OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Domingo, 7 de septiembre de 2008 - 18:14 GMT
Comer menos carne, recomienda ONU
Richard Black
BBC

La gente debería considerar la posibilidad de comer menos carne como una manera de combatir el calentamiento global, dijo el más alto funcionario de Naciones Unidas sobre el tema.

Vaca, PA
La ONU cree que la producción de carne provoca más gases con efecto invernadero que el transporte.

Rajendra Pachauri, presidente del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (PICC), dijo a la BBC que existen datos que indican que la producción de carne envía a la atmósfera más gases con efecto invernadero que el transporte automotor.

Sin embargo, un funcionario de la Unión Nacional de Productores Agropecuarios del Reino Unido (NFU, por sus siglas en inglés) aseguró que las emisiones de metano de las haciendas está disminuyendo.

Pachauri acaba de ser reelegido para un segundo periodo de seis años como presidente del PICC, ganador del premio Nobel, que tiene como tarea recopilar y evaluar la información que suministran los gobiernos del mundo sobre el clima.

"El Fondo de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) estima que las emisiones directas de la producción de carne, representan aproximadamente el 18% de las emisiones totales de gases con efecto invernadero", dijo Pachauri a la BBC.

La gente no se da cuenta de que cambiando lo que hay en su plato podría lograrse un efecto mucho mayor
Joyce D'Silva
Compassion in World Farming
"Entonces quiero destacar el hecho de que entre las opciones para mitigar el cambio del clima, el cambio de dieta es algo que habría que considerar," subrayó.

Persuasión

El dato de la FAO del 18%, incluye los gases con efecto invernadero liberados en cada parte del ciclo de producción de carne: limpieza de la tierra, transporte de fertilizantes, quema de combustibles fósiles en vehículos de granja, y las emisiones delanteras y posteriores de ganados y ovejas.

Las contribuciones de los tres principales gases invernaderos, dióxido de carbono, metano y óxido nitroso, equivalen conjuntamente al estimado de la FAO.

En contraste, el transporte aporta solamente el 13% de la huella de gas invernadero del género humano, según el PICC.

Rajendra Pachauri, AP
Rajendra Pachauri es presidente del organismo de la ONU ganador del Nobel, desde 1992.

El doctor Pachauri hará una disertación en una reunión organizada por Compassion in World Farming (CIWF), que apoya la baja en el consumo de carne, porque reduciría el número de animales en granjas industriales.

La embajadora de CIWF, Joyce D'Silva, dice que el ejercicio de pensar sobre el cambio climático podría estimular a la gente a cambiar sus hábitos.

"El ángulo del cambio climático podría ser muy persuasivo", dijo ella.

"Las encuestas muestran que la gente está ansiosa sobre su huella personal de emisiones de carbón, de recortar sus jornadas en automóvil y demás, pero puede que no se den cuenta de que cambiando lo que hay en su plato podría lograrse un efecto mucho mayor."

Beneficios colaterales

Hay varias posibilidades de reducción de las emisiones de gases con efecto invernadero asociadas con la crianza de animales.

Ellas van desde aproximaciones científicas como la ingeniería genética de ciertas razas de ganado que producen menos flatulencias de metano, hasta la reducción de la cantidad de trasporte involucrado, con comederos para animales en zonas determinadas.

"El CIWF tiene el compromiso de lograr que la agricultura sea parte de la solución al cambio climático, en vez de ser parte del problema", dijo a la BBC un portavoz de ese organismo.

Carne refrigerada, AP
Menos carne es algo bueno para la salud y al mismo tiempo ayudaría a reducir las emisiones de gases.

"Apoyamos irrestrictamente la investigación con la esperanza de que se logre una reducción de las emisiones de metano de la cría de animales, por ejemplo, cambiando las dietas y utilizando digestión anaerobia", afirmó.

Las emisiones de metano de las granjas del Reino Unido han caído un 13% desde 1990.

Pero la mayor fuente global de dióxido de carbono proveniente de la producción de carne es el despeje de la tierra, en particular del bosque tropical, que continuará mientras siga aumentando la demanda de carne.

D'Silva cree que los gobiernos que negocian un sucesor del Protocolo de Kyoto deberían tomar en consideración estos factores.

"Me gustarían que los gobiernos se trazaran objetivos de reducción de la producción y el consumo de carne", dijo.

"Eso es algo que debería ocurrir a un nivel global como parte de un tratado negociado de cambio climático, y sería justo hacerlo, de tal manera que la gente con poca carne como el África subsahariana estaría en posibilidad de consumir más, y nosotros en Occidente consumiríamos menos."

Sin embargo, Rajendra Pachauri, ve esto más como un asunto de elección personal.

"No estoy a favor de ordenar medidas como ésta por decreto, pero si hubiera un precio global contra el carbón quizás el precio de la carne subiría y la gente comería menos," afirmó.

"Siendo honestos, menos carne es algo bueno para la salud y al mismo tiempo reduciría las emisiones de gases con efecto invernadero. "



NOTAS RELACIONADAS
En peligro pero "no tan rápido"
05 09 08 |  Ciencia y Tecnología
Luz verde para "enterrar" el CO2
04 09 08 |  Ciencia y Tecnología
Calentamiento alimenta huracanes
04 09 08 |  Ciencia y Tecnología
Alerta por inundaciones
04 09 08 |  Ciencia y Tecnología
El Ártico se derrite más rápido
19 06 08 |  Ciencia y Tecnología

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen