Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Sábado, 20 de noviembre de 2004 - 17:26 GMT
En busca del reloj perfecto

Físicos británicos están desarrollando una tecnología ultra-precisa para medir el tiempo que promete, al menos teóricamente, mantener la exactitud durante mil millones de años.

Reloj de arena
El tiempo es una categorías que siempre ha fascinado a la humanidad.

¿Pero es posible un reloj que no adelante ni atrase en absoluto durante ese lapso?

Los científicos británicos creen que sí. Y explican que la nueva tecnología se basa en la oscilación de átomos sometidos a muy bajas temperaturas, captados por rayos láser veloces que cuentan cada tic tac.

Varios laboratorios trabajan actualmente en los llamados relojes atómicos ópticos, pero el equipo del Laboratorio Nacional de Física (NPL, según sus siglas en inglés) del Reino Unido parece ser el que más ha avanzado en la materia.

La revista Science incluso afirma que el trabajo de los británicos podría "redefinir el segundo".

"Es una de las contribuciones más significativas de este equipo y uno de los mayores desarrollos del NPL en sus más de 100 años de historia", dijo el líder del grupo, el profesor Patrick Gill.

Lo que Gill y sus colegas hicieron fue mejorar una tecnología emergente para medir el tiempo.

El mejor de los actuales relojes atómicos gana o pierde menos de un segundo cada 30 millones de años

Los actuales relojes atómicos funcionan siguiendo el ritmo de átomos de cesio saltando hacia adelante y hacia atrás entre distintos niveles de energía.

Este movimiento ocurre a frecuencias de microonda, por lo que se necesitan 9.200 millones de saltos para completar lo que para nosotros no es más que un efímero segundo.

El mejor de estos relojes gana o pierde menos de un segundo cada 30 millones de años.

El mundo moderno se basa en estos cronómetros ultra-precisos para sincronizar transmisiones de televisión, calcular transferencias bancarias, organizar datos en la internet y guiar aviones de manera segura en todo el mundo.

Momentos imperceptibles

Pero los nuevos relojes atómicos ópticos operan a frecuencias más altas y, por lo tanto, permiten una descripción aún más exacta del tiempo.

Satélite
Una descripción más exacta del tiempo podría mejorar servicios de navegación satelital como el GPS.

El Instituto Nacional de Estándares y Tecnología de Estados Unidos abrió el camino en 2001 con un dispositivo basado en las transiciones energéticas de un ión de mercurio enfriado (el ión es -en este caso- un átomo que ha perdido uno de sus electrones).

En este aparato los rayos láser cuentan los saltos del ión, nada menos que mil billones por segundo (un uno seguido de 15 ceros).

El NPL británico se basó en el mismo principio, pero en lugar del mercurio prefirió el estroncio.

Según la revista Science, este elemento químico permite una medición "tres veces más exacta que cualquiera de las anteriormente reportadas".

Los físicos creen que una descripción más precisa de cada segundo mejorará servicios de navegación satelital tales como el GPS (o Global Positioning System), entre otras ventajas.

"Además, si la idea es enviar naves a sitios más distantes de la galaxia, también se necesitarán relojes cada vez más perfectos", afirma la doctora Helen Margolis, del equipo británico.



NOTAS RELACIONADAS


VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.


 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen