OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Viernes, 30 de enero de 2009 - 16:47 GMT
Kew: desafíos del siglo XXI
Kew Gardens, el Jardín Botánico de Londres, cumple 250 años y los celebra mirando al futuro.

El jardín recibe un millón de visitantes al año, que llegan a Kew para explorar sus gigantescos invernaderos de la era victoriana y sus cerca de 30.000 plantas de colores espectaculares.

Pero Kew es también clave por su trabajo de investigación y conservación y su Banco de Semillas subterráneo que alberga más de mil millones de semillas y que ofrece un seguro ante la desaparición de especies en peligro de extinción.

Su importancia también radica en los más de 800 acuerdos de trabajo en colaboración con instiruciones alrededor del mundo.

¿Cuál es la misión del Jardín Botánico de Londres ante el cambio climático? ¿Cuáles son los vínculos con América Latina? El Dr. Nigel Taylor, curador de Kew Gardens, respondió a las preguntas de BBC Mundo.


Dr. Nigel Taylor, curador de Kew Gardens, el Jardín Botánico de Londres (Foto: gentileza Kew Gardens)
Las emisiones producidas por la destrucción de hábitats naturales son mayores que las generadas por la quema de combustibles fósiles, pero pasan desapercibidas por la mayoría de la población mundial, que hoy en día vive en ciudades divorciadas de la naturaleza
Dr. Nigel Taylor, curador del Jardín Botánico de Londres
¿Cómo definiría la misión de Kew en el siglo XXI? ¿Y la misión en relación con otros jardines botánicos en el mundo?

Mas allá del lema que describe la misión de Kew, diría que Kew es una organización que trabaja en sociedad con otros jardines botánicos, generando capacidades, y compartiendo la responsabilidad de mejorar ambientes naturales a través del conocimiento de plantas y su diversidad. Este conocimimento es aplicado en actividades de conservación sea in situ o ex situ.

A 250 años de su nacimiento, Kew tiene un papel líder en conservación e investigación. ¿Cuáles son los principales desafíos?

Los principales desafíos están conectados: educar al público sobre nuestro trabajo, sobre en qué medida, como individuos, pueden hacer una diferencia, y sobre nuestra necesidad de apoyo (tanto financiero como moral).

¿Cómo ve el papel de Kew ante los enormes desafíos del cambio climático?

Las plantas son un elemento decisivo en el éxito o fracaso de las políticas para mitigar el impacto del cambio climático. Preservando la vegetación natural y semi natural, y restaurando hábitats dañados se aumentará la absorción de dióxido de carbono y se disminuirá las emisiones de carbono que resultan de la destrucción de estos hábitats naturales.

Las emisiones producidas por esta destrucción son mayores en este momento que las generadas por la quema de combustibles fósiles, pero pasan desapercibidas por la mayoría de la población mundial, que hoy en día vive en ciudades divorciada de la naturaleza. Debemos reconectar al ser humano con su hábitat natural, mostrarle el daño que se está haciendo y como puede contribuir para mitigarlo.

Kew tiene mas de 800 acuerdos de trabajo con instituciones en el mundo. ¿Podría hablarnos sobre los acuerdos con América Latina?

Kew tiene fuertes vínculos con una serie de organizaciones en América Latina, desde instituciones de investigaciones botánicas y universidades hasta organizaciones gubernamentales y no gubernamentales.

Hay muchas instancias de cooperación entre científicos de Kew y proyectos en América Latina. Nuestras vinculaciones se han ampliado mucho en parte gracias a programas regionales, como el LAPI (Latin American Plants Initiative, o iniciativa para plantas en America Latina) y el programa de becas para investigadores Kew-America Latina (KLARF, por sus siglas en inglés)
Estas colaboraciones son fundamentales para el éxito de nuestro trabajo en la promoción de la investigación en botánica y la conservación de biodiversidad en la región, particularmente en Brasil, Bolivia, Chile, Perú, Argentina y México. Muchas de estas relaciones son de antigua data, y constantemente estamos buscando nuevas colaboraciones.

Por otra parte, hay muchas instancias de cooperación entre científicos de Kew y proyectos en América Latina. Nuestras vinculaciones con América Latina se han ampliado mucho en parte gracias a programas regionales, como el LAPI, (Latin American Plants Initiative, o iniciativa para plantas en America Latina, que busca crear una base de datos de las plantas de la región) y el programa de becas para investigadores Kew-America Latina (KLARF, por sus siglas en inglés).

El Banco de Semillas del Milenio, que ahora entra en su segunda etapa, también abrirá nuevas oportunidades.

Kew recibe estudiantes de diploma de todo el mundo y ofrece también cursos de ocho semanas como Administración de Jardines Botánicos. Si alguien tiene interés en saber más sobre estos cursos, ¿a quién debe escribir?

Deben contactar a Colin Clubbe en Kew Gardens o a Kate Gold en Wakehurst Place. Los detalles están en el sitio sobre educación de Kew.

¿Cuál sería su mensaje para directores de jardines botánicos y centros similares en América Latina sobre el papel que deben cumplir en sus países?

Si algún jardín botánico quiere colaborar puede ponerse en contacto con nosotros a través del BGCI (Botanic Gardens Conservation International, una red de jardines botánicos de todo el mundo, cuya sede está en Kew) y a través de otras redes nacionales de jardines
Les diría que establezcan jardines cerca de lugares de diversidad botánica, aunque se trate de áreas dañadas, para ayudar a protegerlas y educar al público sobre su importancia.

Les diría que usen la capacidad y conocimiento de sus expertos para restaurar esas áreas, reintroduciendo especies siempre cuidando las invasoras. Y que reconecten a los habitantes de las ciudades con el mundo natural y los eduquen sobre su valor fantástico tanto en términos económicos como culturales.

Kew tiene más de 800 acuerdos de trabajo con instituciones alrededor del mundo. Si un jardín botánico en América Latina o en otra región quiere cooperar con Kew Gardens o recibir expertos que entrenen personal local en técnicas de recolección de semillas, ¿cómo pueden entrar en contacto?

Si algún jardín botánico quiere colaborar puede ponerse en contacto con nosotros a través del BGCI (Botanic Gardens Conservation International,, una red de jardines botánicos de todo el mundo, cuya sede está en Kew) y a través de otras redes nacionales de jardines.



NOTAS RELACIONADAS
Comparta su jardín botánico
30 01 09 |  Ciencia y Tecnología
Mil millones de semillas
08 08 07 |  Ciencia y Tecnología
Los parques: oasis verdes
09 01 04 |  A fondo

EN OTROS SITIOS BBC

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen