Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Jueves, 5 de mayo de 2005 - 19:55 GMT
CO2, también amenaza espacial
Ilustración de un artista sobre la chatarra espacial (Agencia Espacial Europea)
Más de 13.000 objetos orbitan por encima de la Tierra.

Aquí en la Tierra se les culpa del cambio climático, del derretimiento de los polos, del efecto invernadero.

Ahora, a las emisiones de dióxido de carbono (CO2) también se les responsabiliza de un mal a cientos de kilómetros de distancia, en la termósfera.

Según científicos de la Universidad de Southampton, las moléculas de CO2 causan el enfriamiento de la termósfera al impactar átomos de oxígeno.

Esto disminuye la densidad atmosférica, una condición que prolonga el tiempo en que los satélites permanecen en órbita.

Y lo que en principio suena como una buena noticia para los fabricantes de satélites, en realidad podría ser todo lo contrario.

La baja densidad también prolonga la vida de los escombros de cohetes y satélites que orbitan por el espacio, y por lo tanto la posibilidad de colisiones.

"Si ocurre una colisión que produce escombros, los pedazos se despiden sobre varias órbitas y causan más colisiones. Es una reacción en cadena", explicó Graham Swinerd, de la Universidad de Southampton.

Chatarra espacial

Telescopio espacial Hubble (Agencia Espacial Europea)
El telescopio Hubble ha sufrido el impacto de "escombros" espaciales.

Se calcula que actualmente hay más de 13.000 objetos con un diámetro mayor de 10 centímetros en órbita sobre la Tierra, que son el resultado de más de 4.000 lanzamientos de cohetes o fragmentos de satélites.

Los monitoreos del espacio muestran que la concentración de CO2 ha aumentado desde 1950, y que se espera que continúe incrementándose.

El modelo diseñado por los investigadores sugiere que, de seguir así, podrían ocurrir hasta 50 colisiones de aquí al final de este siglo.

El primer caso de una colisión de este tipo ocurrió en 1996, cuando el satélite francés Cerise fue impactado por un fragmento del cohete Ariane.

La chatarra también ha causado daños en el telescopio espacial Hubble, y la Estación Espacial Internacional tuvo que reforzar su protección para evitar colisiones.

"La velocidad relativa típica entre dos objetos en la órbita baja de la Tierra es de 10 kilómetros por segundo", dijo Swinerd.

"Si un pedazo del tamaño de una pelota de tenis impacta una nave espacial, hará que falle la misión".

Daños como este podrían llegar a costar entre decenas de millones de dólares -en el caso de que sea un satélite-, hasta miles de millones -en el caso de un cohete-.



NOTAS RELACIONADAS
Sonda espacial se rompe en dos
18 08 02 |  Ciencia
La hora final de la MIR
17 03 01 |  Ciencia


VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.


 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen