Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Jueves, 11 de octubre de 2007 - 18:36 GMT
Tres días a puro vodka le salvan la vida
Redacción BBC Mundo

Vodka cae sobre un vaso con hielo
Tres tragos de vodka por hora durante tres días y la boleta la paga el hospital.

Tres días consecutivos de consumo de vodka podrían matar a cualquiera, o por lo menos asegurarle un pequeño viaje por un coma alcohólico. Pero ese no fue el caso de un italiano de 24 años.

Todo lo contrario: en ese lapso (en los que estuvo la mayor parte del tiempo en estado de coma), recibió a través de una sonda nasogástrica el equivalente a tres tragos de esa bebida cada hora y por supuesto, no en un bar ruso sino en un hospital de Australia, donde el joven hacía turismo.

Los médicos tuvieron que recurrir a este inusual tratamiento cuando se les acabó el alcohol de graduación farmacéutica que sirve de antídoto para la intoxicación por etilenoglicol.

Se trata de un ingrediente común en los líquidos anticongelantes que el joven habría ingerido supuestamente en un intento suicida.

La sustancia genera un cuadro de insuficiencia renal que sólo puede ser neutralizado con alcohol, que actúa como antídoto al inhibir sus efectos tóxicos.

¿Y quién paga estos tragos?

A pesar de que el caso ocurrió hace dos meses, recién ahora salió a la luz, a través de un informe del hospital de Mackay en Queensland, donde el paciente ingresó inconsciente.

"Rápidamente usamos todas las ampollas de alcohol al 100% que teníamos y decidimos que la mejor manera de continuar el tratamiento era ingresar con algún tipo de licor al sistema a través de un tubo nasogástrico", comentó el Dr. Pascal Gelpoerowicz.

Su colega, el Dr. Tod Fraser, en declaraciones a ABC, la Australian Broadcasting Corporation, agregó que durante tres días se le suministró un equivalente a tres tragos de vodka por hora.

"Afortunadamente para el paciente estuvo la mayor parte de este tiempo en un coma inducido clínicamente. Creo que cuando despertó, su resaca ya había pasado", comentó.

Los médicos finalmente elogiaron el amplio poder de comprensión de los administradores del hospital. Al parecer entendieron las razones, pues pagaron la cuenta del bar sin suspicacias sobre si se trató en realidad de una fiesta.

El joven fue dado de alta después de 20 días que necesitó para terminar de recuperarse de ese trago amargo. El del etilenoglenicol, por supuesto.



NOTAS RELACIONADAS
Nueva arma letal: vodka Kalashnikov
21 09 04 |  Cultura y Sociedad
Absolut a la venta
10 03 07 |  Economía
Sopa para pobres, vodka para elefantes
18 01 06 |  Cultura y Sociedad
Brindis por el whisky
30 12 05 |  Economía




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen