OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Miércoles, 2 de julio de 2008 - 23:51 GMT
Para recuperarse del ejercicio
BBC Ciencia

No parece una receta muy sana pero científicos dicen que la forma más rápida de recuperarse del ejercicio es tomar unas cinco o seis tazas de café cargado.

Atletas
Después de un entrenamiento riguroso se agotan las reservas de glucógeno en los músculos.
La cafeína, afirma el estudio llevado a cabo en Australia, ayuda a la recuperación de energía perdida.

Y para lograr un óptimo y más rápido resultado también coma un plato de pasta, para obtener una buena fuente de carbohidratos y combinarlos con la cafeína.

El glucógeno, un compuesto abundante en el hígado y los músculos, es la principal reserva de energía del organismo, una especie de "gasolina" corporal.

Sin embargo, después de una rutina exhaustiva de ejercicio los músculos agotan su reserva de glucógeno.

Combinados

Se sabe que ingerir carbohidratos ayuda a recuperar esa energía perdida.

Pero según el nuevo estudio, publicado en Journal of Applied Physiology (Revista de Fisiología Aplicada), los atletas que ingieren carbohidratos con cafeína tienen 66% más glucógeno en sus músculos cuatro horas después de una rutina intensa de ejercicio, que los que ingieren solamente carbohidratos.

"Si al día siguiente de tu entrenamiento tienes 66% más energía para iniciar tu rutina o competición, sin duda correrás más rápido o podrás ejercitarte mucho más", afirma el doctor John Hawley, del Instituto Garvan de Investigación Médica en Sidney, Australia y principal autor del estudio.

El estudio fue llevado a cabo con siete ciclistas de alto rendimiento que participaron en cuatro sesiones de investigación.

Primero se les pidió que pedalearan un ergómetro (entrenador fijo de ciclismo) hasta el agotamiento y posteriormente consumieron una comida baja en carbohidratos antes de ir a su casa.

Esta sesión tenía el objetivo de reducir el glucógeno muscular de los atletas antes de la prueba experimental que sería llevada a cabo al día siguiente.

Los deportistas no comieron nada hasta que regresaron al laboratorio para la segunda sesión en la que se les pidió otra vez que pedalearan el ergómetro hasta el agotamiento.

Posteriormente algunos ingirieron una bebida que contenía solamente carbohidratos y otros una bebida de carbohidratos con cafeína y descansaron durante cuatro horas en el laboratorio.

Durante este período de descanso postejercicio los investigadores tomaron varias biopsias musculares y muestras de sangre para medir la cantidad de glucógeno que había sido recuperada en el músculo y las concentraciones de glucosa e insulina en la sangre.

Glucosa

Oscar Freire
Las altas dosis de cafeína ayudan a recuperar las reservas de energía muscular.
Las dos sesiones de ejercicio se repitieron 7 y 10 días después, pero la diferencia esta vez fue que los atletas tomaron la bebida que no habían tomado la prueba anterior.

Por ejemplo, si habían tomado la de carbohidratos, esta vez tomaron la de carbohidratos y cafeína y viceversa.

Ambas bebidas tenían la misma apariencia, el mismo olor y sabor y ambas contenían la misma cantidad de carbohidratos.

Los investigadores descubrieron que una hora después del ejercicio, los niveles de glucógeno muscular se habían recuperado al mismo nivel en ambos grupos de atletas.

Pero cuatro horas después del ejercicio, el grupo que tomó la bebida con cafeína mostró un nivel de glucógeno 66% más alto que los que tomaron sólo carbohidratos.

Asimismo, los que bebieron cafeína mostraron niveles más altos de glucosa e insulina en la sangre.

Los autores no saben con exactitud cómo ayuda la cafeína a facilitar al transporte de glucosa de la sangre hacia los músculos.

Pero creen que el nivel más alto de glucosa circulando en la sangre y de insulina pueden ser un factor.

Los científicos advierten, sin embargo, que las altas dosis de cafeína que se usaron en el estudio (el equivalente a cinco o seis tazas de café cargado) y que se necesitan para convertir más rápido carbohidratos en glucógeno pueden tener efectos negativos.

Algunos de los atletas se quejaron de problemas para dormir y nerviosismo, pero otros pudieron dormir relajadamente durante el periodo de recuperación sin efectos adversos.

Por eso, dicen los investigadores, el siguiente paso será determinar si se puede lograr el mismo efecto con dosis más pequeñas de cafeína.



NOTAS RELACIONADAS
A más ejercicio, más felices
29 03 08 |  Ciencia y Tecnología
¿No más récords deportivos?
06 02 08 |  Ciencia y Tecnología
Correr debilita huesos superiores
18 10 03 |  Ciencia y Tecnología

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen