Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Jueves, 8 de julio de 2004 - 18:09 GMT
Europa no extiende derechos a fetos

Una mujer cuyo embarazo fue interrumpido por equivocación en un hospital francés perdió su pelea para que la Corte Europea garantice el derecho de los fetos de nacer.

Mujer embarazada
El caso se centró en el derecho del feto a nacer.

La más alta estancia legal de la Unión Europea respecto a los Derechos Humanos decidió que le correspondía a los gobiernos de cada país pronunciarse sobre el tema.

El caso fue llevado ante la Corte Europea de DD.HH. por una francesa de origen vietnamés, Thi-Nho Vo, contra un doctor que, por un error, tuvo que practicarle un aborto.

La querellante quería que el doctor fuera condenado por asesinato en segundo grado alegando que su bebé tenía el derecho legal de vivir.

Derecho a decidir

Los 17 jueces que escucharon los alegatos decidieron que no era posible que la Corte Europea determinara si un feto es una persona, pues sobre eso no hay consenso en los países miembros de la Unión.

Fue obviamente un caso individual trágico pero nos complace que los jueces se negaron a extender el derecho de la vida a un feto
Anne Weyman, de la Asociación de Planificación Familiar Británica

Un veredicto a favor de la querellante habría abierto la posibilidad de que el aborto -e incluso la "píldora de la mañana después" o anticonceptivos de emergencia- se declarara ilegal en Europa.

Thi-Nho Vo ya había acudido a los tribunales franceses pero no había logrado la sentencia que deseaba.

Ella insistía en que la vida su bebé que no nació estaba protegida por el artículo 2 de la Convención Europea de Derechos Humanos, pero la Corte sentenció que un aborto involuntario no constituye asesinato en segundo grado.

Problemas de comunicación

Los eventos que llevaron a sentar un precedente sobre el estatus legal de los fetos sucedieron en 1991, cuando Vo estaba embarazada y no sabía hablar francés.

El mismo día en el que acudió al hospital, otra mujer, Thanh Van Vo, tenía cita para que le sacaran un dispositivo intra-uterino.

No es una decisión sorpresiva, pero si es repugnante. Es moralmente deficiente
Nuala Scarisbrick del grupo anti-aborto Life

La dificultad en la comunicación llevaron a la confusión que resultó en un aborto terapéutico luego de que el ginecólogo Francois Golfier pinchara el saco amniótico al tratar de sacar un dispositivo intra-uterino inexistente.

Golfier fue acusado de homicidio no deliberado, declarado inocente inicialmente, condenado en la apelación a seis meses de prisión y una multa de mil francos.

Cuando el caso llegó a la más alta instancia legal francesa, la sentencia fue anulada en base a que el feto no es un ser humano y, por ende, no está protegido por el derecho penal.



NOTAS RELACIONADAS


VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.


 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen