Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Sábado, 9 de septiembre de 2006 - 14:51 GMT
Un viaje a la ciudad de las estrellas
Jonathan Charles
BBC

Centro espacial ruso en Ciudad Estrella
El centro de entrenamiento de Ciudad Estrella era considerado estratégico durante la Guerra Fría.

Por años, Ciudad Estrella no salía en los mapas, pues debía estar oculta de los ojos inquisidores del mundo occidental durante la Guerra Fría.

Aún hoy, obtener acceso al centro de entrenamiento de los cosmonautas rusos requiere largas negociaciones.

El sitio, no muy lejos de Moscú, sigue siendo altamente secreto, y está rodeado de alambre de púas y un bosque tupido.

Por más de cuarenta años, Ciudad Estrella ha estado en el corazón del programa espacial ruso y sus fortunas han reflejado los altibajos de la Unión Soviética y luego las tribulaciones y retos de la Rusia post-comunista.

Cuando Ciudad Estrella fue fundada a comienzos de la década de 1960, era parte de la obsesión de Rusia por derrotar a Occidente.

El espacio era simplemente otro campo de batalla.

Georgy Grechko fue uno de los primeros cosmonautas rusos y se entrenó con Yuri Gagarin, el primer hombre enviado al espacio. Grechko sostiene: "No pensábamos en nada más que en hacer todo antes que los estadounidenses, era parte de ser un buen comunista".

Frustraciones y privaciones

Centro espacial ruso en Ciudad Estrella
El complejo de entrenamiento no salía en los mapas soviéticos.

La memoria de Gagarin domina a Ciudad Estrella.

Hay una enorme escultura de él en el recinto y, por tradición, los cosmonautas dejan flores al pie del monumento antes de sus misiones.

Descubrimos que, no obstante, durante la década de 1960 Ciudad Estrella sufrió muchas de las privaciones y frustraciones del resto de Rusia.

No había simuladores de vuelo y un comandante incluso intentó conseguir 12 autos oficiales para que los cosmonautas pudieran desplazarse fácilmente.

Sin embargo, su petición fue rechazada y sus hombres tenían que "pedir un aventón" para ir a cualquier lado, frecuentemente terminando involucrados en accidentes de carretera.

En estos días, Ciudad Estrella tiene equipo de entrenamiento muy avanzado, incluyendo una piscina, que puede albergar a una cápsula espacial de 20 toneladas, para simular la ausencia de peso.

Arma diplomática

Vladimir Putin junto a mural de Yuri Gagarin. (foto archivo)
Gagarin es considerado un héroe nacional en Rusia.

Ciudad Estrella fue utilizada durante la década de 1970 como una manera de mantener unido al fragmentado imperio soviético.

Las grietas en el vasto bloque que se extendía al otro lado del Muro de Berlín ya empezaban a notarse.

El sueño de la Unión Soviética, Alemania Oriental, Polonia, Hungría y Checoslovaquia viviendo juntas, como una gran familia feliz, no correspondía a la realidad.

El espacio era visto como la respuesta al creciente problema.

Se le ofreció cupo en los vuelos espaciales a otras naciones del bloque oriental para hacerlos sentir deseados.

Georgy Grechko estuvo en el primer viaje "Interkosmos" con un cosmonauta checo.

Sostiene al respecto: "estoy seguro que el checo fue escogido de primero porque Rusia quería tender puentes con Checoslovaquia después de haber aplastado la primavera de Praga en los años sesenta. Era una manera de arreglar las cosas con los checos".

Ideal comunista

Lanzamiento de cohete espacial ruso (archivo)
El programa espacial ruso ha experimentado fuertes altibajos.

Al final, el ideal comunista se desplomaría de todos modos.

En 1991, la Unión Soviética colapsó, el comunismo estaba muerto y Ciudad Estrella estaba en serias dificultades.

La financiación para el espacio no era una prioridad en un país que sufría hambre y tenía una economía que se desintegraba.

Cuando la Unión Soviética llegó a su final, el cosmonauta Sergei Krikalev iba a bordo de la estación espacial Mir.

Fue dejado allá por meses pues nadie asumía la responsabilidad de hacerlo regresar a la tierra.

El sitio de aterrizaje era en Kazajstán, que ya no hacía parte de la Unión Soviética.

Krikalev ha pasado más tiempo en el espacio que cualquier otra persona: más de 800 días.

Me dijo que "fue una extraña experiencia en 1991, partiendo de la Unión Soviética y después regresando a otro país llamado Rusia, pues tu vieja nación simplemente había dejado de existir".

Turismo

Astronauta estadounidense en instalación de entrenamiento espacial rusa.
El gobierno ruso ha utilizado el programa espacial como una herramienta diplomática.

Ciudad Estrella se adaptó rápidamente a la nueva era capitalista.

Ahora recibe a turistas espaciales que entrenan ahí para sus visitas a la última frontera.

Cuando yo estaba de visita, el empresario estadounidense Gregory Olsen acababa de regresar de una misión espacial de diez días de duración.

Pagó cerca de US$20 millones por el viaje.

Los turistas espaciales ayudan a financiar el programa espacial, que también está obteniendo más dinero ahora del estado ruso, boyante por los ingresos petrolero y gasífero.

El jefe de las misiones especiales tripuladas rusas, Alexei Krasnov me dijo que no se trataba solo de dinero.

El turismo espacial también ayuda a generar entusiasmo por la exploración espacial.

Una vez más, Ciudad Estrella es parte de la política externa rusa bajo el presidente Putin, tal como lo fue a comienzos de la década de 1960 durante la Guerra Fría.

Es una manera de aumentar el prestigio internacional del país en momentos en que siente más confianza en sí mismo.

NOTAS RELACIONADAS
Brasileño llega a estación espacial
01 04 06 |  Ciencia y Tecnología
Brasileño rumbo al espacio
30 03 06 |  Ciencia y Tecnología
Turista espacial regresa a Tierra
11 10 05 |  Ciencia y Tecnología
Aterriza nave Soyuz
30 04 04 |  Ciencia y Tecnología

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen