Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Lunes, 6 de diciembre de 2004 - 15:12 GMT
Las aguas oscuras del cambio climático

"Planeta bajo presión" es una serie de seis entregas producida por la BBC que investiga algunos de los temas ambientales más acuciantes del siglo XXI.


Alex Kirby
BBC, especialista en Medio Ambiente

Para Tony Blair, el primer ministro británico, el cambio climático es el reto más grande que enfrenta el medio ambiente. Sir David King, su principal consejero en temas científicos, dice que es una amenaza global mucho peor que la del terrorismo internacional.

Australia.
Muchas regiones en las que escasea el agua se verán más sedientas.

Muchos científicos -aunque en esto no hay unanimidad- están de acuerdo.

Ciertamente existe la posibilidad de que el calentamiento global lleve a nuestro planeta por aguas oscuras y desconocidas, aunque nadie sabe con exactitud cuán rápido puede ocurrir y quiénes serán los más afectados.

La vida en la Tierra es posible sólo porque existe un efecto de invernadero natural, gracias al cual la atmósfera puede retener suficiente calor para que las distintas especies puedan existir.

El Panel Intergubernamental en Cambio Climático (PICC), integrado por miles de científicos, ha dicho que los crecientes niveles de polución industrial están aumentando artificialmente el efecto invernadero.

Por esto, más y más calor se está acumulando cerca del planeta, en lugar de escapar hacia el espacio.

Según los científicos, los mayores culpables son los gases producidos al quemarse combustibles fósiles (petróleo, gas y carbón) y los cambios en el uso de la tierra.

CAMBIOS CLIMáTICOS
Evidencias y predicciones sobre calentamiento global


El gas más vinculado al efecto invernadero es el dióxido de carbono (CO2).

Antes de la Revolución Industrial, las concentraciones de dióxido de carbono en la atmósfera eran de entre 270 y 280 partes por un millón.

Ahora, el nivel es de casi 380 y han estado creciendo en 1,5 cada año.

Aumentan temperaturas

Según el PICC, la consecuencia de mayores índices de CO2 y otros agentes contaminantes en la atmósfera, es que la temperatura promedio a nivel global aumentará.

Esto significa un clima impredecible, elevación en los niveles del mar y un posible sobrecalentamiento.

Hay que recordar que en la última Edad de Hielo la temperatura era sólo entre 4 y 5 grados más fría que hoy en día

De seguir así, las predicciones científicas indican que para el año 2100 el nivel del mar habrá aumentado entre 9 y 88 centímetros, mientras que las temperaturas serán entre 1,5 y 5,5 grados centígrados mayores que las actuales.

Eso puede no sonar muy serio, pero hay que recordar que en la última Edad de Hielo la temperatura era sólo entre 4 y 5 grados centígrados más fría que hoy en día.

Estas predicciones no conmueven a los escépticos. Algunos de ellos dicen que la influencia del ser humano en el clima es insignificante.

Agregan que señalar de manera aislada al CO2 y otros gases de invernadero en lo que es un sistema natural inmenso y complejo, no tiene sentido.

Otros dicen que el sistema de medición del PICC no es confiable.

Incluso hay quienes aseguran que un mundo más caliente será mejor para la mayoría.

Estas personas dicen lo cierto al argumentar que aún hay pocas certezas sobre el clima y la manera como podemos influirlo.

Evidencia

Sin embargo, muchos de los que alguna vez fueron escépticos han aceptado ahora que el cima está cambiando y que tenemos que responder de alguna manera, sino tratando de reducir ese cambio, al menos adaptándonos.

Iceberg.
Si se detienen hoy las emisiones de gases de efecto invernadero, el calentamiento puede continuar por décadas o incluso siglos.

Parte del problema es que la percepción del cambio climático es ahora materia de ciencia ficción, gracias en buena parte a Hollywood y a algunos grupos de presión que han alimentado un visión terrorífica que debe poco -si es que algo- a la ciencia.

Sin embargo, los datos que tienen respaldo científico son bastante aleccionadores: ahora sabemos que las temperaturas promedio en la superficie global han subido 0,6 grados centígrados en los últimos 140 años.

En ese mismo período, los diez años más cálidos han ocurrido desde 1990. Eso incluye cada año desde 1997.

Las posibles consecuencias también son aleccionadoras.

Muchas regiones en las que el agua no abunda, probablemente se verán más sedientas.

Algunos países podrán producir mayores cosechas, pero en otros terrenos verán reducida su producción.

Asimismo, los altos niveles del mar tornarán inhabitables muchas zonas costeras.

Los patrones climáticos también podrán cambiar, produciendo olas de calor, sequías, inundaciones y violentas tormentas.

Algunas agencias de ayuda han advertido que estos efectos combinados pueden poner en peligro los intentos por lograr que los países más pobres salgan de su situación.

También existe la posibilidad de que las altas temperaturas liberen gas metano de la tundra ártica, lo que a su vez acelerará el proceso de calentamiento global.

Efecto retardado

Si de alguna manera pudiéramos detener mañana todas las emisiones de gases que provocan el efecto invernadero, el calentamiento continuaría por décadas o siglos.

Lo que hagamos hoy puede, literalmente, determinar cuánto tiempo puede durar la masa de hielo de Groenlandia, aun cuando le tomaría unas centurias más desaparecer.

La vida salvaje, menos equipada para la adaptación que los humanos, también puede ser duramente golpeada. Un estimativo indica que centenares de miles de especies podrían extinguirse para el año 2050 por los cambios climáticos.

Crear un consenso global sobre el tema es algo muy difícil y no sólo por los costos económicos de reducir las emisiones de los mencionados gases.

Mariposa Monarca.
Centenares de miles de especies pueden correr peligro de extinguirse para el 2050.

El Protocolo de Kyoto -que compromete a las naciones más ricas a reducir sus emisiones- es un paso pequeño pero necesario en la construcción de un sistema internacional que enfrente el cambio climático, dicen sus defensores.

Sin embargo, Estados Unidos, el país responsable por una cuarta parte de las emisiones de gases de efecto invernadero, se ha negado a firmar el tratado.

El protocolo no exige a los países en desarrollo que reduzcan sus emisiones. Sin embargo, naciones que se están industrializando con rapidez, como China, pronto estarán contribuyendo de manera significativa a su producción.

Para estos países, la reducción en la emisión de gases tendrá costos sociales significativos, pues disminuirá el crecimiento que alimenta el desarrollo económico y crea empleo.

A pesar de eso, una mirada prudente a la evidencia de que se dispone -así sea sólo preliminar- sugiere que debemos transitar por el sendero de la precaución.

El doctor Geoff Jenkins, del Centro Hadley para la Predicción del Clima, en Gran Bretaña, dice que "en las últimas décadas hay mucha más evidencia de la influencia de los humanos sobre el clima".

"Hemos llegado al punto en el que sólo la inclusión de la actividad humana puede explicar lo que está sucediendo".

Eso es lo que está ocurriendo ahora y lo que puede conducirnos a un mundo desconocido.



VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.


 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen