Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Miércoles, 26 de octubre de 2005 - 18:51 GMT
Los jóvenes obesos dañan su hígado
Joven comiendo papas fritas.
La cirrosis puede ser la consecuencia de una dieta alta en grasas.
Las enfermedades del hígado, como la cirrosis, son cada vez más comunes en los adolescentes con sobrepeso, según los especialistas.

La cirrosis, una enfermedad que causa un daño irreparable al hígado, normalmente está ligada al abuso de las bebidas alcohólicas, pero también puede ser la consecuencia de una dieta alta en grasas.

La doctora Giorgina Mieli-Vergani, del hospital King's College de Londres, advirtió que los jóvenes con problemas en el hígado podrían requerir en el futuro de un transplante.

Para los expertos en obesidad, estos estudios son una razón más para que los niños tengan una comida balanceada.

La doctora Mieli-Vergani explicó que uno de sus pacientes con sobrepeso tiene 15 años y sufre de cirrosis.

El profesor Roger Williams, especialista del hígado del hospital Cromwell de Londres, dijo que él también tiene casos de jóvenes que están en una etapa previa a la cirrosis.

Para Williams es "espeluznante" ver estos y otros casos relacionados con la obesidad en adolescentes.

Inflamación

La cirrosis, que ocurre en la última etapa de varios problemas relacionados al hígado, destruye el tejido normal del órgano y lo reemplaza por una cicatriz fibrosa.

Este daño irreparable impide que el hígado cumpla con sus funciones normales.

Realmente no hay un órgano en el cuerpo que se salve de los efectos de la obesidad, y el hígado es vital
doctor David Haslam
Pero la cirrosis no es lo único que puede ocurrir si no se cuida la dieta de los jóvenes. La doctora Mieli- Vergani dijo que el sobrepeso puede acarrear problemas más comunes como la esteatosis hepática (NASH).

La especialista dijo que hace diez años una de cada 10 niños que trataba sufría de NASH, pero que ahora la cifra era seis de cada 10 adolescentes.

Lo que hace esta enfermedad -entre otras cosas- es aumentar el riesgo de tener otros problemas en el hígado, por lo que si el joven no cambia su hábito alimenticio, podría requerir de un transplante, advirtió Mieli-Vergani.

"No hay duda de que en los últimos 10 años se ha registrado un aumento de NASH, y en parte se debe a la dieta", explicó la doctora.

De acuerdo con Mieli-Vergani, la grasa acumulada en las células del hígado hace que éstas se expandan, lo que produce una inflamación y deja el tejido con cicatrices.

Mientras que el doctor David Haslam, del Foro Nacional de Obecidad del Reino Unido, considera que "realmente no hay un órgano en el cuerpo que se salve de los efectos de la obesidad, y el hígado es vital".

NOTAS RELACIONADAS
Una hamburguesa para cantar
29 03 05 |  De todo un poco
La obesidad, "fuera de control"
01 11 04 |  Ciencia
Carga doblemente pesada
29 10 04 |  Ciencia


VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.


 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen