Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Viernes, 27 de octubre de 2006 - 11:54 GMT
Aisladas y discriminadas
Redacción BBC Mundo

Cada vez un mayor número de mujeres en Indonesia crían a sus hijos solas, algunas por necesidad y otras por elección. Ahora, el país se encuentra bajo creciente presión para reconocer los derechos de estas mujeres. Lucy Williamson, corresponsal de la BBC en Yakarta, conversó con algunas de ellas sobre su situación.

Grupo de apoyo para madres solteras
La mayoría de las seis millones de madres solteras en Indonesia viven en zonas rurales.
Decirle a su madre que estaba planeando ser madre soltera fue la parte más difícil.

Sentada en una esquina de la recepción del hotel, Oemi derrama algunas lágrimas al recordar aquel momento.

"¡Me emocioné tanto con su reacción!", dice. "Mi madre es una mujer simple; no es una persona sofisticada o que esté en contacto con ideas modernas, pero cuando le conté, prometió apoyarme, aunque esto sea una desgracia para la familia".

"Estoy muy contenta porque no habría podido continuar con este proyecto sin el apoyo de mi familia", agrega.

Oemi está buscando un donante de esperma.

Después de haber conseguido una buena educación y un buen trabajo en la capital, ahora Oemi intenta revertir las reglas de la sociedad indonesa.

Y, ella lo sabe, su estatus social no la protegerá del castigo.

"El castigo social va a ser muy duro. Tener un hijo sin padre es considerado un pecado. No voy a poder vivir donde mi madre porque todos los vecinos se juntarían y comenzarían a chismosear. No quiero eso para mi bebé", dice.

Independencia económica

Mi madre es una mujer simple no es una persona sofisticada o que esté en contacto con ideas modernas, pero cuando le conté, prometió apoyarme, aunque esto sea una desgracia para la familia
Oemi
Oemi sabe que no está sola. En los últimos años se ha abierto el debate sobre los problemas que enfrentan las madres solteras en Indonesia, en la televisión, en las revistas, entre los legisladores e incluso en los más remotos rincones de las vastas zonas rurales de Indonesia.

En la localidad de Sukatani, por ejemplo, hay un grupo de apoyo de para madres solteras.

Sentadas en círculo, escuchan la historia de Aiee, una madre joven, que comparte con los demás sus problemas económicos.

Aiee está orgullosa de poder enviar a su hija a la escuela. Pero el único trabajo que puede encontrar es como recolectora en los campos de papas y frutillas cerca de su pueblo.

El trabajo es duro y su paga es de US$1 por día. Eso no le alcanza para la comida y además los gastos de la escuela.

Aiee
Aiee pidió dinero al grupo de ayuda para abrir un pequeño negocio.
Por eso le ha pedido al grupo una pequeña suma de dinero para montar un negocio vendiendo comida por la noche.

Este grupo es uno de muchos en todo el país coordinados por la organización Pekka, que tiene como objetivo proteger los derechos de las mujeres jefes de familia.

Además de contar con esquemas de micro-créditos y ofrecer ayuda legal, brindan a las madres solteras la oportunidad de juntarse y compartir sus experiencias.

Para algunas, esto es lo más valioso.

Derechos limitados

La mayoría de las madres solteras de Indonesia viven en zonas rurales. Divorciadas, viudas o solteras, éstas son las familias "escondidas" de Indonesia, excluidas de los consejos del pueblo, catalogadas de inmorales y vistas como una amenaza por las otras mujeres.

Grupo de apoyo para madres solteras
Los activistas quieren que se ponga punto final a la discriminación.
Pero además de ser excluidas socialmente, también sufren discriminación por parte de las autoridades.

En ese sentido, las experiencias de mujeres como Aiee no difieren mucho de aquellas que tienen buena educación o un buen trabajo como Oemi.

Tal vez Oemi tenga dinero como para ir a un ginecólogo privado en Yakarta, pero eso no significa que pueda conseguir el tratamiento que busca. Incluso conseguir la información que necesita puede ser difícil si no está casada.

"Intenté preguntarle a mi ginecóloga sobre el tema, pero muchos de los procedimientos requieren un certificado de matrimonio", dice Oemi.

Cambios

El gobierno está llevando a cabo una revisión a largo plazo de la posición de la mujer en las leyes indonesas.

En los últimos seis años se han producido cambios significativos: las madres no necesitan ahora un certificado de matrimonio para obtener un certificado para su hijo y los niños nacidos de padres no indonesios tienen el derecho a la nacionalidad indonesa.

Mis amigos que ganan mucho dinero y viven un estilo de vida 'contemporáneo' no están a favor de mi decisión. La atacan, la cuestionan, y me desalientan
Oemi
Pero por el momento nada se ha dicho de cambiar las leyes matrimoniales, que están bajo la responsabilidad del conservador ministerio de Asuntos Religiosos.

Grupos como Pekka quieren lograr la igualdad de derechos para las madres solteras y poner fin a la discriminación.

Pero incluso los jóvenes indonesios más liberales parecen no estar listos para estos cambios.

"Mis amigos que ganan mucho dinero y viven un estilo de vida 'contemporáneo' no están a favor de mi decisión", comenta Oemi. "La atacan, la cuestionan, y me desalientan".

A pesar de que el debate está presente en muchas partes, aún son pocos los lugares donde las madres solteras indonesas pueden sentirse en paz.



NOTAS RELACIONADAS
Madres "mayores", buenas madres
23 10 06 |  Ciencia y Tecnología
Mujeres de 30: "congelen sus óvulos"
08 09 06 |  Ciencia y Tecnología
Obstetras contra el embarazo tardío
16 09 05 |  América Latina
"Madre más vieja" rechaza críticas
19 01 05 |  Ciencia y Tecnología




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen