OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Domingo, 14 de septiembre de 2008 - 19:30 GMT
¡Vivir sin cocinar es posible!
Anahí Aradas
Anahí Aradas
BBC Mundo, Londres

Crudívoros (foto: gentileza de Baltasar Lorenzo)
Los crudívoros aseguran que este tipo de alimentación les ayuda a conectar con la naturaleza.

¿Se imagina una dieta a base de alimentos crudos? ¿Decir adiós al asado, a una simple sopa de verduras e incluso al pan? Pues los que practican el llamado "crudiveganismo" aseguran que no hay nada mejor para llenarte de energía y prevenir enfermedades.

Los seguidores de esta dieta creen que la cocción de los alimentos destruye sus nutrientes y libera sustancias tóxicas para el organismo.

Los más estrictos son los "crudiveganas", aquellos que renunciaron también a consumir carne y cualquier otro producto animal.

Esta manera de vivir hace que al comer te conectes con la naturaleza incluso estando en una ciudad
Javier Andrés Medvedowsky, chef crudívoro

"Se trata de una dieta vegetariana vegana pero a la vez cruda", le explicó a BBC Mundo Baltasar Lorenzo, el hombre que introdujo este concepto en España y autor del libro "Vivir sin cocinar".

"España es uno de los lugares del mundo donde más frutas de calidad encuentras a lo largo de todo el año, por eso es el país idóneo para este tipo de dieta".

¿Sin pan?

"La dieta se compone principalmente de frutas, verduras de hoja verde y otros vegetales, a los que añadimos proteínas como los frutos secos", explicó Lorenzo.

Baltasar Lorenzo con una amiga (foto: cortesía de Baltasar Lorenzo)
"Balta" introdujo el crudiveganismo en España hace 18 años.

"Los beneficios que tiene es que los alimentos están en estado vivo. Cuando se cuecen pierden sus nutrientes y además se generan sustancias tóxicas".

Parece difícil imaginar una dieta sin pan, queso o chocolate, pero lejos de lo que puedan pensar algunos, tampoco se privan de ello.

Javier Andrés Medvedowsky, chef argentino residente desde hace cuatro años en España, le explicó a BBC Mundo cómo este tipo de alimentación puede ser también toda una experiencia "gourmet".

"Soy de la Patagonia y me crié con un hueso en la boca, viviendo de carne y pan. Pero esta manera de vivir hace que al comer te conectes con la naturaleza incluso estando en una ciudad", explicó.

Javier Andrés Medvedowsky
Para Javier, el crudiveganismo es un estilo de comida que le permite "dar y darme".

En las recetas "mantengo el nutriente del alimento o lo activo en el caso de las semillas. Utilizo técnicas como la deshidratación o la fermentación, es una cocina alquimista".

Aunque cotidianamente los "crudívoros" comen ensaladas y frutas, la gente que está acostumbrada al pan necesita alternativas.

"El trigo en vez de molerlo y hacerlo harina se germina, se muele y se seca al sol, lo que ayuda a mantener los nutrientes. Es una receta antigua, el llamado pan esenio".

También confeccionan un "queso" a base de frutos secos al remojo mezclados con un fermento (rejuvelac) hecho con trigo germinado. Todo ello se mezcla, se tritura y se utiliza para fabricar quesos "de sabores interesantes", explicó Javier.

"Somos resultado de lo que comemos"

Beberley Pugh, educadora de salud, estudió en el Instituto de Salud Hipócrates en Florida (EE.UU.) donde aprendió la base teórica del "crudiveganismo".

"Somos resultado de lo que comemos y actualmente comemos cosas muy procesadas con muchos químicos", dijo.

Galletas (foto: gentileza de Javier Andrés Medvedowsky)
Según sus adeptos, ser crudívoro no significa renunciar al placer culinario.

Según Pugh, esta dieta te permite huir de las enfermedades resultantes de las hormonas y antibióticos presentes en muchos alimentos procesados.

Además, indicó, "todo lo que cocinamos por encima de los 42ºC es alimento muerto y perdemos todas las enzimas, vitaminas y minerales".

Y de hecho, existen diversos estudios que demuestran que lo último es cierto.

La Asociación Americana de Dietistas (USDA) describe con detalle la pérdida de nutrientes que los alimentos sufren durante la cocción.

También se ha demostrado que cocinar ciertos alimentos puede liberar sustancias tóxicas como la acrilamida, que resulta sobre todo de la cocción de alimentos ricos en almidón, y que se cree es un probable carcinógeno en humanos.

Otros informes del Instituto de Salud en EE.UU. señalan además que una dieta a base de vegetales crudos contribuye a combatir la obesidad y reducir los síntomas de enfermedades como la artritis y la fibromialgia.

Comida crudivegana  (foto: gentileza de Javier Andrés Medvedowsky)
Lo importante es que la dieta incluya todos los nutrientes que el organismo necesita.

Pero los investigadores también alertan que los vegetales crudos podrían estar contaminados con peligrosos e incluso mortales microorganismos, sobre todo las espinacas, gérmenes de alfalfa o jugos sin pasteurizar, entre muchos otros.

Por otra parte, miembros del USDA, afirman que una dieta crudivegana podría conllevar deficiencias de calcio, vitamina D, vitamina B12, hierro, zinc y proteinas.

Aunque existen opiniones dispares, todos los expertos coinciden en una cosa, que sea la dieta que sea lo importante es que ésta incluya todos los nutrientes que el organismo necesita, algo que debe planificarse con mucho más cuidado en el "crudiveganismo" y especialmente en niños.



NOTAS RELACIONADAS
El riesgo de "desintoxicarse"
23 07 08 |  Ciencia y Tecnología
La dieta de soja afecta el esperma
24 07 08 |  Ciencia y Tecnología
Ojo con las nueces en el embarazo
15 07 08 |  Ciencia y Tecnología
La mejor dieta para perder peso
18 06 08 |  Ciencia y Tecnología
Dieta vegetariana contra artritis
18 03 08 |  Ciencia y Tecnología
Condenan estricto vegetarianismo
21 02 05 |  Ciencia y Tecnología

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen