Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Domingo, 30 de septiembre de 2007 - 11:48 GMT
La voz (profunda) del amor
Javier Farje
Javier Farje
BBC Mundo

Desde que el ser humano inventó la antropología, ha tratado de entender su propia evolución.

Tribu de los Hadza, Tanzania
Los Hadza viven en la actualidad, como vivían sus antepasados.

Esta búsqueda obsesiva de nuestros orígenes como especie en este planeta que se calienta a pasos agigantados, ha dado pie a una pléyade de teorías que van desde las más creíbles, como la evolución natural de los primates, hasta las más descabelladas, como que venimos de otro planeta.

Un elemento clave en esta pesquisa interminable es la forma en que nos multiplicamos.

Un estudio realizado en una tribu de cazadores y recolectores en Tanzania, concluyó que los hombres con voz más profunda, tienen más hijos que quienes la tienen más aguda.

La investigación fue realizada por las universidades Mc Master y Florida, de Estados Unidos, y fue publicada en la revista Biology Letters.

Los resultados de este estudio indican que la voz del hombre ha evolucionado, y que las mujeres se sienten más atraídas por la palabra del barítono, que por la del tenor.

"Hay muchas razones que explican la relación entre la profundidad de la voz y el éxito en la reproducción", dice Coren Apicella, del Departamento de Antropología de la Universidad estadounidense de Harvard.

Ventana al pasado

Apicella y uno de los miembros de la tribu Hazda
Apicella continúa estudiando la tribu de los Hadza.
Entre las teorías que se manejan está la mayor capacidad que tienen esos hombres para interactuar con el sexo opuesto, su habilidad para comenzar muy temprano su vida sexual, y los breves intervalos entre el nacimiento de sus hijos.

Al parecer, los tonos profundos provocan mayores niveles de testosterona.

Por ello, las mujeres pueden considerar a esos hombres como mejores cazadores y, por consiguiente, grandes proveedores de alimentos.

La tribu estudiada se llama Hadza y sigue las costumbres y los hábitos de los primeros seres humanos, con las mujeres recolectando moras, mientras que los hombres cazan animales y buscan miel.

"Son una ventana a nuestro pasado" dice con entusiasmo Coren Apicella, cuando explica que se trató de un estudio bastante simple.

Los investigadores invitaron a 49 hombres y 52 mujeres a que grabaran la palabra "hujambo" que significa "hola" en el dialecto local.

Luego compararon el tono de la voz con su historia reproductiva, cuántos hijos tenían y cuántos habían sobrevivido.

Los Hadza tiene una estructura monogámica en la que el adulterio es escaso, lo que los convirtió en conejillos de indias perfectos para el estudio de las costumbres de nuestros predecesores.

Investigaciones previas también sugieren que las mujeres prefieren a los hombres de voz profunda en el período más fértil de su ciclo menstrual.

El mundo pertenece a los Barry White, sean cazadores o no.



NOTAS RELACIONADAS
Dime cómo besas y te diré quién eres
04 09 07 |  Ciencia y Tecnología
El sexo no es cuestión de edad
23 08 07 |  Cultura y Sociedad
Ellas prefieren el rosa
20 08 07 |  Ciencia y Tecnología
En Harvard se aprende a ser feliz
28 04 06 |  Internacional

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen