OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Miércoles, 6 de agosto de 2008 - 01:39 GMT
Vitamina C para combatir el cáncer
BBC Ciencia

Diagrama sobre la manera en que el ascorbato actúa frente a las células cancerígenas
Aún no se puede asegurar que el tratamiento funcione en seres humanos.
Inyecciones de altas dosis de vitamina C podrían ayudar a detener el cáncer, de acuerdo con un estudio de científicos estadounidenses.

Los expertos sostienen que la vitamina podría generar una destructiva reacción en cadena en el interior de las células cancerígenas.

Las inyecciones redujeron el tamaño de tumores en el cerebro, ovario y páncreas en ratones, según informa la revista especializada Proceedings of the National Academy of Sciences.

Investigaciones previas de los Institutos Nacionales de Salud, de Maryland, ya habían sugerido la capacidad de la vitamina, también llamada ascorbato, de destruir células cancerígenas.

Esta información preclínica aportó las primeras bases firmes para el uso farmacológico del ascorbato en el tratamiento de pacientes de cáncer
Investigadores de los Institutos Nacionales de Salud de EE.UU.

Luego del éxito en ratones, los expertos recomiendan ahora que se considere el tratamiento, con similares niveles de vitamina, en seres humanos.

La dosis empleada -hasta cuatro gramos por kilo de peso corporal- supera ampliamente la que el organismo puede absorber a través de los alimentos o mediante el suministro de píldoras de vitamina C.

Esto se debe a que el sistema digestivo no absorbe más que una cierta cantidad de vitamina suministrada oralmente.

Disminución de tumores

Los ratones utilizados en el experimento fueron creados con sistemas inmunológicos deficientes.

Luego se inyectaron en los animales células cancerígenas humanas que se convirtieron en grandes tumores.

No hay en este momento evidencias de pruebas clínicas en seres humanos que indiquen los beneficios de inyectar o consumir vitamina C para tratar el cáncer
Allison Ross, Cancer Research UK

La vitamina C se les inyectó en las cavidades abdominales.

Como resultado, el crecimiento y el peso de los tumores disminuyó entre el 41% y el 53%.

En cambio, en los ratones a los que no se aplicó el ascorbato el cáncer siguió creciendo y se expandió rápidamente.

"Esta información preclínica aportó las primeras bases firmes para el uso farmacológico del ascorbato en el tratamiento de pacientes de cáncer", aseguraron los investigadores.

Más estudios

El tratamiento funcionó porque la célula tumoral es diferente a la célula sana.

Vitamina C
La vitamina C produjo suficiente peróxido de hidrógeno para destruir la célula cancerígena.
La vitamina C, al reaccionar con la composición química de la célula, produjo suficiente peróxido de hidrógeno para destruirla.

Sin embargo, el doctor Allison Ross, de la organización británica Cancer Research UK, le dijo a la BBC que se necesitan más estudios antes de poder afirmar que el tratamiento es viable en seres humanos.

"Se trata de un trabajo alentador pero que aún se encuentra en etapas iniciales debido a que involucra células creadas en el laboratorio y ratones", expresó.

"No hay en este momento evidencias de pruebas clínicas en seres humanos que indiquen los beneficios de inyectar o consumir vitamina C para tratar el cáncer", agregó.

Es más, dijo Ross, "algunas investigaciones sugieren que altas dosis de antioxidantes pueden hacer los tratamientos de cáncer menos efectivos al reducir los beneficios de la radioterapia y la quimioterapia".

Contradicciones

El doctor Mark Levine, investigador de temas relacionados con el cáncer, recordó que el ascorbato como potencial agente terapéutico tiene un pasado controvertido y emotivo".

Cáncer
La dosis empleada en ratones fue de hasta cuatro gramos por kilo de peso corporal.
Estudios llevados a cabo en la década de los años setenta surgieron por primera vez que la administración de vitamina C podría ayudar al tratamiento el cáncer, pero posteriores investigaciones rechazaron esa idea.

Incluso en 2004, científicos europeos sugirieron que las vitaminas no tienen ningún efecto en la prevención del cáncer y, por el contrario, podían disminuir la expectativa de vida.

No obstante, en 2005, los Institutos Nacionales de Salud de EE.UU. detectaron la efectividad del ascorbato administrado de manera intravenosa en la eliminación de células cancerígenas.

Pero, entonces, los especialistas no pudieron explicar la razón de esa efectividad, aunque notaron la formación de peróxido de oxígeno.



NOTAS RELACIONADAS
Vitaminas "pueden acortar la vida"
16 04 08 |  Ciencia y Tecnología
Cáncer y vitamina E, ¿otro mito?
01 03 08 |  Ciencia y Tecnología
El gran mito de la vitamina C
18 07 07 |  Ciencia y Tecnología
Vitaminas: sin efecto contra el cáncer
02 10 04 |  Ciencia y Tecnología
El peligro de tomar vitaminas
08 05 03 |  Science

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen