OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Martes, 1 de julio de 2008 - 13:41 GMT
Cambió el mundo y nadie lo oyó...
Lawrence Pollard
BBC

Charles Darwin
Entre papeles y en medio del aburrimiento, el estudio de Darwin pasó sin penas ni glorias en 1858.
Una de las más radicales ideas de la historia reciente se expuso al público por primera vez hace ahora siglo y medio, aunque sin fanfarria.

El 1º de julio de 1858, los asistentes a una reunión de la Sociedad Linneana de Londres conocieron detalles de la obra que en esos momentos desarrollaba el naturalista Charles Darwin.

Su gran obra, "El Origen de las Especies", en la que expuso sus ideas sobre la selección natural y la teoría de la evolución, no se publicaría hasta un año más tarde.

Y a pesar del interés que la obra despertó desde la misma aparición del libro, la primera exposición de la teoría darwinista en 1858 atrajo poca atención.

Sin penas ni glorias

De todo el ideario que dio forma al mundo moderno, ninguno ha perdurado tanto como el darwinista.

Ejemplar de El Origen de las Especies
"El Origen de las Especies" se publicó una año después de la lectura en la Sociedad Linneana.
Se supondría que la aparición de una teoría que desacreditaba la intervención divina en la creación de la diversidad natural hubiese generado una enorme controversia.

Pero no fue así. De hecho, hoy se debaten más las ideas del naturalista inglés que cuando por primera vez fueron expuestas al público.

Aquella primera vez apenas se entendieron sus ideas.

Uno más...

La Sociedad Linneana, dedicada al estudio y la difusión de la taxonomía, es la más antigua de su tipo en el mundo.

Colección de conchas de la Sociedad Linneana
La Sociedad Linneana se dedica al estudio y la difusión de la taxonomía.
Aquel 1º de julio, los miembros de la sociedad presentes en la reunión leyeron estudios científicos sobre temas como la vegetación de Angola o un nuevo tipo registrado de melón.

Y entre ellos, como uno más, se leyó el estudio de Darwin "Sobre la tendencia de las especies a formar variedades".

Muy poco antes de la reunión, Darwin había perdido a su hijo víctima de escarlatina y por esa razón no estuvo presente y otras personas procedieron a la lectura de su estudio.

Nueva era, vieja rutina

Entre papeles y palabras, en una larga reunión, las ideas darwinianas pasaron inadvertidas.

Estatua de Darwin
El reconocimiento, así como la fuerte controversia, vino después.
Así, el aburrimiento y la confusión convirtieron lo que luego se denominó como el nacimiento de una nueva era del pensamiento humano en un evento nada especial y sí muy rutinario.

Más tarde, Darwin recordaría la única crítica que se hizo de su trabajo expuesto en la Sociedad Linneana.

Según el crítico, el trabajo del padre de la Teoría de la Evolución estaba errado en todas sus ideas originales, y sólo valía por aquello en lo que no rompía con los moldes tradicionales.

No sería hasta un año más tarde, con la publicación de "El origen de las especies mediante la selección natural o la conservación de las razas favorecidas en la lucha por la vida" que la teoría de la selección natural comenzara a revolucionar el mundo.

Y que se le llegara incluso a calificar en el campo científico como "la mejor idea de todos los tiempos".



NOTAS RELACIONADAS
La complicada travesía hacia la teoría
01 07 08 |  Ciencia y Tecnología
El tesoro digital de Charles Darwin
18 04 08 |  Ciencia y Tecnología
Gobierno de Italia readmite a Darwin
28 04 04 |  Ciencia y Tecnología
Charles Darwin en internet
19 10 06 |  Ciencia y Tecnología
Otro examen para Darwin
16 02 06 |  Ciencia y Tecnología
El origen de la vida, ante los tribunales
27 09 05 |  Ciencia y Tecnología
En el principio, había un museo
12 12 06 |  Ciencia y Tecnología

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen