OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Martes, 25 de marzo de 2008 - 20:08 GMT
Cuidado con el enojo
La gente que no puede controlar su enojo generalmente no tiene a quién pedir ayuda y esto conduce a problemas mayores, dice un estudio.

Mujer enojada
El enojo que no se controla puede conducir a problemas mayores.
La Fundación de Salud Mental afirma que el enojo sólo se trata con especialistas cuando la persona ha cometido un delito agresivo.

Una encuesta con 2.000 personas en el Reino Unido reveló que cerca de 35% de éstas tenía un amigo o familiar con problemas para contener su enojo.

Según la organización es necesario llevar a cabo más investigación sobre las causas del enojo y mejores tratamientos de intervención temprana en casos problemáticos.

Relaciones

El enojo crónico e intenso ha sido vinculado a enfermedades cardiacas, cáncer, embolias, resfriados e influenza, así como depresión, automutilación y abuso de sustancias.

El enojo, dicen los expertos, puede tener efectos muy negativos en las relaciones personales.

Según la Fundación, los tribunales pueden referir a la gente a entrenamientos de control de enojo pero los servicios de ayuda deben intervenir más temprano.

Hombre enojado
La encuesta afirma que la gente está cada vez más enojada.
Por su parte, los médicos familiares cuentan con pocas opciones para ayudar a los pacientes con problemas de enojo.

La encuesta reveló que 12% de la gente afirma tener problemas para controlar su enojo.

Una de cada cuatro personas dice estar preocupada sobre lo enojada que a veces suele sentirse.

Y 64% de los encuestados piensan que la gente en general está cada vez más enojada.

Emoción poderosa

Pero la mayoría de los afectados no sabe dónde buscar ayuda.

Según la Fundación "en una sociedad donde la gente puede buscar ayuda para su depresión, ansiedad, pánico, fobia, trastornos alimenticios y otros problemas psicológicos, parece extraordinario que debamos defendernos solos cuando se trata de una emoción tan poderosa como el enojo".

Los expertos afirman que debemos reconocer que el enojo está dañando nuestra vida, buscar ayudar y poder recibirla.

El informe concluye que existen muchos métodos utilizados en los servicios de salud mental, como las terapias "habladas", que también pueden ayudar a la gente a manejar su enojo.

Otros expertos afirman, sin embargo, que rara vez se ofrece ayuda a la gente cuando sólo sufre enojo, ya que éste no es un trastorno mental.

Pero agregan que el enojo también podría ser un síntoma de depresión o ansiedad y éstos sí son trastornos que pueden ser tratados con especialistas.



NOTAS RELACIONADAS
El corazón y la ira
22 04 02 |  Science
Si se enoja no se cura
20 02 08 |  Ciencia y Tecnología

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen