OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Domingo, 3 de agosto de 2008 - 12:33 GMT
Deportación, drogas y VIH

Lazo
María Elena Navas
BBC Ciencia

Los hombres que se inyectan drogas y son deportados de Estados Unidos a México tienen un alto riesgo de infección de VIH, afirma un estudio.

Hombre en prisión
No se sabe si la causa de la alta infección es la migración o la deportación.
La investigación llevada a cabo en Tijuana, el estado mexicano fronterizo de Baja California, encontró que los deportados tienen mucho más riesgo de haberse contagiado de VIH que los usuarios de drogas que viven en esa ciudad.

El estudio, que será presentado en la Conferencia Internacional de SIDA con sede en la ciudad de México, fue llevado a cabo por científicos de la Escuela de Medicina de la Universidad de California San Diego y funcionarios de salud mexicanos.


"Estábamos llevando a cabo un estudio sobre infección de VIH entre usuarios de drogas inyectadas en Tijuana cuando nos dimos cuenta de que los usuarios que habían sido deportados de Estados Unidos tenían una tasa cuatro veces más alta de infección que los usuarios que no habían sido deportados", le contó a BBC Ciencia la directora del estudio Steffanie Strathdee, de la Universidad de California.

Migración y riesgo

Tijuana, con una población de 1,4 millones de habitantes, es la ciudad más grande de la frontera de México con Estados Unidos.

Además de ser una de las principales rutas de transportación de emigrantes a Estados Unidos, también es una ruta importante de tráfico de drogas.

Preparación de inyección de heroína
Los hombres usuarios deportados tienen 4 veces más riesgo de infección de VIH que los que viven en Tijuana.
En Tijuana vive el mayor número de usuarios de drogas per cápita de México y tiene una próspera zona roja con las que se calcula son unas 5.000 trabajadoras sexuales.

Debido a todos estos factores, dicen los expertos, en Tijuana hay una enorme epidemia de VIH -la segunda más grande después de la ciudad de México- y otras infecciones sexualmente transmitidas.

El estudio, como explica la profesora Strathdee, comparó las tasas de infección de VIH entre usuarios de drogas inyectadas, hombres y mujeres, en la ciudad.

El objetivo era analizar los factores potenciales de riesgo, individuales, sociales y medioambientales, que podrían contribuir a un mayor riesgo de infección de VIH.

Los investigadores entrevistaron a más de mil usuarios de drogas inyectadas, 85% hombres y el resto mujeres.

Más del 60% del total había nacido fuera de Baja California y tanto hombres como mujeres habían vivido en Tijuana durante casi el mismo tiempo.

Más hombres que mujeres dijeron que la deportación era la razón por la cual vivían en Tijuana y también más hombres que mujeres no tenían donde vivir.

Al analizar todos los factores, los investigadores descubrieron lo que dicen fue "una inesperada relación" entre la duración del tiempo que habían vivido en Tijuana y la infección de VIH entre hombres usuarios de drogas inyectadas.

Ruta de transmisión

"Lo que no sabemos hasta ahora -dice la profesora Strathdee- es si existen más probabilidades de que los hombres se infecten en Estados Unidos como resultado de conductas de alto riesgo asociadas a la migración".

Paso fronterizo de Tijuana a Estados Unidos
Tijuana es uno de las principales rutas de migración y narcotráfico a Estados Unidos.
Esto -explica- podría sugerir que la migración, más que la deportación, es la causa de que el individuo se involucre en conductas de riesgo que llevan a la infección de VIH.

"O quizás podría ser que la deportación desestabiliza a estos hombres y cuando son dejados en libertad en la frontera no tienen alimento, ni empleo, ni refugio y muchos de estos hombres terminan viviendo en el canal del Río Tijuana", dice la experta.

"En este caso la deportación sí puede tener una relación causal directa con la infección de VIH".

Según la experta será necesario llevar a cabo más investigaciones para determinar cuál es la ruta de transmisión más probable en estos individuos.

Asunto de fronteras

Se sabe que la migración, con sus problemas asociados como la falta de redes sociales de apoyo, carencia de casa habitación y pobreza, puede traer consigo conductas de riesgo que conllevan a la infección de VIH.

Se necesitan mejores estrategias de prevención y tratamiento en ambos lados de la frontera y mejores procedimientos y políticas de repatriación
Steffanie Strathdee, Universidad de California
Pero los investigadores ahora están tratando de entender si la deportación de Estados Unidos también puede conducir a esas conductas de riesgo que conllevan a la infección.

Y el problema no es exclusivo de Tijuana sino ocurre en muchas de las ciudades fronterizas alrededor del mundo donde hay altos niveles de migración.

"Lo cierto -afirma Steffanie Strathdee- es que se necesitan mejores estrategias de prevención y tratamiento en ambos lados de la frontera y mejores procedimientos y políticas de repatriación, para asegurarnos de que estos individuos no se vean todavía más desestabilizados y continúen infectando a más gente".



VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen