Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Martes, 5 de junio de 2007 - 16:46 GMT
Avance contra males olvidados
BBC Mundo Ciencia

Científicos españoles identifican nuevas especies de los parásitos que causan la enfermedad de Chagas y leishmaniasis.

Infección de leishmaniasis
Millones de personas corren riesgo de contraer enfermedades tropicales.
El avance, dicen los expertos, podría conducir a mejores medidas de control para tratar las enfermedades.

Se cree que unos 500 millones de personas están en riesgo de contraer alguna de estas enfermedades.

Y a pesar de que ambas son un grave problema de salud pública, hasta ahora no hay un tratamiento específico y efectivo para tratarlas.

El estudio, llevado a cabo por el Departamento de Parasitología de la Universidad de Granada, aisló a los parásitos Leishmania y Trypanosoma en Perú y México.

Los investigadores lograron aislar 18 cepas de Leishmania y 7 de Trypanosoma.

"Por medio de técnicas bioquímicas y moleculares comparamos estos parásitos e identificamos los grupos a los cuales pertenecen" dijo a BBC Ciencia la doctora Isabel Rodríguez, quien llevó a cabo la investigación.

Tóxicos

Actualmente el mal de Chagas es una enfermedad endémica en América Latina y se calcula que unos 100 millones de personas están en riesgo en 21 países.

La enfermedad se transmite por un insecto conocido como vinchuca, que se infecta después de picar a un animal o persona que ya ha sido contagiado con el mal.

La enfermedad se transmite generalmente por vía oral o cutánea con la ingestión de alimentos contaminados por heces del insecto infectado.

La leishmaniasis es una enfermedad parasitaria que se propaga por la picadura del mosquito Lutzomyia.

Es endémica en 88 países y se calcula que unas 350 millones de personas están en riesgo de la enfermedad, la mayor parte en el sur y centro de América, África y Medio Oriente.

A pesar de los avances de la ciencia no se ha logrado obtener un tratamiento suficientemente efectivo para ninguna de estas enfermedades.

Las medicinas que se utilizan para tratar a los enfermos suelen tener efectos secundarios graves.

Laboratorio
Los científicos aislaron nuevas cepas de los parásitos.
Los tratamientos son largos y costosos y no siempre efectivos debido la toxicidad que causan.

"Para lograr un tratamiento específico más efectivo primero debemos identificar correctamente a la especie del patógeno", afirma Isabel Rodríguez.

"Creemos que este estudio nos llevará al descubrimiento de mejores medidas de control contra estas enfermedades", agrega.

El avance, publicado en la revista Parasitology Research, también ayudará a entender mejor la distribución epidemiológica de los parásitos.

Tan sólo en América Latina existe una gran variedad de cepas de Leishamania y Trypanosoma.

Utilizando cepas de referencia los investigadores lograron aislar especies de Perú y México.

"La importancia de aislar estas cepas es que nos puede llevar a mejores tratamientos", explica Isabel Rodríguez.

"Muchas veces debemos probar al azar para ver si un tratamiento funciona en el paciente -agrega- lo cual producirá mucha toxicidad y a vez quizás no será efectivo".

Además, también hay algunas especies de estos parásitos que no necesitan tratamiento.

"Eso ocurre por ejemplo con el Trypanosoma rangel, que es asintomático para el paciente", señala Isabel González.

"Por lo tanto si le damos un tratamiento para otra cepa de Trypanosoma, como Trypanosoma cruzi, le estamos causando mucha toxicidad innecesaria", agrega.

"Es por eso que para poder dar al paciente el tratamiento adecuado, primero debemos identificar correctamente la especie del parásito que está causando la enfermedad", agrega.

Control

Según los expertos, se necesitan desesperadamente nuevos tratamientos para tratar estas llamadas "enfermedades olvidadas".

Muchos de los medicamentos actuales tienen décadas de uso, producen efectos laterales -algunos de ellos fatales- y frecuentemente no funcionan porque los parásitos han desarrollado resistencia contra ellos.

Pero también es necesario desarrollar mejores técnicas de diagnóstico y prevención.

El parásito que causa el mal de Chagas puede permanecer inactivo en el individuo hasta por 20 años antes de causar daño interno severo, normalmente al corazón.

La leishmaniasis, que mata a unas 60.000 personas cada año, puede aparecer con distintos grados de severidad.

La más peligrosa, conocida como leishmaniasis visceral o fiebre negra, es casi siempre fatal si no es tratada.

Otro tipo, la leishmaniasis muco cutánea, produce desfiguraciones que destruyen las membranas mucosas de la nariz, la boca y la garganta.



NOTAS RELACIONADAS
Las enfermedades olvidadas
12 10 05 |  Ciencia y Tecnología
Desnudan a los parásitos
15 07 05 |  Ciencia y Tecnología
Colombia: parásito afecta tropas
05 02 05 |  América Latina

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen