OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Viernes, 5 de septiembre de 2008 - 17:38 GMT
En peligro pero "no tan rápido"
Richard Black
BBC

Barrera del Támesis en la noche

Según las conclusiones de científicos estadounidenses, es poco probable que el nivel del mar aumente más de dos metros este siglo.

Unos incrementos mayores tendrían que ser generados por un desplazamiento más rápido de los glaciares en Groenlandia o de las capas de hielo de la Antártica.

El equipo de expertos señala en la revista Science que para que se alcance un aumento de dos metros se necesitaría que los glaciares alcanzaran velocidades que son "físicamente insostenibles".

Pobre del gobierno que piense que no hay que prestar atención a un aumento de dos metros en el nivel del mar
Doctor David Vaughan, Servicio Británico de Mediciones Antárticas

Sin embargo, agregaron que aumentos incluso mucho menores de dos metros causarían problemas para muchas sociedades.

"Incluso un aumento del nivel del mar de 20 centrímetros en un siglo tendrá consecuencias dramáticas", apuntó Shad O'Neel, del Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés).

"Este trabajo no busca de ninguna manera socavar lo serio que es el cambio climático, y el aumento del nivel del mar es algo con lo que tenemos que lidiar", le dijo a la BBC.

El documental de Al Gore "An Inconvenient Truth" (Una verdad inconveniente) recibió algunas críticas por dar a entender que un aumento de seis metros era posible a corto plazo, aunque allí no se hizo referencia a un marco de tiempo definitivo.

En contraste, esta más reciente investigación coincide en líneas generales con las conclusiones de otros grupos que han examinado la cuestión utilizando distintos enfoques.

Trabajo rápido

En su evaluación publicada el año pasado, el Grupo Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) concluyó que el nivel del mar probablemente aumentaría en un rango entre 28 y 43 centrímetros este siglo, aunque asomó la cifra de 59 centímetros como una posibilidad.

El índice actual es de aproximadamente tres milímetros por año.

Glaciar en la Antártida
La aceleración de los glaciares es un fenómeno poco comprendido.

Sin embargo, el IPCC específicamente excluyó el mecanismo que tiene la capacidad de producir la mayor cantidad de agua rápidamente.

Es decir, la aceleración en el flujo proveniente de las capas de hielo de Groenlandia y la Antártica, los dos principales masas de hielo que aumentarían el nivel del mar en cerca de 70 metros si se derritieran completamente.

La mayoría del hielo se desprende de los glaciares. Los científicos saben que en los últimos años muchos glaciares han acelerado su movimiento, algunos de forma muy espectacular.

Por ejemplo, en seis años el glaciar Jakobshavn en Groenlandia duplicó su velocidad a 12 kilómetros por año.

Sin embargo, poco se sabe sobre ese proceso y el IPCC concluyó que, partiendo de esa base, sería ilógico llegar a conclusiones sobre hasta donde podría llegar el aceleramiento.

A título individual, sin embargo, algunos científicos no han sido tan evasivos. El equipo responsable de la actual investigación estudió lo que sí sabemos sobre los glaciares de Groenlandia y de la Antártica, los índices de flujo y los factores que podrían prevenir esa aceleración.

"No conocemos realmente el límite de velocidad de los glaciares", señaló el doctor O'Neel, "pero podemos ver lo que tenemos hoy y preguntarnos '¿qué podría pasar si todos se comportaran como el Jakobshavn?'".

"Ha estado desplazándose rápidamente durante varios años y no ha habido un aumento marcado en su velocidad. Por un breve período el Helheim estuvo en 14 kilómetros por año, el Columbia en 9 ó 10: así que esa cifra de aproximadamente 10 kilómetros por año parece que es lo más rápido que llegan".

Por contraste, para alcanzar un aumento del nivel del mar de 2 metros para 2010 todos los glaciares de Groenlandia tendrían que aumentar su índice de flujo en por lo menos 27 kilómetros por año y seguir en esa velocidad por el resto del siglo.

Escenario de miedo

La situación en la Antártica es un poco diferente. La Capa de Hielo de La Antártica Occidental descansa principalmente sobre una roca que está bajo el nivel del mar, lo que significa que un calentamiento de los mares podría resultar en un aumento en el índice de hielo perdido.

Aunque, de nuevo, recientes análisis sugieren que es muy poco probable que esto resulte en un derretimiento catastrófico durante este siglo.

El científico David Vaughan, quien trabaja en el Servicio Británico de Mediciones Antárticas (BAS, según su siglas en inglés), considera que las cifras del equipo científico estadounidense se aproximan a la realidad.

"El punto es que sea lo que pase este siglo sólo puede comenzar desde las actuales condiciones y niveles de aumento del nivel del mar y eso restringe el aumento que puede ocurrir este siglo".

"Sin embargo, si uno mira más allá de 2100 -y muchos gobiernos, incluyendo los de Holanda y Reino Unido están pensando en construir infraestructura que duraría más de 100 años- entonces el segundo siglo aún parece dar motivos para tener miedo.

"Ciertamente no estoy en desacuerdo con ellos en el sentido que no deberíamos estar haciendo pronunciamientos extravagantes sobre el aumento del nivel del mar; pero el punto más alto de los cálculos sigue estando cercano a los dos metros y pobre del gobierno que piense que no hay que prestar atención a un aumento de dos metros en el nivel del mar".



NOTAS RELACIONADAS
Alerta por inundaciones
04 09 08 |  Ciencia y Tecnología
CAN preocupada por glaciares
28 08 08 |  Ciencia y Tecnología
El Ártico se derrite más rápido
19 06 08 |  Ciencia y Tecnología
Glaciares: reducción récord
17 03 08 |  Ciencia y Tecnología

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen