OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Lunes, 5 de mayo de 2008 - 08:42 GMT
La foca enamorada del pingüino
Matt Walker
BBC

La foca y el pingüino (Foto: Nico de Bruyn)
El ave batía sus alas en un intento de liberarse del mamífero.

Una foca peletera antártica intentó tener relaciones sexuales con un pingüino rey, en lo que constituye un caso muy inusual de intento de apareamiento entre especies distantes.

Científicos sudafricanos filmaron el incidente, que duró 45 minutos, y lo reportaron en la revista especializada Journal of Ethology.

A primera vista pensamos que la foca estaba intentando matar al pingüino
Nico de Bruyn, Universidad de Pretoria

El extraño intento de apareamiento entre la foca, un Arctocephalus gazella macho, y el pingüino, un Aptenodytes patagonicus de sexo no identificado, tuvo lugar en una playa subantártica en la Isla Marion, en Sudáfrica.

No está claro por qué un animal intentó tener relaciones sexuales con el otro, pero los especialistas especulan que puede haberse debido a la inexperiencia o frustración sexual de un ejemplar joven de foca.

O podría haber sido un acto agresivo, depredador, o quizás simplemente un juego que se volvió sexual.

"A primera vista pensamos que la foca estaba intentando matar al pingüino", dijo Nico de Bruyn, del Instituto de Investigación de Mamíferos de la Universidad de Pretoria.

"Primer caso"

Los expertos que captaron el incidente acometían una misión de estudio de la foca elefante cuando se sorprendieron al ver a una foca peletera antártica de 100 kilogramos tratando de someter a un pingüino de 15 kilogramos.

La foca y el pingüino (Foto: Nico de Bruyn)
La foca se frustró tras 45 minutos de intentos.
La víctima movía sus alas en un intento desesperado de liberarse, según los testigos.

La foca alternaba entre reposar sobre el pingüino y empujar la pelvis para copular, aunque sin éxito.

Luego de 45 minutos de intentos frustrados, el mamífero abandonó su empresa y se retiró al agua ignorando al ave.

No está claro por qué una foca peletera antártica intentó tener relaciones sexuales con un pingüino rey.

La coerción sexual entre los animales es muy frecuente: machos de muchas especies suelen hostigar, presionar o forzar a la cópula a hembras de su misma especie, y en ocasiones incluso a ejemplares de una especie parecida.

Este se considera el primer caso filmado de un mamífero tratando de copular con otra clase de vertebrado

"El hostigamiento sexual es a veces más común en los sistemas de apareamiento que no son monógamos, y en especies con machos más grandes que las hembras", explicó de Bruyn.

Pero este se considera el primer caso filmado de un mamífero tratando de copular con otra clase de vertebrado como un ave, un pez, un reptil o un anfibio.

"Con toda certeza estábamos ante un caso único que hasta donde sabemos nunca antes había sido registrado en ningún lugar del mundo", aseveró de Bruyn.

Los especialistas creen que el pingüino salió ileso del fallido intento de cópula.



NOTAS RELACIONADAS
La foca ártica que quería calor
15 11 07 |  Ciencia y Tecnología
El pingüino que perdió la brújula
11 05 07 |  Ciencia y Tecnología
Pingüinos gay ponen a zoo en aprietos
14 02 05 |  Cultura y Sociedad

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen