Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Martes, 24 de enero de 2006 - 19:15 GMT
Más Homo que Pan
BBC Ciencia

Chimpancé y su cría
El estudio descubrió enormes similitudes en la forma como evolucionaron el chimpancé y el humano.
Usan utensilios como nosotros, se comunican con su propio lenguaje e incluso tienen hábitos y costumbres "casi humanas".

Ahora los científicos tienen pruebas genéticas de que el chimpancé es un pariente mucho más cercano al ser humano que a otros primates.

Investigadores del Instituto de Tecnología de Georgia, en Atlanta, Estados Unidos, compararon el ADN de seres humanos, chimpancés, gorilas y orangutanes.

Descubrieron "sorprendentes similitudes" en la forma como los chimpancés y los humanos evolucionaron.

Los investigadores piden que se reclasifique al chimpancé como parte de la familia del humano, en el género homo.

Las revelaciones atizan un debate de larga data, como le explicó a BBC Mundo Amparo Latorre, profesora de genética evolutiva del Instituto Cavanilles de Biodiversidad en Valencia, España.

"A raíz de la secuenciación del genoma del chimpancé se sabía que éste estaba más emparentado con el hombre que con el gorila", señaló Latorre.

Reloj molecular

Los investigadores compararon 63 millones de pares base de ADN de diferentes especies.

En el ADN los científicos analizaron lo que llaman el reloj molecular de la especie, es decir, la tasa a la que evoluciona el código genético del animal.

Las pruebas mostraron que aún cuando los humanos y los chimpancés se separaron de un antepasado común hace entre 5 y 7 millones de años, la velocidad a la que evolucionaron sus códigos genéticos fue muy parecida.

El estudio, publicado en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias, sólo registra una diferencia de 3% entre las tasas de evolución de ambas especies.

Familia de chimpancés.
Los investigadores piden reclasificar al chimpancé en el género Homo.
Y encontró que la tasa de evolución de chimpancés y humanos era mucho más lenta que la de gorilas y orangutanes.

Según los investigadores, un reloj molecular lento sugiere que el lapso de tiempo que pasa entre las generaciones es largo.

Históricamente, esta característica ha colocado al ser humano en una categoría superior a la de los grandes primates.

Pero tal como señala uno de los autores del estudio, Navin Elango, "descubrimos que el lapso de generaciones del chimpancé es mucho más parecido al del humano que al de otros primates".

"Este estudio apoya la hipótesis de que el ser humano y el chimpancé deberían estar clasificados en el mismo género, porque no sólo compartimos genomas extremadamente similares, sino también un lapso de generación similar", afirman los investigadores.

¿Homo pan?

El pedido para clasificar al chimpancé en la misma categoría genética del ser humano no es nuevo.

Chimpancé
Compartimos más de 99% de nuestros genes con el chimpancé.
Pero sí es muy controvertido.

Las dudas sobre la posición del chimpancé en el árbol evolutivo comenzó en el siglo XVIII, cuando los científicos por primera vez nombraron a la especie.

En ese entonces notaron las sorprendentes similitudes del animal con el humano y colocaron bajo el mismo género Homo.

Sin embargo, un siglo después el chimpancé fue reclasificado en el género Pan, al cual pertenece hoy en día.

El debate se reinició con la publicación del genoma del chimpancé.

Descubrimos que quizás sólo 1% de nuestros genes nos diferencian, pero ese 1% contiene las claves que claramente nos hacen diferentes a los humanos
Dra. Amparo Latorre, Instituto Cavanilles de Biología Evolutiva
Según Amparo Latorre del Instituto Cavanilles de Biología, existen marcadas diferencias de otra naturaleza entre estas especies.

"Las diferencias no son necesariamente en cuanto al número de genes sino, por ejemplo la expresión de cada uno de estos genes y la forma como han evolucionado", le explicó a BBC Mundo la investigadora.

Por ejemplo, dice Latorre, un gen en el humano puede tener más de una función, que a lo mejor no tiene el chimpancé, como poder hablar, o pensar.

"Estábamos esperando el genoma del chimpancé para ver cuánto nos parecíamos a ellos", dice Amparo Latorre.

"Y descubrimos que quizás sólo 1% de nuestros genes nos diferencian, pero ese 1% contiene las claves que claramente nos hacen diferentes a los humanos".

Según la investigadora, falta mucho aún por descubrir sobre las características genéticas que nos asemejan y diferencian de los primates.

"Pero estudios como éste nos servirán para poder investigar más sobre ese parentesco de los primates con el humano que claramente cada vez es más cercano", afirma.

ESCUCHE/VEA
Más Homo que Pan
BBC CIENCIA, 25.01.06



NOTAS RELACIONADAS
Los grandes primates se extinguen
01 09 05 |  Ciencia y Tecnología
Cae población de grandes simios
30 03 04 |  Ciencia y Tecnología
La ONU pide salvar a los grandes simios
26 11 03 |  Ciencia y Tecnología
Los monos y el sentido de justicia
21 09 03 |  Ciencia y Tecnología
"Las damas los prefieren sonrosados"
23 07 03 |  Ciencia y Tecnología
¡Hermano chimpancé!
20 05 03 |  Miscelánea


VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.


 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen