OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Miércoles, 2 de julio de 2008 - 13:59 GMT
Los romanos invadieron antes
BBC Ciencia

La invasión de Julio César a las islas británicas en el año 55 a.C. no pudo haber ocurrido en la fecha que indican los libros de historia, afirma un equipo de astrónomos.

Soldados romanos
César llegó con dos legiones de unos 10.000 hombres y 100 barcos de guerra.
Y el porqué se puede encontrar en la corriente del Canal de la Mancha.

Según una investigación llevada a cabo por astrónomos de la Universidad Estatal de Texas, Estados Unidos, Julio César llegó a estas islas una semana antes de lo que hasta ahora se ha creído.

La creencia generalizada es que César llegó a Gran Bretaña el 26 o 27 de agosto.

Pero tal como afirma el doctor Donald Olson, el experto en mareas que dirigió el estudio, en esos días la corriente del Canal de la Mancha estaba fluyendo en sentido contrario.

El estudio publicado en la revista astronómica Sky and Telescope afirma que la invasión a la costa sur de las islas ocurrió el 22 o 23 de agosto del año 55 a.C.

Julio César llegó a las islas británicas con 100 barcos de guerra y dos legiones de unos 10.000 hombres.

Solución astronómica

En su relato de la invasión, el líder anotó detalladamente la fase de la luna, la procesión del equinoccio, y sobre todo las inesperadas mareas oceánicas que encontró su flota.

Cuando la flota se acercaba a los acantilados de Dover, César vio que los esperaba una barrera de guerreros celtas blandiendo lanzas, por lo que el líder romano decidió buscar un mejor punto de desembarque.

César ordenó a su flota avanzar por la costa y tras desplazarse unos 11 kilómetros encontró lo que llamó "una costa plana y abierta".

Acantilados de Dover
En los acantiladores los esperaban guerreros celtas blandiendo lanzas.
Lo que hasta ahora ha sido tema de debate entre científicos e historiadores, es si Julio César ordenó navegar hacia la izquierda o la derecha y dónde exactamente desembarcó su armada.

César habla en su relato de fuertes mareas, de luna llena y de una corriente oceánica.

En estudios en el pasado los astrónomos Edmund Hallet y George Airy usaron esta información para tratar de resolver el problema, pero no lograron llegar a un acuerdo en sus conclusiones.

El doctor Olson identificó en agosto de 2007 una buena y rara oportunidad para investigar dónde desembarcó César.

Durante ese mes, los complejos factores de las mareas que involucran a la luna y el sol se desarrollaron de forma extraordinariamente similar a los ocurridos en agosto del año 55 a.C.

Así que el doctor Olson condujo con su equipo una expedición hacia la costa sur de Inglaterra.

La creencia actual de los historiadores es que César llegó a la ciudad costera de Deal, porque ésta está ubicada a unos 11 kilómetros de los acantilados y su playa es de hecho "abierta y plana", como él la describió.

Mareas

En el día de agosto de 2007 que correspondió a la fecha tradicional de la invasión el doctor Olson llevó a cabo un experimento.

En éste dejó caer una manzana al mar desde el muelle de Deal a casi la misma hora del día que César describió en su relato del desplazamiento de la flota.

Busto de Julio César
Julio César regreso a las islas británicas al siguiente año.
La manzana flotó hacia el suroeste hacia Dover, describen los investigadores, lo que sugiere que la flota romana no pudo haber viajado ese día desde ese lugar hacia Deal.

"El Canal de la Mancha estaba fluyendo en sentido contrario" afirma el doctor Olson.

Con esta información y el relato de César, los investigadores se centraron en la posibilidad de que la invasión pudo haber ocurrido días antes.

El día de 2007 que correspondía a la fecha del 22 o 23 de agosto del año 55 a.C., el equipo rentó un barco turístico y tomó lecturas de GPS (sistema de posicionamiento global) para determinar hacía donde era empujado por la corriente el barco.

El barco flotó hacia el noreste en dirección a Deal.

Los investigadores se dieron cuenta que esta nueva fecha ofreció a Julio César la corriente oceánica que necesitaba para maniobrar hacia la derecha, proceder 11 kilómetros y desembarcar con una marea baja en lo que hoy es Deal.

Además una lectura modificada de la referencia que hizo el líder romano a "una noche de luna llena" también confirma que se trata del 22 o 23 de agosto, afirma el doctor Olson.

"Los científicos estaban en lo correcto sobre las corrientes de la marea -afirma el astrónomo- y también los historiadores han estado en lo correcto sobre el sitio de desembarque de Julio César".

Lo que hasta ahora nadie ha debatido es que el histórico desembarque del líder romano en el 55 a.C. fue bastante limitado.

Porque al año siguiente César decidió repetir su incursión mejor preparado.

En el 54 a.C. volvió a pisar suelo británico con una flota diez veces más grande y esta vez alteró para siempre el curso de la historia británica.



NOTAS RELACIONADAS
A los romanos les gustaban pálidas
04 11 04 |  Cultura y Sociedad
Resucitan a la Roma antigua
12 06 07 |  Cultura y Sociedad
La inundación que creó a G. Bretaña
18 07 07 |  Ciencia y Tecnología

EN OTROS SITIOS BBC

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen