primitivos" es importante porque está relacionada con la historia del surgimiento de nuestro sistema solar.

Además el Herschel permitirá ver dentro de las nubes de gas y polvo que han dado lugar a las estrellas de la Vía Láctea. Y con esto se podrán observar las condiciones "dentro del útero" del universo.

Tal como explican los científicos, el estudio de estos eventos embrionarios ofrecerá nueva información sobre los comienzos del sistema solar hace 4.500 millones de años.

Formación prolífica

Otro objetivo clave de las investigaciones del Herschel serán las galaxias que prosperaron cuando el universo tenía casi la mitad de su edad actual.

Fue un período en la historia cósmica cuando se cree que fue muy prolífica la formación de estrellas.

Tal como afirma el profesor Matt Griffin, a cargo de uno de los tres instrumentos del observatorio "no se trata de que el Herschel estudie estrellas o galaxias maduras".

"Se trata realmente de estudiar los procesos con los cuales éstas fueron creadas".

"Sabemos muy poco sobre esto y necesitamos entenderlo para poder tener una imagen de cómo se formó el universo en que vivimos hoy desde sus primeras etapas después del Big Bang".

Acompañando al Herschel a bordo del cohete Ariane también irá el telescopio Planck, que también será ubicado en el llamado Punto Lagrange 2.

Algunos expertos han criticado la estrategia de enviarlos juntos, porque con un costo de 1.700 millones de euros, si el cohete llegara a fallar se perderían ambas misiones.

Gráfica de comparación de telescopios (ESA)
El Herschel será el telescopio reflector más grande que existe ahora.



NOTAS RELACIONADAS
NASA lanzará cazador de CO2
18 12 08 |  Ciencia y Tecnología
Un planeta que se achicharra
29 01 09 |  Ciencia y Tecnología
Un agujero negro en la Vía Láctea
10 12 08 |  Ciencia y Tecnología

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen