OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Martes, 13 de mayo de 2008 - 22:18 GMT
Una sinfonía mágica de la naturaleza
Diana Zileri
Diana Zileri
BBC Mundo, Reserva Natural del Lago de Darland, Londres

Ornitólogos afisionados escuchando y observando aves al amanecer
Amanecer en la Reserva Natural del Lago de Darland al norte de Londres.

Éste puede ser el despertador más antiguo del mundo. Para quienes quieran seguir durmiendo, este llamado de la naturaleza puede sonar cacafónico pero para quienes lo sintonicen es toda una sinfonía.

Este fenómeno, llamado por los ornitólogos "amanecer coral" es la declaración de las aves cuando han regresado de su viaje migratorio y están marcando su territorio. Es la temporada de reproducción y es cuando los pájaros cantan más fuerte.
Clive Cohen
Clive Cohen, 75, quien lideró el grupo, es un ornitólogo aficionado desde los cinco años.

En el hemisferio norte, ocurre entre mayo y julio y muchos países lo celebran haciendo caminatas durante el amanecer. La cita es a las 4:30 a.m.

El Reino Unido es uno de esos paises donde hay mucho entusiasmo por este tipo de actividades.

Uno de los puntos de encuentro en la isla fue en la Reserva Natural del Lago de Darland, a sólo ocho kilómetros al norte de la ciudad de Londres, donde en ese amanecer distinguimos el canto de alrededor de 30 aves: entre ello reyezuelos, carboneros comunes, petirrojos, urracas, cuervos, mirlos, palomas, cernícalos, faisanes, pájaros carpinteros.

Al principio, cuando se comienza a caminar entre los árboles, en plena oscuridad, se escucha como si los músicos de una orquesta estuvieran afinando sus instrumentos antes de un concierto.

Después de un rato y con la ayuda de un ornitólogo uno va separando los sonidos y empezando a distinguirlos.

Conforme el crepúsculo matutino se comienza a filtrar entre los árboles, la sinfonía llega a su clímax para luego ir descendiendo mientras se aclara el día.

Dos mensajes

Ésta es la mejor hora para que las aves canten y nosotros vayamos a escucharlas. A esta hora la transmisión del sonido es buena debido, por lo general, a la quietud del aire.

Carbonero común
El carbonero común es el ave más pequeña de la región pero con el canto más potente.

Se dice que el canto al amanecer es 20 veces más efectivo que al mediodía, cuando las aves están ocupadas buscando comida ya que la visibilidad es mejor.

La mayoría de los sonidos de esta hora son familiares para nosotros porque, aunque uno no siempre madrugue, es lo que escuchamos entre sueños, día tras día en la primavera y queda grabado en nuestro inconciente.

En el bosque los sonidos cambian en unos cuantos metros. Salvo los petirrojos, las aves macho son las que cantan dando dos mensajes: "Vete de acá" o "venga acá".

ESCUCHE EL AMANECER


Algunas aves de estos lares, como el carbonero común y el pinzón vulgar, tienen un gran repertorio coral con el cual hacen creer a otros machos que donde están hay muchos pájaros y que el territorio ya está tomado. Entre canto y canto hace pequeñas pausas para escuchar dónde están sus rivales y enfocar sus esfuerzos hacia ahí.

A esta hora, su intención es también atraer a una hembra lo cual lo intenta con un canto aún más complejo que con el cual reclama un territorio.

Según los ornitólogos, el canto de un ave es una actividad que demanda gran energía y es algo así como una declaración franca de su estado físico.

El hecho que cante a esa hora de la mañana, habiéndose pasado toda la noche sin comer, demuestra que es fuerte, es un buen buscador de comida y que está habitando un territorio productivo. Ese es el ave que toda hembra busca.

Meryl Malker
Meryl Walker, escucha atenta al canto de las aves para después observar con sus binoculares.

Por su parte, las hembras a esta hora de la mañana escuchan los cantos y visitan cada uno de los territorios antes de escoger el ave con el cual se van aparear.

Y así como uno va afinado el sentido auditivo, la vista va mejorando con la luz del día. Mejor aún si se tienen binoculares.

Después de distinguir la dirección de donde viene el canto y encontrarlo entre las ramas o hojas uno puede observar el ave, ver su tamaño y su plumaje.

Con el tiempo y memoria sabrá cuál es esa ave que canta en su ventana todas las mañanas de la primavera.



NOTAS RELACIONADAS
Dormir mejora el canto de los pájaros
17 02 05 |  Ciencia y Tecnología
El último vuelo del Po'o-uli
05 12 04 |  Ciencia y Tecnología
Un loro deja atónitos a los científicos
26 01 04 |  Ciencia y Tecnología

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen