Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Martes, 10 de julio de 2007 - 15:10 GMT
Insectos para aclarar crímenes
BBC Mundo Ciencia

Grissom y Willows
CSI ha provocado un "boom" en las asingaturas de ciencia forense.
Muchos conocemos el trabajo de Gil Grissom en "CSI: escena del crimen", pero ¿cómo es en la vida real el trabajo de un entomólogo forense?

Éstos son los científicos que se dedican a estudiar insectos para aclarar un crimen.

Y no sólo se trata de los llamados "colonizadores de cadáveres", sino todo tipo de insectos que en un momento dado puedan ser presentados como evidencia en procesos judiciales.

"La función del entomólogo forense es asistir ante cualquier problema donde haya un insecto involucrado y que deba ser resuelto judicialmente" dijo a BBC Ciencia la doctora Marta Saloña, quien dirige el Servicio de Entomología Forense del la Universidad del País Vasco, en España.

Los insectos forman más de la mitad de las especies animales conocidas, pueden encontrarse en todo tipo de ambientes y alimentarse de todo tipo de alimentos, incluido el tejido muerto de cadáveres.

Cadáveres y mucho más

"Pero en la entomología forense no sólo estudiamos cadáveres, donde ocurre un proceso de invasión por parte de los insectos, sino hay muchos otros casos periciales donde intervienen estos animales", explica Marta Saloña.

Estos casos, afirma la científica, incluyen la contaminación de alimentos, la negligencia en el trato de ancianos, niños o minusválidos, tráfico de mercancías y hasta venta de mobiliario dañado.

"Por ejemplo, muebles antiguos que pueden estar invadidos por carcoma que plantean problemas legales desde el momento en que una persona paga por una mercancía que resulta en malas condiciones", dice Marta Saloña.

Moscas
Las moscas detectan un cadáver en minutos y a veces a kilómetros de distancia.
"Y en un mundo tan globalizado como éste, los insectos, que pueden tener distribuciones muy localizadas, incluso nos pueden dar pistas para saber de dónde procede una determinada mercancía", señala.

Los principales insectos de interés forense son las moscas, llamadas "necrófagos" que detectan un cadáver en cuestión de minutos y a kilómetros de distancia, para poder colonizarlo.

Una vez colonizado empiezan a poner huevos y de allí nacerán las larvas.

Y también se utiliza a los escarabajos que suelen alimentarse de las larvas de las moscas.

"Nosotros nos hemos centrado en las moscas, en estudiar las especies que existen en la zona y cuáles son sus tiempos de desarrollo en condiciones controladas" explica la investigadora.

Uno de los mayores problemas con que se enfrentan los entomólogos españoles es que no hay estudios previos en la zona.

"Prácticamente todos los estudios se han hecho en Norteamérica y en Inglaterra, pero en la Península Ibérica no hay información sobre las especies que existen en la región", dice.

Ficción y realidad

A partir del éxito de series de televisión como "CSI" -que sólo en Estados Unidos atrae semanalmente a 28 millones de espectadores- la ciencia forense se ha vuelto la carrera "de moda" en muchas partes del mundo.

"En Estados Unidos el boom de estas asignaturas ha sido espectacular" dice Marta Saloña.

"En España no tenemos mucha tradición ni demanda de entomólogos pero el interés se está despertando y la gente comienza a ver el potencial que tienen estas investigaciones", señala.

Actualmente la investigadora dirige en la Universidad del País Vasco un curso de formación de entomología forense para profesionales de diversas disciplinas, como médicos, criminólogos, policías, técnicos y médicos forenses.

Pero ¿qué tan real es Gil Grissom? -preguntamos a Marta Saloña- ¿qué opina de estos personajes que tanto glamour le han dado a la profesión?

"La verdad es que el personaje refleja bastante bien al entomólogo vocacional -dice- todo el día encerrado en su despacho, mirando sus insectos, estudiando y leyendo, nunca de fiesta".

"Al final este trabajo te engancha de tal manera que es casi como una droga y no tienes tiempo para nada más".

"Pero lo que no es nada cierto son esas maneras tan fáciles con que siempre llegan a la conclusión, un entomólogo sabe que es imposible identificar a simple vista a un insecto", agrega.

"Hay una escena muy divertida en CSI en la que Grissom está mirando la parte de atrás de una larva e inmediatamente sabe qué especie es y cuánto tiempo lleva esa persona muerta. Eso no es así", afirma la entomóloga forense.



NOTAS RELACIONADAS
¿La evidencia nunca miente?
21 02 05 |  Cultura y Sociedad
Aquellos que buscan a los muertos
12 12 05 |  América Latina
Contra infecciones: larvas de mosca
14 03 07 |  Ciencia y Tecnología

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen