OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Jueves, 10 de julio de 2008 - 04:06 GMT
En el interior de la Luna "hubo agua"
Paul Rincon
BBC Ciencia

Científicos en Estados Unidos han encontrado evidencia de que existió agua en el interior de la Luna, cuestionando algunos elementos sobre la teoría de la formación del satélite.
Vidrio verde (Nasa)
El vidrio fue creado durante la actividad volcánica de la Luna.

Se cree que la Luna se formó después de un violento choque entre la Tierra y otro objeto del tamaño de un planeta.

Los científicos especulaban que el calor producido por este impacto evaporó toda el agua.

Pero un nuevo estudio publicado en la revista Nature señala que fluyó agua por la superficie lunar desde el interior, impulsada por erupciones volcánicas hace unos tres mil millones de años.

Esto sugiere que el agua ha sido parte de la Luna desde su temprana existencia.

El descubrimiento surgió de vidrio volcánico lunar, cuentas en forma de piedritas que fueron recogidas y regresadas a la Tierra por las misiones espaciales Apolo a finales de los 60 y comienzos de los 70.

Esto confirma que el agua proviene de adentro de una capa de la Luna
Alberto Saal, Universidad Brown

Desde entonces, los científicos han intentado identificar el contenido y origen de una clase de elementos químicos dentro de los vidrios multicolores conocidos como volátiles.

En particular, investigaron los vidrios para encontrar rastros de agua, pero la evidencia los eludió. Esto era consistente con la teoría general de que la Luna era árida.

El equipo científico de la Universidad Brown, el Instituto Carnegie para la Ciencia y la Universidad Case Western Reserve usó una técnica conocida como Espectrometría de Masa Iónica Secundaria (SIMS, por sus siglas en inglés) para detectar cantidades de agua extremadamente diminutas en vidrios y minerales.

"Desarrollamos una manera de detectar hasta cinco partes por millón de agua", dijo Erik Hauri, del Instituto Carnegie en Washington D.C.

"Quedamos realmente sorprendidos al encontrar mucho más que eso en estas cuentas de vidrio, hasta 46 partes por millón".

Perdida en el espacio

El equipo entonces confirmó a través de una serie de pruebas que el hidrógeno había estado presente todo el tiempo y que las muestras no habían sido infundidas por vientos solares ricos en hidrógeno ni contaminadas por otros volátiles.

"Esto confirma que el agua proviene de adentro de una capa de la Luna", comentó el director del estudio, Alberto Saal, profesor asistente de Ciencias Geológicas de la Universidad Brown.

Suelo naranja (Nasa)
Polvo color naranja fue encontrado por el astronauta Harrison Schmitt en 1972.
"No tiene nada que ver con procesos secundarios, como la contaminación o el viento solar".

Los investigadores creen que el agua estaba contenida en magma que erupcionó a través de "fuentes de fuego" hacia la superficie lunar hace más de tres mil millones de años.

Casi 95% de este vapor de agua se perdió durante la actividad volcánica.

"Como se pensaba que la Luna estaba perfectamente deshidratada, esto resulta ser un gran salto respecto a anteriores estudios", expresó el coautor Erik Hauri, del Instituto Carnegie.

"Apunta a la intrigante posibilidad de que el interior de la Luna pudo haber contenido tanta agua como la capa superior de la Tierra. Pero aún más: si los volcanes de la Luna expulsaron 95% de su agua... ¿dónde fue a parar?"

Como la gravedad de la Luna es muy débil para retener una atmósfera, los investigadores especulan que parte del vapor de agua de las erupciones salió al espacio.

Pero otra parte también pudo haberse deslizado hacia los fríos polos de la Luna donde podría persistir hielo en los cráteres perpetuamente bajo la sombra.

Rocas antiguas

El estudio también puede iluminar las especulaciones sobre cuánto lleva el agua en la Tierra, añadió Saal.

"Sugiere que el agua estaba presente dentro de la Tierra antes del gran choque que formó la Luna", explicó.

"Eso plantea dos posibilidades: El agua no fue completamente vaporizada en ese choque o fue añadida poco tiempo después -menos de 100 millones de años- a través de volátiles provenientes del exterior, como los meteoritos.

Los vidrios analizados en el estudio le dan un color a la Luna de verde o naranja. Mientras que la mayoría de los vidrios recolectados en la Luna fueron producidos por el derretimiento de rocas durante el impacto de meteoritos, estos no tienen las típicas características de los llamados vidrios de impacto.

Además, tienen una edad similar a las rocas basálticas encontradas a su alrededor, vinculándolos a la evolución geológica de la Luna.

La verificación de la existencia de agua en los polos de la Luna es una de las metas de la misión Orbital de Reconocimiento Lunar de la NASA que será lanzada este año.

También es el principal objetivo del Satélite Sensor de Observación de Cráteres Lunares (LCross, por sus siglas en inglés) programado para ser lanzado en 2009.



NOTAS RELACIONADAS
La Luna es una rareza cósmica
22 11 07 |  Ciencia y Tecnología
Google paga por carrera lunar
14 09 07 |  Economía
La Luna en detalle
29 08 07 |  Ciencia y Tecnología
En Google ya no se ve
13 08 07 |  Economía
Google, una marca muy veloz
27 07 07 |  Economía
Te veo en la Luna
22 04 07 |  Ciencia y Tecnología
En venta: cráter con vista a la Tierra
10 04 07 |  Ciencia y Tecnología
Construirán una base en la Luna
05 12 06 |  Ciencia y Tecnología
Imágenes: viviendo en la luna
05 12 06 |  Imágenes
Una casita en la Luna
17 10 06 |  Cultura y Sociedad

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen