OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Miércoles, 11 de junio de 2008 - 20:57 GMT
En intelecto, el tamaño no importa
BBC Ciencia

Albert Einstein
Partes del cerebro de Albert Einstein eran excepcionalmente grandes.
En lo que se refiere a la evolución cerebral y capacidad del intelecto, el tamaño no importa, afirman expertos.

Quizás lo más importante es la complejidad de las conexiones entre una neurona y otra, dice el estudio publicado en la revista Nature Neuroscience.

El estudio, llevado a cabo en el Instituto Sanger en Cambridge, y las universidades de Keele y Edinburgo, encontró claras diferencias entre estas conexiones en los cerebros de mamíferos, insectos y organismos unicelulares.

Según los investigadores, más que el tamaño del cerebro, lo más importante quizás han sido los cambios que han ocurrido desde hace unos 500 millones años.

Se sabe ya que en lo que a inteligencia se refiere, el tamaño del cerebro no es lo más importante. Por ejemplo, las ballenas y los elefantes tienen cerebros mucho más grandes que los seres humanos.

Por otro lado, el cerebro de nuestro antepasado más cercano, el Homo erectus, era mucho más pequeño que el del hombre moderno.

Y la evidencia sugiere que el tamaño del cerebro pudo haberle otorgado una ventaja evolucionaria para compensar las desventajas.

En particular, los riesgos durante el parto y la energía que necesitaba para mantener funcionando un cerebro grande.

Es por eso que la clave del avance evolutivo del ser humano, dicen los científicos, tiene que ver con algo más que un aumento en el número de neuronas.

Sinapsis

Los investigadores analizaron la sinapsis -las uniones con las cuales las células del sistema nervioso, o neuronas, se comunican entre sí- en tres distintos tipos de seres vivos.

Éstas eran la levadura (un hongo unicelular), la mosca de la fruta y el ratón, las cuales representan las tres distintas etapas de la evolución de la vida en la Tierra.

Los científicos descubrieron que la sinapsis de los mamíferos tenía 600 proteínas.

Cerebro
Lo más importante para explicar el intelecto es la comunicación entre las neuronas.
Y les sorprendió encontrar que en la mosca de la fruta sólo había 300 proteínas y en la levadura, unas 25 aproximadamente.

Según los investigadores, esto demuestra que los grandes avances en la evolución -desde los organismos unicelulares hasta los multicelulares y los cambios entre los invertebrados y los vertebrados- se debieron a los rápidos cambios en la complejidad de la sinapsis.

"Creemos que este estudio no apoya el concepto de que el número de neuronas puede explicar el poder del cerebro" afirma el profesor Seth Grant, quien dirigió el estudio.

"Porque el número y la complejidad de las proteínas en la sinapsis estallaron cuando emergieron por primera vez los animales multicelulares, hace unos mil millones de años".

"Y una segunda ola de cambios ocurrió con la aparición de los vertebrados, hace unos 500 millones de años".

Según el investigador, los resultados de la investigación ofrecen información valiosa tanto sobre estos enormes cambios como de la continua evolución del ser huamno.

"Ahora estamos un paso más cerca de entender la lógica de la complejidad de los cerebros humanos" afirma el investigador.



NOTAS RELACIONADAS
El tamaño sí importa
17 04 08 |  Ciencia y Tecnología
Cerebro de mono controla robot
29 05 08 |  Ciencia y Tecnología
Al ritmo de la inteligencia
18 04 08 |  Ciencia y Tecnología
Lo que hace al ser inteligente
03 04 06 |  Ciencia y Tecnología
El cerebro en una computadora
20 08 05 |  Ciencia y Tecnología

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen