OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Sábado, 26 de julio de 2008 - 02:41 GMT
"Sistema nervioso" para la Tierra
Maggie Shields
BBC News, Silicon Valley

Stan Williams
Los científicos en HP han estado trabajando en nanotecnología durante los últimos 13 años.
El gigante de la electrónica Hewlett Packard se encuentra a sólo dos años de construir un "sistema nervioso central para la Tierra", conocido como CeNSE por sus siglas en inglés.

El hombre a cargo de este ambiciosos proyecto es Stan Williams, quien dirige el Laboratorio de Información y Sistemas Cuánticos de HP.

"La motivación que nos lleva a hacer este trabajo es entender y darnos cuenta de que el planeta está enfermo y la enfermedad somos nosotros", dijo a la BBC.

"No somos nosotros, desde la tecnología de la información, lo que vamos a prescribir y encontrar una cura, pero deberíamos ser nosotros los que proveamos la información requerida para un diagnóstico y tratamiento adecuados".

Sin precedentes

Y así como un médico usaría una batería de pruebas para averiguar qué enferma a un paciente, Williams cree que él y HP pueden hacer lo mismo averiguando qué es lo que anda mal con nuestro medio ambiente y ofreciendo soluciones a problemas antes de que se conviertan en desastres.

Bomberos cerca de Santa Barbara (3/7/2008)
Catástrofes ambientales como estos incendios en Santa Bárbara podrían disminuirse.
El científico sugiere que, en lugar de un estetoscopia, HP podría usar billones de sensores para monitorear la salud de la Tierra y aprovechar esta información para interceptar calamidades como inundaciones o incendios forestales a gran escala.

Los sensores distribuidos por todas partes en el planeta imitarían los sentidos humanos como el tacto, olfato, oído, visión y gusto.

"Estamos trabajando con la Física aquí, así que podemos ir más allá de los sistemas humanos normales y registrar estas sensaciones a un nivel extraordinario, sin precedentes", dice el científico pionero en el campo de la nanotecnología.

Estos sensores serán tan sensibles que podrán detectar y medir cualquier cosa, desde virus a bacterias, desde composiciones químicas de moléculas hasta sonidos y niveles de humedad.

Terror absoluto

Por mucho tiempo la prometedora nanotecnología ha sido exagerada con visiones de pequeñísimos artefactos navegando dentro del cuerpo humano para encontrar y eliminar microorganismos y enfermedades.

Tal posibilidad todavía pertenece al mundo de la ciencia ficción, pero un informe reciente de Lux Research encontró que la tecnología está comenzando a mostrar su potencial económico.

Imagen que recrea la actuación de los sensores
Con el tiempo, estos sensores serán lo suficientemente baratos para que puedan construirse miles de millones.
La compañía dice que en 2007 se produjeron una serie de productos nano por valor de US$147.000 millones. Estima que hacia el 2015, esa cifra crecerá a US$3,1 billones.

"No es un mercado o una industria nueva, es una tecnología capaz de mejorar muchos tipos de productos", explica Jurron Bradley, analista de Lux Research.

"Se puede encontrar en coberturas que aumentan la eficiencia del motor de los automóviles, para proteger artefactos electrónicos y para hacer más efectivos algunos fármacos para reducir el colesterol".

"Estas innovaciones no están siempre a la vista del consumidor, pero mejoran los productos y aumentan su rendimiento. Esa es la razón por la cual el uso de nanomateriales va a seguir creciendo".

Por su parte, Williams considera que HP tiene casi listo un producto para ofrecer a sus clientes, después de 13 años de un trabajo bastante duro.

Stan Williams
"Este proyecto ha sido una meta personal desde hace algún tiempo", reconoce Williams.
"Hemos estado trabajando en los laboratorios de HP desde 1995. La nanotecnología ha ido desde el ciclo normal de excesiva publicidad de los primeros días a la irracional exuberancia del terror absoluto, ninguno de los cuales está justificado".

De todos modos, no será el medioambiente el primero en beneficiarse del trabajo de HP, sino el mundo de los negocios, ya que será este sector el que podrá acceder a la tecnología.

"Estamos en esa etapa que la gente de negocios llama el valle de la muerte", dice Williams.

"Tenemos la tecnología, pero ahora hay que ver cómo la hacemos llegar al mercado y quién pagará".

Prediciendo fallas

Según el científico, el sector energético y el químico son los tipos de industria más obviamente interesados en esta tecnología.

"Estas industrias tienen plantas enormes y activos gigantescos", dice. "Hoy el control se hace en forma manual, pero a menudo el primer indicio de que algo anda mal es una suerte de falla catastrófica y no hay ninguna advertencia".

"Con un equipo de sensores que hoy tenemos disponibles, porque no son muy buenos y son demasiado caros, lo máximo que podemos hacer es determinar temperatura y presión y entonces recién sacar conclusiones sobre si es lo correcto o no".

Muelle Norte, Newhaven
Las grandes plantas industriales serán las primeras en beneficiarse con la tecnología de estos nanosensores.
"Si no lo es, entonces tienes un enorme problema económico y a veces también un problema ecológico y de salud".

El investigador de Hewlett Packard sostiene que los sensores nano en los que trabaja podrán evitar esto.

"Pueden ser distribuidos en todas partes de una planta química o una refinería de petróleo del mismo modo que en el cuerpo humano los nervios recogen información. Entonces tendremos un cuadro de un extremado valor en tiempo real de lo que está pasando dentro del sistema", dice.

"Por eso, si un rodamiento en una bomba empieza a tener problemas, usted lo sabrá antes de que la falla del equipo se produzca porque los sensores le dirán lo que está pasando. Hoy pueden predecirse las fallas antes de que ocurran y permitir que sean reparadas durante un procedimiento rutinario de mantenimiento".

"Miles de millones"

Para que el sistema nervioso central terrestre se haga realidad, Williams dice que el mundo debe ser cubierto con sensores.

"Nosotros podemos y deberíamos ser capaces de producir miles de millones de estos sensores usando procesos de manufactura de alta integración como los desarrollados por la industria informática y electrónica", explicó el científico.

Cross-bar latch
Aplicar la nanotecnología para monitorear el planeta entero llevará bastante tiempo.
"Esto debería bajar sensiblemente el costo por unidad, haciendo que uno pueda desplegar un número muy grandes de estos sensores en un sistema".

Una vez que eso ocurra, esta tecnología se volvería accesible para todos, desde granjas a supermercados y desde organizaciones gubernamentales a grupos medioambientalistas.

"Podemos involucrarnos en todo este proceso de administración, así muchas de las herramientas que logremos desarrollar podrían ser usadas por grupos que nos dijeran cuál es la salud de nuestro medio ambiente, cómo les está yendo a nuestros lagos y arroyos, o qué pasa con nuestros bosques".

"Esta tecnología nos ayudaría a gerenciar todos estos bienes en favor de la sociedad", asegura Williams.

HP ya está tratando de persuadir a algunas compañías para que sean los primeros en adoptar esta tecnología. Está previsto que los primeros trabajos de campo comiencen en los próximos 12 a 18 meses.



NOTAS RELACIONADAS
Clima: "siete años para actuar"
05 07 08 |  Ciencia y Tecnología
El Ártico se derrite más rápido
19 06 08 |  Ciencia y Tecnología
Se desprende trozo de la Antártica
26 03 08 |  Ciencia y Tecnología
"Acción urgente y a nivel mundial"
17 11 07 |  Ciencia y Tecnología
Calentamiento sería "abrupto"
16 11 07 |  Ciencia y Tecnología
El deshielo une dos océanos
08 11 07 |  Clima
S.O.S. Glaciares: "Un problema evidente"
24 04 07 |  Ciencia y Tecnología

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen